publicidad

‘Serpiente terrible’, ni tan grande, ni tan rara: Esto se sabe de la criatura marina que apareció en una playa texana

‘Serpiente terrible’, ni tan grande, ni tan rara: Esto se sabe de la criatura marina que apareció en una playa texana

Ahora que los usuarios de Twitter encontraron respuesta para el misterio de una (no tan) rara especie de anguila que fue hallada muerta en una playa de Texas, nos dimos a la tarea de averiguar la historia detrás del animal que generó tanta inquietud.

HOUSTON, Texas. – La anguila (o lo que expertos marinos creen es una anguila) que apareció en una playa de Texas City, un poblado costero ubicado 40 millas al este de Houston, no es tan grande como parece ser al observar la foto que circuló en Twitter, ni tan rara como especularon cientos de usuarios de la red en un comienzo.

El doctor Kenneth Tighe, un biólogo experto en anguilas que trabaja para el Museo de Historia Natural del Smithsonian, fue quien logró dar con una posible identificación de la criatura marina que, después de muerta, estuvo moviéndose por las corrientes de conversaciones que generó su imagen en las redes sociales.

Relacionado
preview
La huella que dejó el huracán Irma en los animales del Caribe y EEUU


Tighe dijo a una periodista de Earth Touch News Network que podría tratarse de una anguila Aplatophis chauliodus, una especie de anguila-serpiente que tiene colmillos.

El nombre científico del pez en castellano sería algo como ‘serpiente terrible’, de acuerdo con el profesor Jaime Alvarado, director del Departamento de Biología Marina de la universidad Texas A&M en Galveston.

Alvarado es uno de los muchos expertos en vida marina que se interesaron en la identificación de la ‘misteriosa criatura’ y que cree que, posiblemente, quedó varada en la playa luego del paso del huracán Harvey. “Es difícil decirlo con certeza, pero existe la posibilidad de que este tipo de animal haya terminado varado en las playas por efecto de la tormenta”.

publicidad

“Vimos las fotografías que se publicaron en Twitter y también el análisis que hicieron colegas en el instituto Smithsonian sobre la posible identidad de este tipo de anguila marina, y estamos de acuerdo con ellos”, dijo Alvarado, quien aclaró que el animal no es tan grande, sino que al verlo en la foto pareciera que es enorme.

Cuando ves las conchas y rocas alrededor se ve que no puede ser muy grande. Es muy seguro que los gases de descomposición hacen que se vea más voluminoso de lo que en verdad es en estado natural”, dijo.

Esta es una especie de anguila que se puede encontrar en el golfo de México, así que no es nada raro encontrarla en las costas de Texas, de acuerdo con Alvarado.

“No es una especie rara, pero las vemos muy, muy rara vez. Viven aproximadamente a 40-90 metros de profundidad, no están muy cerca de la costa y son animales que pasan la mayor parte de su vida enterrados en guaridas que ellos mismos fabrican en la arena y solo exponen la cabeza para atraer presas”, explicó.

El profesor Alvarado cree que para los pescadores de camarones encontrar este tipo de animales no es algo no tan raro. “Me aventuraría a decir que cuando ellos hacen su arrastre en ese tipo de aguas (40-90 metros de profundidad), cuando se pesca camarón, el 70% de la captura son animales que no tienen nada que ver con la pesca comercial y se sacrifican desgraciadamente… Son lo que llaman pesca basura y podrían incluir este tipo de anguilas”, agregó.

publicidad

Así ocurrió el hallazgo de la criatura

El animal fue hallado el 6 de septiembre por Preeti Desai, una fotografa de Nueva York que trabaja como administradora de redes sociales de National Audubon Society, una organización ambientalista dedicada a la protección de aves y sus hábitats. La chica había venido a Texas para apoyar el trabajo de un equipo regional de Audubon que evaluaba los daños que dejó el huracán Harvey en hábitats protegidos por la organización, ubicados en varios islotes a lo largo de la costa de la isla de Galveston.

“Llegamos a una playa en Texas City para observar algunos de los pájaros que Audubon Texas está tratando de proteger... Mientras miraba los pájaros, me percaté de que había algo a pocos metros de distancia. Fue completamente inesperado, no es algo que esperas ver en una playa. Mi primera reacción fue de curiosidad, quería averiguar qué era”, dijo Desai a Univision Noticias.

La joven tomó algunas fotografías, desde varios ángulos, y las publicó en su cuenta de Twitter. Explicó que es muy activa en esta red social y que entre las personas que sigue, muchos son investigadores y científicos. Esperaba que alguno pudiera ayudarle a identificar la criatura.


“(En Twitter) hay una gran comunidad, conformada por estas personas, que son de mucha utilidad sobre todo cuando se trata de responder a preguntas relacionadas con la identificación de animales y plantas”, dijo Desai para explicar por qué publicó las fotos en la red. “Esperaba que esa comunidad pudiera ayudarme a descifrar lo que yo había visto… Definitivamente funcionó”.

Cuando Desai publicó las fotos recibió muchas conjeturas de expertos en biología marina y en peces, además de parte de personas que solo tienen un interés en esta clase de cosas. De todas las posibilidades que plantearon, Desai logró llegar a la conclusión de que se trataba de una especie de anguila.

“Una periodista amiga mía, quien trabaja para EarthTouchNews.com contactó a un experto en anguilas que ella conocía, el doctor Tighe. Así logró concluir que la criatura era quizás una anguila-serpiente con colmillos (Aplatophis chauliodus)", relató Desai.

publicidad

La joven fotógrafa confesó que nunca se imaginó que su ‘post’ en Twitter llamaría tanto la atención de los medios. “Estoy contenta de que el misterio se haya resuelto, o al menos que tengamos una hipótesis, pero cuando los reporteros empezaron a contactarme, estaba muy sorprendida”, dijo Desai al tiempo que lamentó que muchos hubieran convertido el hallazgo de la criatura en una noticia sensacionalista.

“Muchos la están llamando una anguila aterradora, un monstruo, una criatura de pesadillas… creo que (este tipo de hallazgos) debería fomentar más la curiosidad y no el miedo”, comentó.

Alvarado coincide con este planteamiento. Cree que no hay que temer a estas criaturas, que son solo una maravilla más que hay en las costas y tiene su función en el ámbito ecológico.

“Lo más importante de todo este asunto es que, gracias al intercambio en redes, en pocas horas estaba resuelto el misterio. No se trataba ni de extraterrestres, ni de especies raras, ni de cataclismos, simplemente de nuestros vecinos en el mar… a algunos no los conocemos tan bien, pero ahora ya conocemos un poco más del Aplatophis chauliodus”, dijo.

El profesor ha trabajo por los últimos 30 años como biólogo marino y ha podido salir al mar y capturar peces en aguas muy profundas. “En el estrecho de Yucatán, a más de 1000 metros, sacamos animales que son como de fantasía, pero son una realidad, existen, tienen su nicho ecológico y los tenemos que apreciar por lo mismo”.

publicidad

Vea También:

Cientos de flamencos rosados mueren en Cuba por el paso de Irma Univision
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad