publicidad
San Valentín con champaña

San Valentín con champaña para celebrar a lo grande

San Valentín con champaña para celebrar a lo grande

Si te sobran unos cientos de dólares, no escatimes en una de estas etiquetas para celebrar el día del amor.

San Valentín con champaña
San Valentín con champaña

Por Franco Marinto

No nos pongamos pesados: para algunos basta un buen espumoso o un dignísimo prosseco. Pero será Día de San Valentín y, si ocurre que estás bien acompañado, las burbujas son el complemento ideal para un día especial, con una persona especial.

Sólo por dejarlo claro: aquí hablaremos de champañas, de los vinos que sólo pueden llamarse así si se producen en la región homónima francesa, de acuerdo con los cánones de las denominaciones de origen.

Prepara el camino
Es importante tomar algunas consideraciones si la experiencia de beber champaña se quiere convertir en un ritual (ahora, que si la botella se sirve a la temperatura correcta ya estamos del otro lado). Algunos accesorios necesarios son una cubeta, copas y toallas.

Si la especificidad va a un nivel más alto, es posible conseguir una espada para degollar la botella (una práctica tradicional en materia champañera) o un carrito de servicio antiguo, de mediados del siglo pasado. Vale 275 dólares y por 30 más te lo mandan a tu casa.

La colección de burbujas
Veamos: de acuerdo con Santa K Samuele, especialista en vino que pasa la mitad de su vida por los campos de las regiones de Champagne, Borgoña, el Valle de la Loire y Burdeos, hay diez etiquetas y añadas que están listas para destaparse ahora mismo con un 99.99% de garantía de éxito:

publicidad

Cocina recomienda:

Relacionado
Tragos para San Valentín
14 tragos para embriagarse... de amor
Para rudos y para cursis, empalagosos o amargos, ponle a tu #VDay una nota 'alegre'.
publicidad
publicidad
Fundado hace 26 años por una pareja de mexicanos, este lugar se ha vuelto el fiel reflejo de que el trabajo duro da sus frutos.
Una nueva decisión de la Corte Suprema de California otorga al estado el poder de hacerse cargo de los menores considerados rebeldes, inclusive si los padres no cometieron un delito.
A estos comerciantes les parece injusto que además de quitarles clientes, los vendedores irregulares no paguen impuestos, ni sean inspeccionados por el Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles.
La organización 'Entrenamiento Sistemático para Padres' recomienda que, en vez de gritarle, pellizcarle o rechinar los dientes; los padres tienen que agacharse para estar al nivel del niño y corregirle amablemente.
publicidad