Univision 45 Houston

Reflexión: El tazón de madera

Transcripción del Video

POPEYE COCINA CON ACEITE.

ACEITE?

ACEITE DE OLIVA!

RAUL: VAMOS CON ESTA REFLEXÓN

DEL ÍA DE HOY.

♪ ♪ ♪

EL VIEJO SE FUE A VIVIR CON SU

HIJO Y SU NUERA Y SU NIETO DE

CUATRO AÑOS.

YA LAS MANOS LE TEMBLABAN, SU

VISTA SE NUBLA LA PAZOS

FLAQUEABAN.

LA FAMILIA COMPLETA COÍAN

JUNTOS EN LA MESA,

PERO LAS MANOS TEMBLOROSAS

HAÍAN PARA EL ANCIANO

ALIMENTARSE MUY COMPLICADO.

CUANDO INTENTABA TOMAR EL VASO

DERRAMABA LA LECHE SOBRE EL

MANTEL.

DEL HIJO Y SU ESPOSA SE

CANSARON DE TAL SITUACÓN,

TENEMOS QUE HACER ALGO CON EL

ABUELO DIJO EL HIJO.

YA HE TENIDO SUFICIENTE,

DERRAMA LA LECHE, HACER RUIDO

AL COMER Y TIRA LA COMIDA AL

SUELO.

AÍ FUE COMO EL MATRIMONIO

DECIDÓ PONER UNA PEQUEÑA MESA

EN UNA ESQUINA DEL COMEDOR.

Y EL ABUELO COÍA SOLO

MIENTRAS EL RESTO DE LA FAMILIA

DISFRUTABA DE LOS ALIMENTOS.

Y COMO EL ABUELO HAÍA ROTO

UNO O DOS PLATOS SU COMIDA SE

LA SERÍAN EN UN TAÓN DE

MADERA.

DE VEZ EN CUANDO MIRABA HACIA

DONDE ESTABA EL ABUELO, Y

POÍAN VER UNA ÁGRIMA EN SUS

OJOS MIENTRAS ESTABA SOLO

SENTADO,

SIN EMBARGO LASÚNICAS

PALABRAS QUE LA PARACA LE

DIRIÍAN ERAN FÍOS LLAMADO DE

ATENCÓN CADA VEZ QUE DEJABA

CAER EL TENEDOR O LA COMIDA.

EL NIÑO DE CUATRO AÑOS

OBSERVABA TODO EN SILENCIO,

Y UNA TARDE ANTES DE LA CENA

EL PAÁ OBSERÓ QUE SU HIJO

ESTABA JUGANDO CON TROZOS DE

MADERA EN EL SUELO,

Y LE PREGUNÓ DULCEMENTE, HIJO

QUE HACES?

CON LA MISMA DULZURA EL NIÑO

LE CONTESÓ, ESTOY HACIENDO UN

TAÓN DE MADERA PARA TI Y OTRO

PARA MAÁ.

PARA QUE CUANDO YO CREZCA

USTEDES COMAN EN ELLOS.

Y AÍ SONRIENDO SIGUÓ CON SU

TAREA.

LAS PALABRAS DEL PEQUEÑO

GOLPEARON A SUS PADRES DE TAL

FORMA QUE QUEDARON SIN HABLA.

LAS ÁGRIMAS RODABAN POR SUS

MEJILLAS Y AUNQUE NINGUNA

PALABRA SE DIJO AL RESPECTO,

AMBOS SAÍAN LO QUE TEÍAN QUE

HACER.

ESA TARDE EL ESPOSO TUVO

GENTILMENTE LA MANO DEL ABUELO

LE LLEÓ DE VUELTA A LA MESA DE

LA FAMILIA.

POR EL RESTO DE SUS ÍAS OCUÓ

UN LUGAR EN LA MESA CON ELLOS.

Y POR ALGUNA RAÓN NI EL

ESPOSO NI LA ESPOSA PAREÍAN

MOLESTARSE ÁS CADA VEZ QUE EL

TENEDOR SE CÍA, LA LECHE SE

Por: Univision
publicado: Jun 18, 2015 | 10:02 AM EDT
Un hombre anciano batalla para comer, lo que provoca accidentes y derrames, por lo que su hijo le construye un tazón de madera, que sin duda le hará aprender una gran lección.
         
publicidad