Univision.com  > La Huella Digital

Estado Critico

¿Y la salud mental?

Entre los Latinos, hablar sobre salud mental es todo un tabú. En su siguiente parada, Chicago, Luis conoció a una paisana mexicana, madre de cuatro, quien aprendió de primera mano la dificultad para encontrar tratamiento para los problemas mentales, después de que su hija intentara suicidarse.

Cuando era niña, Patricia Pereda emigró desde Chihuahua, México, hacia El Paso, Texas. De ahí continuó su aventura hacia el norte con una amiga hasta llegar a Illinois, donde se estableció hace veinte años. Allí creó una bonita familia en Little Village, un barrio principalmente mexicano en el área oeste de Chicago, donde actualmente reside. Sus jornadas las divide en un trabajo de medio tiempo como patrullera de un parque escolar y sirviendo como voluntaria en algunas organizaciones comunitarias.

Es muy difícil, porque tú intentas darle lo mejor como madre y no entiendes en donde fallaste. Este problema mental le puede pasar a cualquiera. -Patricia Pereda
Patricia le cuenta a Luis cómo la presión escolar llevó a su hija a padecer de depresión.

Hace unos años, su hija fue becada para asistir a una escuela privada en el norte de Chicago, Patricia estaba emocionada. La niña se veía tan entusiasmada que estaba dispuesta a viajar durante varias horas en autobús todos los días para ir a estudiar. El primer año fue bastante bueno para esta sobresaliente estudiante, pero la presión de mantener el extraordinario nivel de sus calificaciones en el segundo año le comenzó a afectar su comportamiento.

La joven empezó a tener dificultades para levantarse en las mañanas, y pasaba días enteros encerrada en su habitación llorando. Al principio Patricia no notó los típicos síntomas de depresión de su hija. Un día Patricia se dio cuenta de que su hija se había intentado suicidar y comprendió la gravedad del problema. Su primera reacción fue preguntarse qué había hecho mal como madre.

Ahora Patricia asume con mucha seriedad su trabajo de patrullera escolar. Ella sabe que los niños gastan la mayor parte del día en la escuela y puede reconocer los signos de depresión, por eso siempre está alerta para identificar los síntomas en etapas tempranas.

No todas las personas que sufren de problemas mentales pasan por lo mismo. De hecho, hay muchos tipos de enfermedades que afectan de forma distinta el comportamiento, la forma de pensar y el ánimo de la gente. Entre los posibles desórdenes mentales están:

Trastornos de la personalidad

Desórdenes alimenticios

Ansiedad

Trastornos del estado de ánimo

Trastornos psicóticos

Something here too to fill blank

Depresión en niños

Algunas señales de alerta

¿Cómo buscar ayuda?

POR TELÉFONO:

LÍNEA NACIONAL DE PREVENCIÓN DEL SUICIDIO:
1800 273 8255

LÍNEA DE AYUDA PARA MIEMBROS DEL SERVICIO MILITAR Y SUS FAMILIARES:
1800 342 9647

SERVICIOS MÉDICOS DE EMERGENCIA:
911

En Persona

CENTROS COMUNITARIOS ATIENDEN SIN SEGURO MÉDICO Y DE ACUERDO A TUS INGRESOS.

ENCUENTRE UNO AQUÍ (En inglés).

De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, se estima que entre el 13 y el 20 por ciento de los niños estadounidenses se enfrentan a algún tipo de desorden mental durante sus vidas.

Con respecto a la comunidad hispana, el Departamento de Salud y Servicios Humanos encontró que durante el 2011 el índice de intentos de suicidio de niñas entre los 9 y los 12 años fue un 70 por ciento mayor en comparación a las niñas de la raza blanca.

Patricia le cuenta a Luis sobre su experiencia con su hija que sufrió de depresión.

¡Mira la entrevista a fondo con Oscar y Mayra Chacón aquí!

Ciudades como Chicago son de alto riesgo en materia de problemas de salud mental, especialmente en jóvenes. Aunque hay pocos estudios que indiquen la severidad del problema, los jóvenes hispanos deben lidiar con una variedad de situaciones que los hacen más vulnerables, como vivir en comunidades violentas y dividir su tiempo en dos mundos distintos: la intimidad de su familia y la vida pública.

La experta en salud mental Mayra Chacón asegura que “… el impacto de la inmigración y el ‘proceso de aculturación’ muchas veces pasan desapercibidos”.

Con el alto nivel de violencia que vive Chicago, Luis se sorprendió al descubrir que el alcalde Rahm Emanuel decidió en 2012 cerrar 6 de las 12 clínicas mentales que había en la ciudad. ¿Cómo es posible que el cuidado de la salud mental no sea una prioridad en una ciudad donde la violencia es constante? Al menos 412 residentes de Chicago perdieron su vida en hechos violentos el año pasado, eso significa que cientos de madres, padres, abuelos, otros familiares y amigos, sintieron la necesidad de tener un apoyo externo e inclusive de servicios de salud mental con la pérdida de sus seres queridos.

Luis aprende más sobre la diversidad en Chicago en el Acto 2 ¡Descúbrelo aquí!

¿Qué están diciendo nuestros políticos sobre la Reforma de Salud?