Univision.com  > La Huella Digital

Camino a la canonización
 
                             

El camino a la canonización


Prólogo

El camino a la canonización ha ido evolucionando durante siglos. El proceso no puede comenzar hasta que el difunto(a) cumpla cinco años de haber muerto. Esto asegura que la persona haya tenido una reputación santa y duradera entre los fieles. Sin embargo, el Papa Benedicto XIV concedió una excepción para el Papa Juan Pablo II. El mismo Juan Pablo también le hizo una excepción a la Madre Teresa. El proceso fue establecido en el siglo X por el Papa Juan XV. A Juan Pablo II se le atribuyen las reformas de las leyes canónicas en torno al camino a la santidad. El camino a la canonización pasa por varias fases.

Fase previa

Los laicos, que tienen el nombre de 'actores', lanzan una campaña de apoyo al candidato. Se le presenta una petición al obispo local de la diócesis del candidato. El obispo le pide al Papa que inicie una “causa de beatificación y canonización”.

Fase diocesana

Se selecciona un postulador, cuyo deber es organizar y recopilar evidencia y testigos para avanzar la causa. Testimonio de las virtudes del fiel, escritos públicos y privados son recolectados y examinados. Ya iniciada la causa, al candidato se le refiere como “Siervo de Dios”. El postulador presenta las evidencias recolectadas a la Congregación para las Causas de los Santos, la cual está compuesta por teólogos y cardenales.

Fase romana

La congregación continúa indagando y si todo resulta satisfactorio, se imprime el 'positio' --el argumento formal de canonización del candidato--. El 'positio' es sometido al Papa. Si él acepta el reporte, el candidato es declarado “venerable”.

Beatificación

Para ser declarado beato, la Congregación para las Causas de los Santos tiene que verificar un milagro póstumo. Con el rito de beatificación, llevado a cabo bajo la autoridad del Sumo Pontífice, el candidato, ya venerable, es declarado Beato. La beatificación es una concesión de limitada veneración pública --por lo general solo en la diócesis o región en la que el Siervo de Dios vivió--.

Canonización

Para llegar a la canonización se necesita verificar un segundo milagro póstumo. Este milagro debe haber ocurrido después de la beatificación. El beato recibe el título de “santo” en la Iglesia universal y la persona puede ser venerada por todos los fieles.

Texto: José Fernando López, Caridad Tabares. Edición: Matilde Bonifaz. Video: Leonor Suárez, Arlen Fernández, Noticiero Univision. Portada: Joel Mejía. Programación: Caridad Tabares. Patrón de infográfica: DinPattern.com. Gerencia de Proyecto: José Fernando López. Fotos: Getty Images

© 2014 Univision Communications Inc