publicidad
La cantante ofreció 14.5 millones de dólares por la propiedad.

Katy Perry, a un paso de comprar su ansiado convento

Katy Perry, a un paso de comprar su ansiado convento

La cantante Katy Perry está cerca de cerrar la compra de un convento en Los Ángeles por 14.5 millones de dólares y a pesar de la oposición de las monjas que allí vivían, que creen que es "un pecado" que la propiedad caiga en manos de la estrella del pop.

La Corte Suprema de Los Ángeles allanó el camino a la cantante Katy Perry para que pueda comprar un antiguo convento en Los Feliz por 14.5 millones de dólares tras cancelar este miércoles un contrato firmado por las monjas que habitaron el lugar con una empresa que también se interesó por la propiedad.

La intérprete de "Firework" ha estado tratando de aquirir el inmueble desde principios de 2015, cuando logró la autorización de la Arquidiócesis de Los Ángeles para hacer suyo ese enclave religioso en el que solían vivir cinco hermanas del Inmaculado Corazón de María.

"Sería un pecado vendérselo a ella. Katy Perry representa todo en lo que no creemos", dijo a la prensa Catherine Rose Holzman, quien junto con su compañera religiosa Rita Callahan, decidieron ignorar el acuerdo al que habían llegado la artista y el arzobispo y tramitar el traspaso a la empresaria Dana Hollister, quien les ofreció 15.5 millones de dólares.

La decisión de las religiosas fue criticada por la arquidiócesis que negó que las religiosas tuvieran permiso para hacer negocios inmobiliarios con propiedades de la iglesia sin el consentimiento del arzobispo. Las monjas, sin embargo, entendieron que el convento era parte de su patrimonio al estar listado como inmueble de su orden religiosa.

Tras casi un año de lucha legal, la jueza Stephanie Bowick anunció su decisión de cancelar el trato que hicieron las monjas con Hollister. Despejado ese obstáculo, el representante legal de la autora de “Roar“, Eric Rowen, dijo que espera que la venta pueda cerrarse pronto.

publicidad

Rowen y el abogado de la Arquidiócesis de Los Ángeles, Michael Hennigan, explicaron que aún tienen quejas pendientes en contra de Hollister, que creen que se aprovechó de la situación para forzar una venta a su favor. Se verán las caras en los tribunales en mayo de 2017.

“El bienestar de las cinco hermanas siempre ha sido nuestro principal interés. La arquidiócesis fue obligada a tomar acciones legales para proteger a las hermanas para que Dana Hollister no tomara ventaja de ellas con la transacción. Ell tomó posesión inapropiadamente del inmueble por 44,000 dólares en efectivo y una nota de pagaré“, precisa un comunicado de la arquidiócesis.

El acuerdo con Perry fue por 10 millones de dólares en efectivo y la adquisición de otra vivienda para las hermanas que tendrá un valor de 4.5 millones de dólares, dio a conocer la arquidiócesis.

El abogado de Hollister dijo que revisarán el fallo antes de dar a conocer qué acciones podría tomar la empresaria en el caso, inclusive un amparo.

Lea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad