La Mesa

Anahin, una vida de lucha y aventuras

Transcripción del Video

ANAHIN, UN SUREÑO CUYA LUCHA DE

VICTORIA ME DEÓ ASOMBRADO, LA

VIDA DE ANAHINEN NUESTRA MESA.

LÓN: ÓMO TE LLAMAS?

ANAHIN.

LÓN: CÉNTAME DE DONDE ERES?

ANAHIN: SOY DE EL SALVADOR.

LÓN: QÉ HACES?

CÉNTAME DE TU PADRES.

ANAHIN: HAGO DE TODO, MI

HISTORIA ES MUY TRISTE, EN LOS

VERANOS QUE LA ES MUY DURA

COÍAMOS TORTILLA CON LIÓN Y

SAL.

LÓN: QÉ LE HACE LA POBREZA

UN NIÑO?

ANAHIN: LO DESTRUYE TOTALMENTE,

VIVE PESADILLA EN SU VIDA, TODA

SU VIDA. SE LO DIGO POR MI

EXPERIENCIA, NUNCA TUVE UN

JUGUETE, A LOS 15 AÑOS ME PUSE

EL PRIMER PAR DE ZAPATOS Y ERAN

DE HULE.

MI MAÁ ME HAÍAN LOS

CUADERNOS OLIVEROS DE HOJAS

GRANDES, LA DOBLABA Y LAS

COÍA. Y ELLA ME HAÍA LOS

CUADERNOS PARA LA ESCUELA.

LÓN: ESO NUNCA SE TE HA

OLVIDADO.

ANAHIN: NO, ESO ES IMBORRABLE,

ES UN TATUAJE EN TU VIDA. TE

VAS HACIENDO VIEJO Y NO

CONSIGUES LO QUE QUIERES, TUS

SUEÑOS SE VAN HACIENDO HUMO.

LÓN: CUAL FUE MOMENTO EN QUE

DIJISTE YO ME VOY PARA ALÁ?

ANAHIN: YO ME VINE EN EL 99

CUANDO PASO EL HURAÁN MITCH.

LA GENTE POBRE COMO YO

HAÍAMOS CASITA A LA ORILLA DE

LOS ÍOS. Y ESE NOS LLEÓ TODO,

YO TEÍA UN PRIMO, VAGO QUE

ANDUVO ALÁ Y ME DIJO

VOLÁMONOS PARA ESTADOS UNIDOS.

Í VAMOS A PAGAR AQÍ VAMOS A

PAGAR POR ALÁ A VER QÉ PASA.

Y AÍ NOS VINIMOS.

ENTONCES LLEGÉ A LOS ANGELES

SIN CONOCER A NADIE, DURMIENDO

EN CARTONES, EN EL 2000 LLEGÉ.

LÓN: CUANDO PIENSAS HOY EN TUS

PADRES, EN ESTE MOMENTO, EN TU

VIDA, QUE TE DICE EL CORAÓN?

ANAHIN: 1 MILÓN DE COSAS, ME

HUBIERA GUSTADO HABER ALCANZADO

LO QUE YO SUEÑO PERO

TENÉNDOLOS TODAÍA ELLOS, Y

HABERLE DADO LO QUE TAL VEZ

DESEABAN EN SU VIDA.

TENER UNA CASA DONDE VIVIR.

COMIDA TODOS LOS ÍAS.

ROPA.

YO FUI ELÚLTIMO DE SUS HIJOS,

Y FUI EL ÁS VAGO, EL ÁS

TRAVIESO Y ADEÁS DE TODO.

ENTONCES ELLOS MIRABAN EN MI,

ME LO DEÍAN MI HIJO, Ú VAS A

LLEGAR MUY LEJOS.

PERO EN QÉ FORMA, ME VINE TAN

LEJOS QUE NO LO VOLÍ A VER.

ESO ME TRAE A MI TRISTEZA.

EN PARTE, EL SUEÑO AMERICANO

TE COBRA MUY CARO. PORQUE NO

VUELVES A VER A TUS PADRES NI A

TUS HERMANOS. SE PAGA UN PRECIO

POR ESTAR AQÍ.

Por: Univision
publicado: Feb 10, 2016 | 09:21 PM EST
Este aventurero hondureño de 42 años ha enfrentado pobreza y adversidades desde la infancia.
publicidad