publicidad

El gobernador de Washington suspende la aplicación de la pena de muerte

El gobernador de Washington suspende la aplicación de la pena de muerte

El gobernador de Washington suspendió la pena de muerte en ese estado, restablecida en 1975 y hay ocho hombres en el llamado corredor de la muerte

WASHINGTON DC - El gobernador de Washington, Jay Inslee, anunció la suspensión de la aplicación de la pena de muerte en ese estado de la costa Oeste, donde el castigo se restableció en 1975 y hay ocho hombres en el llamado "corredor de la muerte".

Con esa decisión, que suma Washington a otros dieciocho estados de EE.UU. donde no se restauró la pena capital en 1976 o donde ha sido abolida, Inslee dijo que espera incorporarse a "una creciente conversación nacional sobre la pena de muerte".

Desde que el Tribunal Supremo de Justicia de EE.UU. restableció la pena de muerte, cinco personas han sido ejecutadas en ese estado, la primera en 1993 y la más reciente en 2010.

Durante una conferencia de prensa, Inslee explicó que durante meses ha estado estudiando los casos de condenas a la pena capital, y ha mantenido conversaciones con familiares de víctimas, con fiscales y policías, y llegó a la conclusión de que "hay demasiadas dudas acerca de este castigo, y demasiadas fallas en el sistema".

Según Inslee, la aplicación de la pena de muerte es incoherente y desigual.

La suspensión ordenada por Inslee -a quien la Constitución del estado también le da la autoridad de perdonar a los condenados- sólo estará en vigor en tanto él continúe siendo gobernador.

"Durante mi mandato no ejecutaremos a nadie", dijo Inslee, elegido en 2012. "Pero nadie sale de prisión tampoco".


publicidad

publicidad
publicidad
Ante el aumento de este tipo de delitos, la autoridades han lanzado una campaña para evitar que los residentes de Arizona sean víctimas.
De acuerdo con la policía, la víctima se vio envuelta en una transacción de drogas que desembocó en una balacera. Tres sospechosos ya fueron detenidos.
La sexóloga Myriam Balbela recomienda usar desensibilizadores, que son anestésicos locales que se pueden usar para no frenar el ritmo de la relación sexual. Aconseja, además, practicar la llamada posición del jinete y sostener más relaciones sexuales.
Una encuesta dirigida por una consultora sobre consumidores de servicios integrales encontró que los empleadores hispanos son más generosos con su plantilla laboral. La investigación también arrojó que los patrones latinos ofrecen más prestaciones laborales.
publicidad