publicidad
Elecciones en Francia

Duro revés a los socialistas en las elecciones municipales en Francia

Duro revés a los socialistas en las elecciones municipales en Francia

El Partido Socialista francés recibió un duro castigo en las elecciones municipales, la primera cita electoral desde la llegada de Hollande a la Presidencia

Elecciones en Francia
Elecciones en Francia

El Partido Socialista se estrella en las municipales, pero conserva París

PARÍS, Francia - El Partido Socialista (PS) francés recibió un duro castigo en las elecciones municipales, la primera cita electoral desde la llegada de François Hollande a la Presidencia, aunque logró conservar el Ayuntamiento de París y la franco-española Anne Hidalgo se convertirá en la primera alcaldesa de la capital.

Jean-Marc Ayrault, primer ministro -al menos- hasta el inminente cambio de Gobierno que se espera anuncie mañana Hollande, dio cuenta de esa derrota con una lectura en clave nacional, motivada por las "reformas sin precedentes" de sus dos años de Gobierno, que requieren "coraje" antes de que "den sus frutos".

publicidad

"El mensaje es claro. Debe ser plenamente entendido", dijo Ayrault, quien asumió su parte de culpa en una "responsabilidad colectiva" marcada por el "significativo desafecto" de quienes dieron su voto a los socialistas en las elecciones presidenciales y legislativas de 2012.

Los comicios municipales, celebrados a dos vueltas hoy y el pasado domingo y marcados por una abstención histórica de cerca del 38,5 %, han arrojado un balance muy favorable para el centroderecha, que recupera el terreno perdido en 2008, y un resultado histórico para el ultraderechista Frente Nacional (FN).

El centroderecha habría conseguido el 45,1 por ciento de los votos, la izquierda el 40,5 %, la extrema derecha el 6,85 y la extrema izquierda el 0,06 %, según los resultados del Ministerio del Interior, aún no definitivos.

Diez ciudades de más de 100.000 habitantes pasarán de la izquierda a la derecha, al igual que 40 municipios de 30.000 a 100.000 residentes. Además, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), primer partido de la oposición y aliado en las urnas con los centristas del MoDem y del UDI, logró arrebatarle al PS 105 localidades de más de 9.000 censados.

Los conservadores mantienen el poder en Marsella, segunda ciudad del país, y se impusieron en municipios como Angers o Quimper (oeste del país), Saint-Etienne (este), Angers y (sur), Reims (norte) o Toulouse (sur).

publicidad

El presidente de ese partido, Jean-François Copé, aseguró que los resultados representan "una gran sanción para la izquierda" y exigió al Gobierno un cambio en la política fiscal, educativa y penal.

Las estimaciones, a falta de resultados oficiales, también preconizan un buen resultado para el partido de lidera Marine Le Pen, que no controlaba ninguno de los 36.600 municipios de Francia, y cuenta con imponerse hasta en quince ayuntamientos.

Los candidatos de la extrema derecha regirán, al menos, las alcaldías de Béziers y Fréjus (sur), Hayange (noreste), Beaucaire y Villers-Cotterêt (norte), que se suman al feudo del partido en la cuenca minera de Hénin-Beaumont (norte), consolidada ya en la primera vuelta. Además, el FN logró la victoria parcial en un barrio de Marsella de 150.000 habitantes.

"Desde ahora habrá que contar con una tercera gran fuerza política en nuestro país", declaró Le Pen en el plató de "France 2", donde anunció que el FN aspira a conseguir 1.200 concejales, lo que supone un espléndido trampolín para ese partido antieuropeista de cara a las elecciones al Parlamento Europeo (PE) del próximo 25 de mayo.

El Partido Socialista, que encajó un revés histórico, salvó el honor al conservar la alcaldía de París, que controla desde hace trece años y donde Hidalgo confirmó su condición de favorita al imponerse con el 54,5 % de los votos, frente a Nathalie Kosciusko-Morizet, exministra de Nicolas Sarkozy.

publicidad

Además, el PS revalidó inesperadamente en Estrasburgo (noreste), y logró conquistar Aviñón (sur), que podía bascular hacia el Frente Nacional.

Pero su derrota global PS fue mayúscula, quizá la más amplia de su historia democrática en las municipales, a falta de resultados definitivos.

Una de las localidades que mejor ilustran el golpe encajado por los socialistas es Pau, municipio del sur del país donde que el PS había gobernado durante los últimos 43 años y que tendrá como nuevo alcalde a François Bayrou, presidente del partido centrista MoDem.

La impopularidad de Hollande, el jefe del Estado menos apreciado desde la fundación de la V República en 1958, el estancamiento de la economía, el avance del paro y el reciente giro neoliberal del presidente, que le acercan a los postulados de Bruselas y alejan de los votantes de izquierda, son algunos de los responsables del resultado electoral.

Ségolène Royal, exministra, excandidata presidencial y expareja de Hollande declaró en el plató de "France 2" que la votación "es una advertencia muy seria que hay que tomar en cuenta".

"Hay que cambiar de ritmo", dijo Royal.

Hollande está abocado a una remodelación de Gobierno por el revés electoral

El presidente François Hollande, prepara, abocado por el revés electoral, una remodelación de su Gobierno, en la que la principal incógnita es si cambiará al primer ministro, Jean-Marc Ayrault, por el titular de Interior, Manuel Valls.

publicidad

A falta de una confirmación oficial, los medios de comunicación dan por hecho que va a hacer oficiales sus anuncios con ocasión de una intervención en el informativo televisivo de máxima audiencia, a las 20.00 locales (18.00 GMT).

Por la mañana, el jefe del Estado socialista recibió durante más de hora y media a Ayrault, quien anoche admitió que la elección municipal era "una derrota para el Gobierno y para la mayoría", y dijo que asumiría "toda la parte de (su) responsabilidad", aunque no ha dado pistas sobre si presentará su dimisión.

Hollande estuvo a continuación con Valls, que aparece como el favorito para el puesto de primer ministro.

En paralelo, Ayrault se entrevistó con el primer secretario del Partido Socialista (PS), Harlem Désir, para analizar el sentir de una formación que ayer salió sonada de la segunda vuelta de las municipales, tras la que va a tener que asumir la pérdida por parte de la izquierda y en favor de la derecha de las alcaldías de más de 150 ciudades de más de 9.000 habitantes.

Desde el PS, algunas de las voces más conocidas del ala izquierda, como la diputada Marie-Noelle Lienneman, reclamaron a Hollande abandonar el llamado "pacto de responsabilidad" para una reducción masiva de las cotizaciones sociales de las empresas, que debe formalizarse en las próximas semanas, y que ese paso vaya acompañado de un plan de disminución del gasto público de 50.000 millones.

publicidad

En una línea similar, el jefe del grupo en el Senado de los ecologistas, Jean-Vincent Placé, advirtió de que su grupo no votará ese pacto tal y como está concebido, y reclamó como Lienneman medidas en favor del poder adquisitivo.

Desde la oposición de derechas, la gran ganadora de los comicios municipales, el presidente de la Unión por una Mayoría Popular (UMP), Jean-François Copé, instó al jefe del Estado a "hablar rápidamente", porque "los franceses no entenderían que permaneciera silencioso después de una desautorización tan fuerte".

"Hay que cambiar de política, probablemente también de Gobierno", señaló en una entrevista a la cadena "BFM TV".

La UMP y sus aliados han conseguido conquistar una decena de las grandes ciudades de más de 100.000 habitantes, en particular Toulouse, Saint-Etienne, Reims, Caen, Tours, Angers, Amiens o Limoges, que había sido gobernada por la izquierda desde 1912.

Entre esas grandes urbes, la izquierda logró salvar los muebles sobre todo en París, que tendrá como alcaldesa a la socialista franco-española Anne Hidalgo, pero también en Lyon, Estrasburgo y Nantes.

Otro elemento significativo del panorama municipal que dejan los comicios es cómo emerge el ultraderechista Frente Nacional (FN), que estará al frente de una docena de ayuntamientos en todo el país, el mayor el del distrito siete de Marsella, con una población de unas 150.000 personas.

publicidad

Su segunda mayor conquista es Béziers (70.000 habitantes), aunque la mayor parte de los concejales de la lista ganadora no tengan carné del FN, empezando por el futuro alcalde, Robert Ménard, que no es otro que el fundador de Reporteros sin Fronteras.

La presidenta de esa formación, Marine Le Pen, habló hoy de "una victoria histórica" y se vio con alas de cara a los comicios europeos de mayo, donde confía que el suyo sea el primer partido de Francia.

Le Pen reiteró, en una entrevista radio-televisada a "RMC" y "BFM TV", su objetivo de hacer saltar por los aires la Unión Europea, a la que culpa de "infringir un inmenso sufrimiento" a Francia: "Es la única forma de recuperar nuestra soberanía (...) y por tanto nuestra libertad".

publicidad
publicidad
El ejército de salvación de la ciudad y la fundación Zac llevan a cabo esta actividad para enseñarle a los menores entre 5 y 9 años de edad sobre las medidas de seguridad que se deben tener a la hora de entrar en contacto con el agua. Para esto ofrecen clases de natación y jornadas didácticas.
El dominicano Miguel Feliz permanece hospitalizado en la unidad de quemados del hospital Saint Barnabas en Livingston, Nueva Jersey. El hombre sufrió quemaduras en el 30 % de su cuerpo tras una persecución policial dejó dos autos accidentados.
La abogada de inmigración, Carolina Antonini, explica que sí puede pagar la fianza, pero señala que antes hay que asesorarse por un abogado; ya que en ciertos casos podría resultar poco favorable.
El vocero del Departamento de Salud de Houston, Porfirio Villareal, aseguró que el programa brinda asesoría de enfermeras, quienes visitan los hogares de las mujeres y adolescentes embarazadas para darles apoyo y consejos sobre crianza. Todo esto de manera gratuita.
publicidad