publicidad
Grace Coddington deja Vogue en donde se desempeñó como Directora Creativa.

Vogue se queda sin Grace Coddington -su cabeza creativa

Vogue se queda sin Grace Coddington -su cabeza creativa

Grace Coddington, la segunda tras Anna Wintour, se despide de la revista en la que trabajo desde 1968.

Grace Coddington deja Vogue en donde se desempeñó como Directora Creativa.
Grace Coddington deja Vogue en donde se desempeñó como Directora Creativa.

Angélica Gallón S.

Grace Coddington, la mujer que revolucionó la moda con su forma de crear mundos fantásticos y no imaginados en las editoriales de Vogue, le dice adiós a su jefa, Anna Wintour y deja al mundo de la moda huérfano de su genialidad. Aquí una historia de cómo se construyó su fama.

Después de toda la bulla que ocasionó la película The Devil wears Prada, en la que se desveló las inclemencias del universo de la moda, la gente pareció interesarse en lo que en realidad sucedía al interior de esos emporios del glamour y el estilo mundial: las revistas de moda.

A raíz de ese inquietud y -de ese anhelo que despertaba en todas las jovencitas llegar si quiera a tocar las puertas de la emblemática revista Vogue en Nueva York-, en 2009, salió el documental The September Issue, un mirada real a lo que se vivía al interior de la revista comandada por la temida y celebrada Anna Wintour.

Sin embargo, cuando el filme viajó por los cines del mundo, una muy diferente a Anna pareció ser su verdadera protagonista. Se trataba de una señora despelucada, algo mal vestida, ya de edad, que llevaba casi siempre sandalias o tennis y que respondía al nombre de Grace Coddington. Una versada mujer que, lo descubrirían los que vieron la película, resultaría la cabeza brillante detrás de las mejores producciones de moda publicadas por la revista.

Grace Coddington fue el alma tras las producciones de Vogue.
Grace Coddington fue el alma tras las producciones de Vogue.

“No deja de sorprenderme el que tras ver la película, la gente tenga una impresión tan positiva de mi. Quizás sea porque en la pantalla se me ve como una persona emocional, casi idealista, mientras que Anna (Wintour) es por naturaleza mucho más decidida y nunca pierde la compostura. O quizás sea porque parezco desbordada. O porque siempre nos cae mejor quien da la impresión de espontaneidad” confesó Coddington quien también admitió en sus memorias que tituló 'Grace': “Estoy segura de que al final (Anna) aceptó, (filmar la película) solo para mostrar que Vogue es algo más que una pandilla de mentecatos profiriendo bobadas. Por entonces, ya estábamos todos hartos de El diablo viste de Prada en donde la moda resulta tan ridícula”.

publicidad

Este libro de su autoría, de más de 400 páginas ilustradas, resultó una manera de conocer su vida, de adentrarse, por ejemplo, en sus historias cuando llegó a Londres con la ilusión de ser una modelo o cuando entró por primera vez a las oficinas de Vogue en 1968. "No servía de nada quejarse de todo esto ante Anna, diciendo por ejemplo “Me ha robado un vestido” porque su única repuesta sería: “Esto no es un internado de niñitas. Resuélvelo tú”. Y sin embargo, a pesar de la elevada imagen que se tenía de nosotras desde fuera, como un templo de la elegancia y la sofisticación, aquello parecía exactamente en ocasiones un internado de niñas con sus escenas melodramáticas, sus lágrimas y pataletas".
Sus memorias se convirtieron también en una bella manera de enterarse de la historia de la moda contemporánea.

En los desfiles Anna Wintour siempre estaba sentada al lado de Grace.
En los desfiles Anna Wintour siempre estaba sentada al lado de Grace.

Esa directora creativa, siempre rebelde a la moda, que a diferencia de Anna Wintour se sienta en la primera fila con zapatos anodinos, con unas canas asomándose sobre su cabellera roja, y que ha tenido como lema: “siempre he pensado que hay que concentrarse en el trabajo y no en toda la tontera esa de “quiero ser famoso”", ha resultado ser una verdadera institución en la moda. Hoy todos los creativos, fotografos, modelos y devotos de sus fantasías hechas moda saben que Vogue ha perdido una de sus estrellas.

publicidad
publicidad
La marcha se realizó para pedir al alcalde Sylvester Turner que exija a las empresas que gozan de privilegio sobre el pago de impuestos que ayuden a la comunidad. Texas Organizing Project afirma que actualmente la ciudad no le pide nada a cambio a estas empresas por dicho beneficio. Apuntan que las grandes compañías que quieren invertir en la ciudad de Houston piden que se les hagan exenciones sobre impuestos, y lo consideran injusto.
Giovanni Medina explicó el incómodo incidente que tuvo cuando se encontró a Ninel Conde en un restaurante y ella se besó con otro hombre en frente de él.
Quieres saber como aliviar temporalmente el dolor de muela? Aqui Lore nos cuenta en su segmento #LoreTip en #EdicionDigitalDFW
Nuestra experta en moda Susan Stipcianos lució un modelito idéntico a uno que hace algunos días luciera la mismísima Jennifer Lopez. ¡Y lo mejor de todo es que tú también puedes vestir como ella sin gastar tanto!
publicidad