publicidad

Cura mexicano usa meme para invitar a las personas a asistir a misa

Cura mexicano usa meme para invitar a las personas a asistir a misa

Juan Alberto García Mendoza, cura mexicano de la localidad de Coahuila, usa meme para invitar a las personas a asistir a misa. 

Un hecho insólito se suscitó en la ciudad de Coahuila, México, donde el párroco de la iglesia de Guadalupe de Sabinas usó un meme para invitar a las personas a asistir a misa.

Quizás Juan Alberto García Mendoza haya llegado a la conclusión que sus mensajes que solía dejar en su muro de Facebook invitando a la gente a asistir a su misa no tenían el impacto deseado. Es por tal motivo que decidió emprender una nueva forma de llamar la atención de los usuarios de la red social de su localidad. Así que Juan no tuvo mejor idea que ponerle algo de humor a su cuenta de Facebook.

¿Qué opinas de este insólito meme?

publicidad
publicidad
Empieza a evolucionar la manera en la que cientos de alumnos aprenden en sus escuelas. Se ha lanzado un programa de integración lingüística que impactará en el presente y en el futuro a todo estudiante que participe en él. Estudiantes que forman parte de escuelas que participan en el programa de doble inmersión de idiomas empiezan a cambiar las expectativas académicas de cientos de planteles y sus comunidades.
Pese a que el espacio es reducido, varios jóvenes aprovecharon sus gorros ceremoniales para agradecer a quienes los apoyaron durante su formación educativa y, además, para mostrar el orgullo que sienten por sus raíces hispanas.
Según la directora de información de ICE, si una persona no tiene antecedentes penales o no ha tenido ningún contacto con inmigración, no la van a buscar. El buró de inmigración realizó un operativo en seis condados que buscaba supuestos criminales extranjeros y que duró cinco días donde arrestó a 188 inmigrantes, pero 34 de ellos no estaban nombrados en las órdenes de arresto.
Un mecánico, quien tiene más de 20 años en el negocio de bicicletas, dice que son un atractivo porque algunas pueden costar incluso más de 5,000 dólares. Y aunque su robo puede afectar a todos, los estudiantes son para los ladrones el blanco más elegido en Santa Ana.
publicidad