publicidad
Roberto Mariscal, de 17 años, durante una de sus visitas a EEUU.

Mexicano expulsado de EEUU por una broma de celular con su abuela dice que fue coaccionado

Mexicano expulsado de EEUU por una broma de celular con su abuela dice que fue coaccionado

Lo que empezó con una broma sobre sus planes de viaje terminó en horas de interrogatorios en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) donde Roberto Mariscal dijo que fue presionado para declarar que venía a trabajar sin permiso.

A joven viajero mexicano le negaron la entrada a EEUU luego de revisarle su celular Univision

LOS ÁNGELES, California.- Roberto Mariscal tenía 16 años y un mes de vacaciones escolares por delante cuando el pasado 7 de diciembre se subió a un avión en Guadalajara (México) rumbo al sur de California para celebrar las Navidades con sus parientes en EEUU. Tenía una visa en vigor y era la cuarta vez que iba a entrar en el país, pero todo se truncó cuando aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX).

Una broma en unos mensajes de texto con su abuela, en los que ella le sugería que hiciera algo productivo con su tiempo durante sus semanas en EEUU, fue el principio de la pesadilla que viviría durante las horas siguientes este menor, quien, según contó en una entrevista con Univision Noticias, fue interrogado por los agentes fronterizos hasta que no pudo más y accedió a firmar un documento en el que decía que venía al país a trabajar sin permiso.

Roberto Mariscal en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles durante u...
Roberto Mariscal en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles durante una de sus visitas a Estados Unidos.

“Yo me sentía mal. Tenía ganas de llorar", aseguró Mariscal, quien ahora tiene 17 años, en conversación telefónica desde Guadalajara.

Según sus palabras, los oficiales aduaneros le llegaron a amenazar con ir a prisión si no "decía la verdad".

De acuerdo con la versión del joven, tras tomar tierra en LAX llegó al punto de control de pasaportes y allí la agente -tras las preguntas de rutina sobre el propósito de su viaje- le pidió su celular para inspeccionarlo.

La funcionaria encontró unos textos que él había intercambiado con su abuela materna, Margarita Soto Juárez. El joven dice que en los mensajes la mujer le insistía entre bromas para que trabajara en algo ya que iba a pasar bastantes días en EEUU. La oficial entendió que ese era el motivo real de su viaje. Entrar al país para trabajar ilegalmente, según explicó Mariscal.

publicidad

El negó la acusación y fue pasado a una segunda zona de revisión, donde fue interrogado por otra persona varias veces durante horas hasta que lograron sacarle la respuesta que querían escuchar, relató el mexicano.

Estaba harto. Estaba cansado. Tenía sueño”, admitió el adolescente, quien para entonces había permanecido en manos de aduanas por al menos ocho horas.

“Fue tanta la presión que yo sentí, que les dije que sí iba a trabajar. Ya me quería ir de allí”, agregó.


El joven dice que no tuvo la opción de comunicarse con sus parientes durante la jornada que pasó retenido y solo le ofrecieron agua y una sopa de fideos. La familia fue notificada sobre su situación varias horas después, según señaló Victoria Arvizu, su madre.

Tanto Mariscal como sus parientes en México y EEUU -residentes legales- rechazan que el joven viajara para obtener un empleo sin permiso.

Univision Noticias pidió a la familia una copia de los mensajes, pero ya habían sido borrados, según explicó Victoria Arvizu, la madre del adolescente.

CBP: "No hubo nada inusual"

"El viajero admitió bajo juramento que venía a trabajar a Estados Unidos, lo que constituye una violación de la ley de inmigración y los términos de su visa de turista, y por consiguiente se le niega la entrada al país", declaró el vocero de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Jaime Ruiz, a Univision.

publicidad

Ruiz insiste en que "no hubo nada inusual" en este caso -que ocurrió cuando Barack Obama era aún el presidente de EEUU- y aseguró que si los viajeros que tengan queja del trato recibido en frontera pueden reclamar a un superior o reclamar en la página web de CBP.

Relacionado
Ali Vayeghan, un iraní con visa válida que fue expulsado de regreso a Du...
Reciben como héroe al primer expulsado que retorna a EEUU tras el veto de Trump a siete países
Una jueza federal falló el domingo a favor del retorno del iraní, quien fue enviado de vuelta a Oriente Medio el viernes pasado por las nuevas medidas migratorias. Este hombre había esperado durante 12 años a que le otorgaran una visa de inmigrante.

Respecto a las horas que el menor pasó sin comunicarse con su familia, el portavoz de CBP dijo que solo se permiten llamadas telefónicas una vez que se completa el trámite.

“Yo no hice nada y el trato que me dieron no es justo”, protestó el joven mexicano.

A la media noche –luego de que le tomaran fotos, huellas dactilares y firmara una declaración – Mariscal abordó un vuelo que lo llevó de regreso a México donde lo esperaban ansiosamente sus padres.

Este viajero vio su visa revocada, pero su familia contó que fueron hasta las oficinas consulares de EEUU en Guadalajara donde tras escuchar lo sucedido le volvieron a tramitar un nuevo documento para que pueda regresar a California.

Roberto Mariscal tiene pensado viajar de nuevo a EEUU en julio, aunque en esta ocasión está valorando cruzar por Tijuana para evitar verse las caras con los funcionarios de LAX.

Muros fronterizos: La vieja idea que hoy separa a muchos países y que no inventó Donald Trump (FOTOS)
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad