Univision.com  > La Huella Digital

Cesar Chavez

Héroe latino

Robert F. Kennedy lo llamó “una de las figuras heroicas de nuestro tiempo”. Martin Luther King se refirió a él como su “hermano en la lucha por la igualdad”. Bill Clinton dijo que había sido “un Moisés para su pueblo”. Y Barack Obama honró su memoria por “haberle dado voz a las personas sin voz”.

En agosto de 1988, después de 36 días de ayuno en busca de justicia para los trabajadores del campo en su natal California, y cuando sus fuerzas se agotaban, fue reemplazado por figuras como Martin Sheen, Edward James Olmos, Emilio Estevez, Carly Simon y Whoopi Goldberg.

César Chávez es una figura emblemática de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos (en particular por los derechos de los campesinos inmigrantes de origen hispano), y como tal ha recibido el reconocimiento de todos los sectores de la sociedad americana.

César Chávez en el año 1974.

Chávez nació el 31 de marzo de 1927 cerca de Yuma, en Arizona. Pero el escenario de sus luchas sería el valle central de California, principal centro de producción de uvas de mesa en el país. Allí conoció a quienes serían sus mentores y allí fundó la Unión de Trabajadores del Campo (UFW por sus siglas en inglés).

En 1962, cuando se fundó la Unión, el número de trabajadores afiliados era insignificante y su poder era mínimo. Ocho años después, los cultivadores de uva tuvieron que aceptar los contratos diseñados por la Unión, y el número de miembros superaba los 50,000.

Pocos líderes civiles han logrado tanto en tan poco tiempo. Chávez pudo hacerlo no sólo por su carisma, exaltado por todos aquellos que le conocieron y trabajaron con él, sino por su tácticas no violentas –heredadas del líder indio Mahatma Gandhi- y su extraordinaria capacidad de liderazgo.

Los ayunos, o huelgas de hambre, para llamar la atención de la sociedad sobre la justeza de sus reclamos, fueron una de sus armas preferidas. En 1968 resistió 25 días bebiendo tan solo agua. En 1974 realizó otra huelga de 24 días. Y lo mismo hizo en 1988, durante 36 días.

El "Sí se puede" de la Unión de Trabajadores del Campo, UFW, se convirtió en uno de los gritos de batalla más conocidos y más utilizados en la política de Estados Unidos.

“El ayuno –dijo alguna vez- es una sentida oración para la purificación y el fortalecimiento de todos los que trabajan a mi lado en el movimiento campesino”. Los ayunos de Chávez concentraron la atención del país en los problemas de los trabajadores del campo. En uno de sus ayunos surgió el famoso “Sí se puede” que acompañaría en adelante su movimiento.

Pero pocos actos tuvieron un poder tan simbólico y grande como el de la marcha de 340 millas entre Delano, centro de operaciones de la UFW, y Sacramento, la capital del estado de California, realizada en el año 1966. Fue el comienzo de La Causa, un movimiento que contó con gran apoyo popular.

La otra herramienta utilizada por Chávez fue el boicot. En numerosas ocasiones –en algunas con un gran impacto- la UFW hizo llamamientos a los ciudadanos de Estados Unidos a apoyar su causa mediante un boicot a las tiendas y supermercados que distribuían las uvas de mesa de California.

Hasta su muerte, el 23 de abril de 1993, también cerca de Yuma, en Arizona, Chávez mantuvo intacto su activismo. Y lo hizo apoyado por muchas personas, comenzando por su esposa, Helen Fabela, quien no solo estuvo siempre a su lado, sino que lo apoyó en todas sus causas.

Diego Luna habla sobre César Chávez.

Chávez conocía a Fabela desde el highschool, y se casó con ella en 1948, después de pasar dos años en la Marina. Los recién casados se establecieron en Delano, en el centro de California, y tuvieron ocho hijos.

Pero Fabela no fue la única mujer importante en la vida de Chávez. También lo fue Dolores Huerta. Nacida el 10 de abril de 1930 en Dawson, Nuevo México, Huerta, como Chávez, se destacó desde muy joven por su defensa de los trabajadores del campo.

En 1960, Huerta fundó la Asociación de Trabajadores Agrícolas, y en 1962 cofundó, con Chávez, la Asociación Nacional de Trabajadores del campo, que sería el germen de la Unión de Trabajadores del Campo, una de las organizaciones laborales más exitosas de la segunda parte del Siglo 20 en Estados unidos.

Chávez dejó un legado que todos aprecian hoy en día. Múltiples avenidas, parques y edificios, en aquellos estados en los que más influyó con sus acciones, llevan el nombre de César Chávez, y su cuerpo reposa hoy en un bello monumento, en un centro con su nombre visitado anualmente por miles de turistas.

El presidente Barack Obama con Dolores Huerta en el monumento a César Chávez.

El año pasado, el presidente Barack Obama declaró el 31 de marzo como el día de César Chávez, y existe una campaña de recolección de firmas para que se declare ese día un feriado nacional, como tributo a su compromiso con la justicia y la dignidad del ser humano en general.