publicidad
Miami
1 de 23
Publicidad

Mientras el gobierno de EE.UU. volvió a pedir a Cuba la liberación del contratista estadounidense Alan Gross durante la ronda de diálogo migratorio que tuvo lugar el jueves, en una sesión que se cerró sin aparentes avances, los cubanos trataban de llegar a las oficinas de la Sección de Intereses en La Habana, con la esperanza de conseguir una visa. "La delegación estadounidense reiteró su llamado a la liberación de Alan Gross, que fue arrestado por las autoridades cubanas el 3 de diciembre de 2009 y más tarde sentenciado a 15 años en prisión", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en un comunicado. El diálogo migratorio es uno de los intercambios políticos más importantes que sostienen ambos países, sin relaciones diplomáticas desde 1962. La segunda ronda celebrada ayer estuvo centrada en asuntos como "la cooperación (bilateral) en aviación de seguridad, búsqueda y rescate y fraude de documentos consulares", según Psaki. "La delegación estadounidense subrayó las áreas donde ha habido cooperación exitosa, en materia de migración, en cuanto al intercambio de información sobre la prohibición de inmigrantes indocumentados y a la hora de clarificar aspectos de los recientes cambios de Cuba en política migratoria". Al igual que en la reunión de julio de 2013, la delegación cubana en el diálogo estuvo encabezada por la directora del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal; y la estadounidense por el subsecretario de Estado adjunto de EEUU para Latinoamérica, Alex Lee.

Por:
Publicado: 10 Jan | 03:01 PM EST
publicidad