Univision.com  > La Huella Digital

el chapo

En 2007, el servicio de Guardacostas de Estados Unidos incautó un cargamento de 20 toneladas de cocaína del cartel de Sinaloa a bordo del barco Gatún.

Los tentáculos de El Chapo

Anterior

Por TOMÁS OCAÑA Y CAMILO VARGAS

En más de cuatro décadas, El Chapo Guzmán ha desarrollado una red de operaciones que se asemeja a una enorme transnacional, con operaciones en cinco continentes y ganancias multimillonarias que desafían la imaginación.

El Chapo gerencia la oferta de marihuana, cocaína, heroína y metanfetaminas desde América Latina y controla las grandes rutas de narcotráfico mediante un sistema de franquicias similar al de las grandes corporaciones estadounidenses.

El primer eslabón de la cadena comienza en los laboratorios de fabricación de cocaína en Colombia. En los años 80, mientras trabajaba para la Miguel Ángel Félix Gallardo, Guzmán forjó alianzas con el clan de los Cifuentes Villa, herederos de la ruta de distribución de cocaína que una vez controló Pablo Escobar (ver documentos).

La conexión con los Cifuentes Villa es hoy de vital importancia para el cartel de Sinaloa. Según confirmó Univision, el hombre que aparece al lado de El Chapo en su más reciente fotografía es Hildebrando Cifuentes Villa, el último miembro del clan colombiano que sigue prófugo.

Hildebrando Cifuentes, único miembro del clan que heredó las rutas de Pablo Escobar que sigue prófugo.

“Los Cifuentes Villa se encargaban en Colombia de generar los contactos con el cartel para la comercialización y el envío de la droga hacia México,” explicó el general Ricardo Restrepo, director de Antinarcóticos de la Policía Nacional de Colombia.

Según fuentes miliares, El Chapo se alió también con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que le proveen una parte sustancial de la cocaína que negocia su cartel. “Los mexicanos son los que pagan bien pago esta vaina”, dijo alias Marlon, un ex guerrillero de las FARC que conversó con Univisión.

El Chapo ganó fama en Colombia como “El Rápido” cuando llegó a movilizar hasta diez vuelos diarios de cocaína con rumbo a México, de acuerdo a informes confidenciales de la DEA.

En 2007, El Chapo trató de superar su propio récord. El Servicio de Guardacostas de Estados Unidos, en operación conjunta con los gobiernos de Panamá y México, le incautó un cargamento de 20 toneladas de cocaína con valor de 300 millones, que venían abordo del barco Gatún. Hasta hoy en día es considerado el mayor cargamento incautado en alta mar de la historia.



Es los últimos años, Guzmán ha expandido su área de distribución. Europa es hoy su segundo mercado, después de Estados Unidos, y España es su puerta de entrada.

El año pasado, la Unidad de Droga y Crimen Organizado de la policía española capturó a Jesús Gutiérrez Guzmán, primo hermano y emisario del Chapo, y a tres cómplices solicitados por las autoridades de Estados Unidos. La captura se produjo luego de la incautación de 373 kilogramos del alcaloide en el Puerto de Algeciras, en el sur de España.

Este video exclusivo registra una gigntesca incautación de droga del cartel de Sinaloa en España.

África y Asia no escapan a los tentáculos del cartel. En África, el país clave para sus operaciones es Guinea Bissau, y en Asia, según un informe reciente de la DEA, tiene conexiones con organizaciones tailandesas que le enviaban heroína, marihuana y armas de contrabando.

Es más, las redes se extienden tan lejos como Australia, adonde llega la droga del cartel de Sinaloa en aviones privados que salen de Chicago.

El año pasado, la policía española capturó a Jesús Gutiérrez Guzmán, primo hermano de El Chapo, y a dos personas más.

Lo increíble es que, siendo la cabeza de semejante emporio, el capo siga en libertad. Y eso solo se puede explicar, según el periodista mexicano Jesús Esquivel, por el hecho de que el Chapo se escuda en la enorme corrupción del gobierno mexicano y en su gran poder de intimidación.

En 2006, el general Rolando Eugenio Hidalgo, asignado a la Novena Zona del estado de Sinaloa, tuvo que ser enviado como agregado militar de la Embajada en Moscú, después de dirigir un operativo de vigilancia en la Tuna, a poca distancia del rancho de la madre del capo.

Existen teorías según las cuales los gobiernos mexicanos han abatido y encarcelado a los principales rivales de El Chapo, como el cartel de los Zetas. Un análisis de las detenciones relacionadas con carteles de la droga en México, hecho por la cadena radial estadounidense NPR, muestra que por cada cuatro Zetas, ha caído un miembro del Cartel de Sinaloa.

Según las autoridades, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, están entre las mayores proveedoras de El Chapo.

El gobierno mexicano ha rechazado tales teorías. “Estas acusaciones son totalmente infundadas, falsas. En la mayoría de los casos, refleja una incomprensión de los hechos, el resultado de otros intereses," respondió en su momento el ex presidente Felipe Calderón.

El presidente mexicano mencionó como ejemplo a varios de los grandes capos del Cartel de Sinaloa que ya habían sido arrestados, incluyendo a Vicente "El Mayito" Zambada, hijo del Mayo Zambada, uno de los principales socios de Guzmán.

Pero no es solo el gobierno mexicano el que las rechaza. “El gobierno sí ha atacado mucho más a los Zetas”, dice Mike Vigil, ex director de la División Internacional de la DEA, pero lo ha hecho porque ha sido la organización más peligrosa y violenta.

Algunos expertos sostienen, sin embargo, que el gobierno mexicano no parece dispuesto a llevar a cabo operaciones para dar con el narcotraficante.

El Chapo Guzmán es un amante de la tecnología, y no ahorra ningún esfuerzo a la hora de innovar sus métodos de tráfico.

Según el periodista Jesús Esquivel, de la revista Proceso de México, Calderón alegó una posible violación a la constitución mexicana al oponerse a un plan elaborado por el Pentágono para capturar a El Chapo en un operativo de los Navy Seals en colaboración con la DEA, similar al desplegado para matar a Osama bin Laden.

Y las fuerzas militares fracasaron en capturar al Chapo en 2007, durante su boda con Emma Coronel. “La escolta de El Chapo Guzmán montó cuatrimotos y se desparramaron por toda la sierra,” relató el ex agente Vigil. “Obviamente el Ejército no sabía quién era El Chapo Guzmán, en qué cuatrimoto estaba, solo que se dio la fuga”.

Hay teorías que van incluso más allá. La periodista Anabel Hernández sostiene la existencia de un acuerdo secreto entre la DEA y el Chapo Guzmán para cooperar en la lucha contra los otros carteles mexicanos. “¿No será que el Chapo Guzmán es el narcotraficante más poderoso de todos los tiempos porque lo protege el gobierno más poderoso del mundo?”, pregunta Hernández.

La hipótesis de Hernández se sustenta en la causa judicial radicada en Chicago contra Vicente Zambada Niebla, hijo del socio de El Chapo Guzmán. En ella, los abogados de Zambada Niebla señalan que su cliente fue parte de un acuerdo entre el gobierno de Estados Unidos, a través de sus oficiales, y el Cartel de Sinaloa.

“NO HACEMOS PACTOS CON EL DIABLO” DIJO UN EX AGENTE DE LA DEA SOBRE UN POSIBLE ACUERDO CON EL CHAPO.

El supuesto acuerdo se habría concretado en una reunión entre Vicente Zambada Niebla y dos de los principales agentes de la DEA, con permiso de la Fiscalía General de los Estados Unidos, en el Hotel Sheraton de Ciudad de México en 2008.

La Fiscalía General de Estados Unidos admitió durante el juicio que tuvo lugar en Chicago contra Vicente Zambada Niebla que la reunión sí ocurrió, pero asegura que no hubo ningún acuerdo. “Nosotros no hacemos pactos con el diablo,” dijo Mike Vigil, el ex agente de la DEA.

“La afirmación es ridícula,” dice Robert Bonner, ex director de la DEA entre 1990 y 1993, aunque añade: “Claro que la DEA toma información de un cartel y la usa contra otro cartel.”

Las autoridades sostienen que la búsqueda de El Chapo Guzmán continúa. Pero hay quienes, como Javier Valdez, periodista de Rio Doce, que sostienen que no tiene sentido seguirlo llamando el delincuente más buscado del mundo. “Me provoca cierta risa,” dice Valdez. “Que El chapo es el delincuente más buscado del mundo. ¿Quién lo busca? Nadie lo busca”.

CRÉDITOS

Textos: Gerardo Reyes, Tomás Ocaña, Tifani Roberts, María Antonieta Collins, Casto Ocando, Camilo Vargas. Producción: Margarita Rabín, Ailyn Naranjo. Investigación túneles: Ethan Schrieberg, Maragarita Rabín. Ilustraciones: Armando De Jesús, Roy Villalobos. Imágenes: Univision, DEA, FBI, Departamento de Justicia, Policía Federal de México, PGR-México, Fiscalía General de Panamá, Policía Nacional de España, Getty Images. Videos: Andrés Sánchez, Hugo Ballesteros, Juan Carlos Guzmán, Martín Guzmán, Luis Donadio, Jaime García-Morato. Edición de video: Laura Prieto, Alan Landa. Gerencia de proyecto: José Fernando López, Junelly Rojas. Diseño: ARK INK. Programación: Edmundo Hidalgo, Helga Salinas.

2013 UNIVISION COMMUNICATIONS INC