Univision.com  > La Huella Digital

Estado Critico

¡Vamos a California!

Luis tenía una última y necesaria parada en su viaje: California. El estado “dorado” ha sido en muchas formas el de mayor éxito hasta el momento en la aplicación de la Ley de Cuidado de Salud. Pero también es visto como el barómetro de si la ley puede funcionar. El estado ha acogido plenamente la Ley, pero también es hogar para la mayor población de personas sin seguro del país, de la que aproximadamente 60% son latinos. Tan sólo en California, más de dos millones de latinos no tienen seguro. ¿Será suficiente la voluntad política para reducir esos números?

Estoy inspirado aquí...es como un ambiente totalmente diferente. -Luis

La primera parada de Luis fue en el Centro de Salud St. John’s en Los Angeles, donde pudo comprobar los rumores. Como el resto de los centros de salud en el estado, St. John’s recibió financiación a través del ACA para expandir sus facilidades y mejorar la atención. Tan sólo en Los Angeles, más de 12.1 millones de dólares fueron asignados para ayudar la expansión de 18 clínicas.

Pero el espacio físico de las clínicas no es la única preocupación. Dotar a los centros médicos con personal, particularmente de habla hispana, ha sido un desafío durante décadas. Esto se hizo evidente al viajar al centro del estado, conocido como “la ensaladera” de América, donde las extensas tierras agrarias son trabajadas en su mayoría por inmigrantes oriundos de países de habla hispana. Sin embargo, los latinos representan tan solo el 4.5% de los médicos en California, donde una de cada diez personas son mexicanas. En algunas partes del Valle Central del estado, el 50% de la población habla español dentro de su hogar.

Salinas, California.

Luis aprendió que además de obtener acceso a cuidado de salud asequible y de calidad, la competencia cultural es otro gran obstáculo para muchos inmigrantes. “Competencia cultural” es el término usado para describir la capacidad de un doctor de comunicarse eficientemente con su paciente. ¿Hablan el mismo idioma? ¿Conocen lo suficiente el historial del paciente, su comunidad y creencias, para diagnosticar y tratarlo?

Muchas cláusulas dentro de la Ley de Cuidado de Salud promueven esta competencia cultural. Precisamente hay varias subvenciones Federales que actualmente buscan fortalecer a través de la enseñanza de idiomas y de diferentes culturas a los proveedores de servicios de salud, para que sus trabajadores comunitarios estén entrenados para atender a las comunidades inmigrantes en todo el país. De igual forma, se están otorgando becas para estudiantes de bajos recursos que se comprometan a trabajar como proveedores de cuidado primario en áreas sin servicios médicos.

Luis habla con doctores latinos sobre la competencia cultural en el campo de la medicina.

Conoce a dos jóvenes que desean ser doctores con la esperanza de hacer una diferencia en su comunidad ¡Aquí!

Luis conoce cómo Obamacare ayuda a mejorar clínicas comunitarias en California.

A pesar de las buenas intenciones de la Ley de Cuidado de Salud, hay un gran problema que ésta no puede resolver. California es hogar de aproximadamente 3.5 millones de inmigrantes indocumentados, quienes no tienen permitido acceder a cobertura médica en el Mercado de Seguros, ni tampoco recibir subsidios. California posee el mayor número de indocumentados de todos los estados del país; y una de las formas en que el gobierno federal financiará la Ley de Cuidado de Salud es cortándole el presupuesto a las clínicas que ayudan a las personas sin seguro médico. Aún no queda claro si habrá suficiente financiamiento para los indocumentados en California.

Aunque la Ley de Salud no incluye a los indocumentados, el Estado de California sí permite que los receptores de DACA (Programa de Acción Diferida) reciban seguro público del estado, conocido como Medi-Cal. Esto les ofrece acceso a seguro de salud a alrededor de 125,000 jóvenes californianos.

Ese es el caso de Francisco, un joven de alrededor de veinte años quien ha vivido en el norte de California la mayor parte de su vida. Hace varios años, Francisco fue diagnosticado con leucemia. Por años ha improvisado acuerdos con médicos para hacerles pequeños pagos mensuales por su tratamiento, pero ya tiene una deuda de aproximadamente 800,000 dólares. Está en el proceso de aplicar por el estatus DACA; si es aceptado, sería elegible para recibir cobertura de Medi-Cal y su cuidado podría ser muy asequible o quizás hasta gratuito.

Mira la historia de Francisco ¡Aquí!

Aprende más sobre cómo aplicar a la Ley de Salud y/o al Medi-cal ¡Aquí!

Luis empieza a cambiar su salud con más ejercicio.
Finalmente, es nuestra responsabilidad cuidar nuestra salud. -Luis

Llevándose consigo todas sus experiencias y sintiéndose inspirado, Luis volvió a Texas. Su travesía por el país no sólo le ayudó a abrir los ojos y cambiar su percepción sobre el estado del acceso a la cobertura médica en otros estados, sino también a tener conciencia y responsabilidad con su propia salud. Antes de su regreso, decidió someterse a un examen físico realizado en una clínica comunitaria en California. Esto resultó en una gran revelación para él, pues se enteró de que es obeso. Luis siempre ha estado preocupado por la salud de su padre y de su madre, pero nunca se había interesado en sí mismo.

Luis dice aspirar que otros Latinos aprendan lo que él aprendió a través de su viaje, que una vida saludable ¡sí es posible! Aunque tenemos barreras, pero poco a poco las iremos derribando.

¡Mira los comentarios de Luis sobre la creación del documental!

¿Qué hago ahora?

Textos: Jocelyn Rios, Fabian Molina, Anna Maria Barry Jester, Monica Isola, Juan Cooper. Producción y edición de videos: Rene O. Rabelo, Jocelyn Rios, Laura Prieto. Diseño; ARK INK, Joel Mejia. Programación: Helga Salinas. Dirección de Proyecto: Anna Maria Barry Jester. Gerencia de proyecto: Helga Salinas, José Fernando López