publicidad
La diseñadora Nicolle Miller creó esta pelota en forma de Catrina.

Un nuevo look para el emblemático balón del Super Bowl

Un nuevo look para el emblemático balón del Super Bowl

El ícono del Fútbol Americano fue reinventado por 50 diseñadores en estas divertidas versiones.

La diseñadora Nicolle Miller creó esta pelota en forma de Catrina.
La diseñadora Nicolle Miller creó esta pelota en forma de Catrina.

Si intentáramos indagar por elementos emblemáticos de la cultura estadounidense podríamos nombrar rápidamente elementos como su bandera, la Estatua de la Libertad, el logotipo I Love NY, el hot dog y Snoopy. Pero esta semana, un grupo de 50 osados diseñadores de este país se aventuraron a mostrar las reinvenciones que le dieron a uno de los íconos americanos que por estos días más identifica y sacude el corazón de millares de televidentes: la pelota ovalada con la que se jugará el Super Bowl 50.

La diseñadora Rebecca Minkoff creó esta versión punquera de la pelota.
La diseñadora Rebecca Minkoff creó esta versión punquera de la pelota.

En una iniciativa emprendida por el Council of Fashion designers of America (CFDA), y la Liga Nacional de Football (NFL) se convocaron diferentes diseñadores como Georgina Chapman y Keren Craig, de la casa Marchesa; Rachel Zoe, Stacey Bendet, de Alice & Olivia; Rachel Roy, Nicole Miller, Kenneth Cole y Betsey Johnson para que sacudieron al ícono de su funcionalidad y lo convirtieran en un objeto de culto, suntuoso, divertido y desafiante.

Esta japonesa llena de brillanteses de Stacey Bendet, de Alice & Olivia
Esta japonesa llena de brillanteses de Stacey Bendet, de Alice & Olivia

Los diseños arriesgados pasan por una Catrina mexicana llena de flores, la cara de una sofistica japonesa con gafas redondas tipo Iris Apfel, una recreación de un mapamundi ovalado y dorado o una suntuosa bola rosada que parece más la carterita de fiesta de Paris Hilton.

Jennifer Meyer creo esta rosada versión del ícono americano.
Jennifer Meyer creo esta rosada versión del ícono americano.

Esta propuesta va más allá de poner a conversar disciplinas disimiles como la moda y el deporte y de que cosas inesperadas sucedan de esa alianza. El propósito ulterior de esta secuencia de extrañas bolas de Fútbol Americano es hacer una subasta que apoyará a la Fundación NFL que está comprometida con la activación de programas deportivos en escuelas de todo el país.

Esta versión hecha de cadenas de Danni Jo
Esta versión hecha de cadenas de Danni Jo

Así lo explica Rhiannon Madden, el Vicepresidente de objetos de consumo de la NFL. “ La subasta de estas pelotas de fútbol únicas, que capturan la excitación general por el Super Bowl 50 y le dan vida a la estética e ideas de estos talentosos diseñadores en asocio con la CFDA, beneficiará los propósitos de la Fundación NFL”.

Esta recreación del Super Bowl fue creada por David Hart
Esta recreación del Super Bowl fue creada por David Hart

Solo 50 personas en el mundo podrán hacerse a una de estas piezas deportivas que casi se convierten en objetos de arte y que estarán ofertados hasta el 14 de febrero aquí www.nfl.com/auction y exhibidas en San Francisco hasta el 30 del mismo mes.

publicidad
publicidad
Miles de personas acudieron a un evento especial para celebrar la independencia de México y la hispanidad.
Este sujeto se vistió de superhéroe para asistir a una escuela afectada por el sismo que recientemente azotó a México. Allí llegó con donaciones marcadas por parte de 'Batman', con el objetivo de intentar calmar a los niños ante la trágica situación.
El chef Juan Manuel Barrientos tiene un don divino para preparar los manjares más exquisitos y con un sabor celestial, no por nada les ha cocinado a muchos famosos. ¡Y esta vez Karla fue la afortunada de probar una de sus originales recetas!
Tony Orozco, educador de padres, explica que los adultos deben mantener la calma antes de enfrentar a sus hijos ante una situación difícil. Asegura que los niños pasan por etapas de transformación y cambios, en las que no se puede pretender que sean seres perfectos.
publicidad