publicidad

Diferentes actitudes, el mismo objetivo

Diferentes actitudes, el mismo objetivo

Desde el delicado tema del patriotismo a como se comportan en la campaña, Michelle y Cindy evidentemente difieren

Desde el delicado tema del patriotismo a la forma como se comportan en la campaña presidencial, Michelle y Cindy evidentemente difieren de manera pronunciada.La esposa del senador Obama participa activamente en actos proselitistas con fieros discursos que exaltan la figura de su marido. Cindy McCain infaliblemente acompaña al senador por Arizona en todas sus apariciones públicas, sonríe cordialmente, pero pocas veces habla. La excepción ocurrió hace algunos meses cuando afirmó enfáticamente: "me he sentido orgullosa de mi país durante toda mi vida". Fue obvio que Cindy deseaba contrastar su confesión de irrestricto patriotismo con la declaración anterior de Michelle de que por primera vez en su vida adulta se sentía orgullosa de Estados Unidos. La razón para ese orgullo era que su esposo tenía el expedito para ser el candidato del Partido Democrático a la Casa Blanca.Michelle, educada en las exclusivas universidades de Princeton y Harvard, trató de enmendar lo que había dicho, pero su afirmación proporcionó abundantes municiones para quienes se oponen a las aspiraciones presidenciales de su marido.Mientras los republicanos y algunos comentaristas mostraban ultraje por la afirmación de Michelle, Cindy McCain tampoco escapaba a una controversia casi de tonos divertidos en las secciones de chismes de la prensa. Fue acusada de que sus recetas de cocina no eran totalmente originales.Michelle LaVaughn Robinson nació el 17 de enero de 1964 en el sur de Chicago, hija de Frasier Robinson, trabajador en el servicio de agua potable de la ciudad y un ferviente militante demócrata que murió en 1990. Su madre, Marian Robinson, era secretaria.Después de graduarse con honores en Princeton, obtuvo su título de abogado en Harvard. Su último y bien remunerado empleo (casi 300.000 dólares al año) ha sido con el Hospital de la Universidad de Chicago, del cual se ha ausentado con permiso durante la campaña presidencial de su esposo. En el año 2006 la pareja declaró haber tenido ingresos financieros de 991.296 dólares. En Princeton y Harvard Michelle realizó activas campañas exigiendo que las universidades contrataran a más profesores representantes de las minorías étnicas.Cindy Lou Hensley, nació el 20 de mayo de 1954 en Phoenix, Arizona, hija de James Hensley y Marguerite "Smitty" Jonson. Su padre fundó una de las mayores empresas distribuidoras de la cerveza Anheuser-Bush en Estados Unidos, de la cual es ahora dueña la esposa del senador McCain. Su fortuna se calcula en unos 100 millones de dólares.Los opositores de McCain en la actual campaña atacan a su esposa, acusándola de haber tenido un problema de drogas, pero sin explicar las circunstancias de ello. En 1989, Cindy tuvo una adicción a los calmantes Percocet y Vicodin, basados en opio, que ella ingería para combatir dolores causados por discos rotos en la espina dorsal, para lo cual requirió dos operaciones. Tuvo que someterse a tratamientos para poner fin a los tres años en que había tomado las píldoras.Cindy se graduó en artes en la Universidad del Sur de California. Poco después declinó participar en los negocios familiares y se dedicó a la educación, especializándose en ayudar a niños con el síndrome de Down. Desde entonces fundó una entidad sin fines de lucro llamada American Voluntary Medical Team dedicada a ayudar a regiones del Tercer Mundo afectadas por desastres naturales.A Cindy, quien es la segunda esposa de McCain, no le gusta hablar de sus obras de caridad. Durante el primer intento de su esposo a la presidencia en el año 2000, la campaña de su opositor republicano, el actual presidente George W. Bush, hizo correr el rumor, e incluso publicó una fotografía, de que el senador tenía una hija de raza negra, fuera del matrimonio. En verdad, Cindy había adoptado a la niña durante uno de sus viajes filantrópicos a Africa. "Bridget me adoptó a mi", dice ahora la señora McCain, quien tiene una hija y dos hijos con el senador, además de la niña adoptada.Ahora una de estas dos mujeres, de orígenes y actitudes diferentes en la vida tienen un objetivo común: ayudar a sus esposos a ganar las elecciones de noviembre y mudarse en enero a la Casa Blanca. Sólo una de ellas podrá hacerlo.Nota: Herman Beals tiene una carrera de más de medio siglo de periodista. Trabajó en UPI como editor para América Latina en Nueva York y Washington; para la AP en Nueva York y para Reuters en Washington y Miami. Por un breve tiempo fue corresponsal de Reuters en La Habana. Terminó trabajando para Newsweek en Miami, actualmente escribe artículos para diversas publicaciones.

publicidad


publicidad
publicidad
Julian Nabozini y Stella Paulini invitan a los residentes a disfrutar de un delicioso desayuno en el Food City de Avenida 7 y Southern Phoenix.
Este 21 de noviembre se conmemora el uso registrado de este ingrediente en postres, galletas y otros productos.
Otras noticias #EnUnMinutoHouston: El gobierno de Trump pide a la Corte Suprema que acepte la nueva versión del veto migratorio para algunos países.
Los cuerpos de James Gibson y Rosa Rubio fueron encontrados sin vida este lunes. SE presume que Gibson disparó a Rubio antes de quitarse la vida.
publicidad