Univision.com  > La Huella Digital

Un cálculo vital

Anterior Siguiente

Muchos estudiantes no aplican a las universidades más selectivas, simplemente porque creen que no las pueden pagar. Con las ayudas financieras, sin embargo, su costo puede ser inferior al de un college público.

Si un estudiante tiene las cualidades exigidas por las universidades de elite, el costo puede ser el menor de todos los problemas. Harvard cubre todos los costos de los estudiantes cuyas familias ganan menos de 65,000 dólares al año y muchas de las universidades de elite utilizan criterios similares.

Pero también para los estudiantes cuyas familias ganan un poco más, las ayudas pueden ser muy generosas. En todos los casos, los estudiantes pueden saber de antemano con qué apoyo contarán en la universidad de su elección.

El gobierno pasó en 2008 una norma que obligaba a todas las universidades a tener en sus páginas de internet, en octubre de 2011, una calculadora del precio neto de sus programas, una vez descontadas las ayudas financieras. (Ver Calculadora de precio).

Desde entonces, la calculadora (que difiere ligeramente según la universidad) se ha convertido en el mejor apoyo que pueden tener los estudiantes (y sus familias) para tomar la decisión en torno al college.

“La información sobre la calculadora de precio neto es la más valiosa que pueden proveer a su audiencia”, dijo a Univision Laura Talbot, Directora de ayuda financiera de Swarthmore College.

En general, las universidades más selectivas son las que más recomiendan usar la calculadora, porque que la mayoría no conceden becas por mérito sino por necesidad (y ésta se calcula con la información financiera de la familia).

Cuando se trata de captar buenos alumnos, las universidades de elite no ahorran recursos. Y como son las más ricas, tienen fondos suficientes para cubrir la totalidad de los costos de muchos de sus estudiantes.

Los protagonistas

  • Nombre
  • Universidad

Este proyecto se realizó con la colaboración de un numeroso grupo de estudiantes, que hicieron sus propios videos contando su experiencia. Queremos conocer la tuya.

Según los autores del estudio de la Brookings Institution, un estudiante de bajos ingresos puede llegar a pagar menos en una universidad de elite que en una institución no selectiva de dos o cuatro años. Para comprobarlo, los estudiantes (y sus familias) pueden usar las las calculadoras de las universidades a las que piense aplicar (y a las que no). ¡Más de uno se va a llevar una sorpresa!

“Los estudiantes“, dice Reimers, “deberían visitar las escuelas de cuatro años en las que pueden recibir más ayuda financiera de la que ellos creen y en las que las posibilidades de admisión son mayores de lo que ellos esperan”.

Esto es particularmente cierto para los estudiantes de las minorías. Según un estudio publicado en agosto de 2012 por el Centro de Análisis de Política Educativa de la Universidad de Stanford, “los colleges más selectivos tienen un grupo ligeramente más diverso de estudiantes que las escuelas intermedias”

La razón, según los autores –Sean Reardon, Rachel Baker y Daniel Klasik–, es que los colleges más selectivos valoran la diversidad y pueden competir exitosamente (gracias a sus recursos) para captar a los estudiantes más destacados de las minorías.

Los estudiantes, sin embargo, no siempre se adaptan con facilidad al ambiente de esas universidades. Por eso es bueno que conozcan las universidades de antemano y que se asesoren adecuadamente.

NO BASTA con ser aceptado en una buena universidad, el reto es permanecer en ella. Ruben Elias Canedo, asesor de la Universidad de California en Berkley, dice cómo.