publicidad
Los foodies: los más agradecidos en Thanksgiving

26 cosas que los foodies agradecemos hoy

26 cosas que los foodies agradecemos hoy

Nadie más agradecido que los foodies cuando hay un banquete sobre la mesa.

Los foodies: los más agradecidos en Thanksgiving
Los foodies: los más agradecidos en Thanksgiving

Por: Javier Martínez Staines 

Llegamos a uno de esos días esperados en el año. Con el pavo y sus acompañantes sobre la mesa, tenemos que tomar un minuto de silencio para agradecer por muchas cosas, ciertamente. En el caso de nosotros, los foodies (o glotones, que para el caso da lo mismo), hoy debemos estar agradecidos por todo lo siguiente:
 
1. Hay un gran banquete sobre la mesa
Vayamos al presente: frente a nosotros hay un pavo maravilloso, acompañado quizá de camotes, salsa de arándano, relleno y otros menesteres. Y están ahí nuestros familiares y amigos. Es un día especial.
 
2. El gin está de moda
El enebro, ese grano tan poco mencionado, tiene la virtud de transformarse en ginebra. La ginebra tiene la virtud de convertirse en el epicentro de los cocteles más memorables. Cheers.


publicidad


 
3. Enrique Olvera está desatado


No es necesario volar a la Ciudad de México para corroborar la destreza culinaria del chef mexicano Enrique Olvera y su suculento Pujol. Con muchas menos ínfulas, tenemos en Manhattan su propuesta, con ese sabor único: el Cosme.


 
4. Y Gastón Acurio también 
La internacionalización del célebre cocinero peruano tiene más tiempo que la del anterior. Ya sea con el upscale Astrid y Gastón o el más informal La Mar, la magia del peruano está a nuestro alcance: San Francisco, Chicago y Miami.


 
5. Las malas noticias siempre son relativas
Sí, hace unas semanas la Organización Mundial de la Salud nos hizo amanecer con la triste noticia de que las carnes procesadas pueden ser causantes de cáncer. La realidad es que ningún foodie que se precie de serlo es fan de los alimentos procesados. Y seguiremos pensando que los embutidos se cuecen aparte. Hemos decidido, por lo pronto, que ni el tocino ni el jabugo entran en clasificaciones negativas. 
 
6. From Nose to Tail
Aunque esta práctica es añeja en muchos países latinoamericanos y asiáticos, nos da gusto que haya una tendencia gourmet, en varios lugares del mundo, en que se ha extendido la idea más amplia de bacanal: si optamos por ser canívoros, no desperdiciamos nada. Comamos todo. Todo tiene valor. Y sabe delicioso. Checa aquí.
 
7. Viva el cacao
Cada vez hay más lugares donde uno puede realmente comprar chocolate, el verdadero, el que contiene un porcentaje notable de cacao (con combinaciones suculentas como todo tipo de nueces, jengibre, frutos secos y sal de mar) y ya no sólo esos dulces empacados cuyos ingredientes son leche y azúcar.


publicidad


 
8. Variedad, diversidad
Escuché a alguien quejarse sobre la variedad de “leches” y harinas en el supermercado. ¿Tener opción de elegir entre leche de vaca, arroz, almendra, avellana, nuez de la india, coco, soya o avena es motivo de reclamo? ¿Qué tengamos la alternativa de suplantar, si nos viene en gana, la harina de trigo por maíz, arroz, almendra y otras puede ser razón de queja? Yo creo que debemos estar agradecidos por la variedad y la diversidad. No siempre existió.
 
9. Foodtrucks latinos
En Nueva York, Miami, Chicago, San Francisco, Los Angeles, Houston, Las Vegas… ¡en todos lados! Ya es cada vez más frecuente caminar y encontrarse de frente con un foodtruck de arepas venezolanas, ceviches peruanos, empanadas argentinas, tacos mexicanos, torrejas salvadoreñas, almojábanas colombianas, pan de queso brasileño. Al alcance del bolsillo y del sabor a hogar.


 
10. Los bares no ruidosos
A veces uno quiere ajetreo, ruido y ese small talk en el que importa un comino lo que el otro dice. Pero en la mayoría de las ocasiones (es mi caso) uno celebra llegar a un bar cool, con mesitas, buen trago, posibilidad de conversaciones reales y mejores tapas al centro.
 
11. El boom del mezcal
Hay que asomarse a las culturas locales para entenderlo a cabalidad: que los mexicanos se hayan reconciliado con el mezcal (más aún que el propio tequila) tiene una razón de existir más allá de ser trending topic: esta bebida es artesanal, orgánica y no causa dolor de cabeza al día siguiente. Comprobado. El barrio del Lower East Side en Nueva York tiene mucha movida en este sentido.


publicidad


 

12. La nueva movida gastrónomica en el Design District de Miami


Pancake at BVB

Una foto publicada por Buena Vista Bistro (@buenavistabistro) el

El Buena Vista Bistro, con todo y su chocolatería y wine bar; el Bsweet Coffee Shop, con ese hojaldre dulce de campeonato; el Cypress Tavern, con buena cocina americana; el Mandolin Aegean Bistro, donde los tomates parecen casi traídos de Grecia; y el Mercato, con café tostado a la italiano y galletas de amareto. Hay más. Y vienen más.

 
13. El sushi de Los Angeles
Japón queda muy lejos. Pero la migración japonesa a la ciudad más hispana de California tiene un efecto maravilloso: la calidad del sushi. Kiyokawa, Nozawa, Mori Sushi, Shunji, Tsujita son un equipo robusto de sushi houses suficiente como para pasar días y más días en Los Angeles. Se trata de probar y volver, irrepetidamente.
 
14. Un día de pesca
Al menos un día al año habría que hacerlo: salir de casa, meter en la cajuela del auto una caña de pescar, conducir hacia algún lago, subirse al bote y dejar que la mañana te acompañe en ese silencio placentero. Si de pasada pescas algo, entenderás porque está en la lista de agradecimientos de un comelón profesional: nada es equiparable a comer un pescado fresco. Prepáralo como quieras. Yo lo hago de vez en cuando y no sólo el estómago lo agradece, sino que la mente se sosiega.
 
15. Yummy Chicago
La ciudad del viento frío se ha vuelto una de las capitales gastronómicas mundiales. Si bien la tradición le acompaña, en el último par de años hay un grupo de new arrivals que merecen todo nuestro agradecimiento: Baker Miller Bakery & Millhouse (para arrancar la mañana con un plato de avena, higos y whipped cream), mfk. (oh, esos boquerones), Parachute (un coreano adictivo), Salero (sólo en España las tapas son equivalentes) y The Roost (de verdad, ese sandwich de pollo frito es de ovación).


publicidad


 
16. Más y mejores Farmer’s Markets
Es cuestión de frescura y de salud (porque casi todos suelen ofrecer productos orgánicos bajo la filosofía del farm to table. Según Fodor’s, los mejores están en Portland, Nueva York (Union Square), Seattle, Santa Fe, Charleston, San Francisco, Chicago y Los Angeles (Santa Mónica). Y la tendencia es que haya más.
 
17. Benditos huevos
Los foodies amamos a las gallinas. Nos obsequian los mejores desayunos y brunch posibles. No hay nada que despierte más la creatividad que imaginar las mil y un maneras de preparar huevos en la mañana. ¿Una ayuda? Pica aquí 
 
18. God Bless Ceviche
Uno debería planear un viaje a la costa mexicana del Pacífico y a Lima, la capital de Perú, sólo para degustar las decenas de variedades, ingeniosas, deliciosas, adictivas, que los mexicanos y los peruanos preparan con pescado fresco. God bless the ceviche, de corazón.
 
19. Brunch en DC

La capital de Estados Unidos no tiene por qué ser aburrida en fin de semana. Olvidemos el Capitolio, la Casa Blanca e incluso el Smithsonian y la National Geographic Society. Es también la capital del brunch: puede ser en el DC Farmer’s Market, Kapnos, Le Diplomat, Mintwood Place, Birch & Barley o en el Blue Duck Tavern o el Farmers Fishers Bakers. Créanme que una vez que uno pasa por alguno de ellos, no se vuelve a ver de la misma manera a DC.


Our new Belgian Waffle features a Chestnut Purée, Spiced Apples and small ribbons of Candied Ginger.

Una foto publicada por Blue Duck Tavern (@blueducktavern) el


20. Jengibre, cebolla y leche de coco.
Sumemos el lemongrass y algún picante. Con estos ingredientes cualquier proteína adquiere dimensiones insospechadas. Hay algo de fervor thai en ello.


 
21. Baked, grilled, fried, roasted.
Aquí le agradecemos al fuego, nuestro astro rey. Para hornear, cocer, freír y rostizar. Lo único que no hagamos jamás, por favor, es hervir. Es la manera más contundente de matar la comida.
 
22. Las comidas en casa
Cocinar algo fresco (sencillo o sofisticado), usar el sacacorchos y recibir a la gente que queremos. Es el ritual sagrado que nos acompaña desde el principio de los tiempos.
 
23. Comer fuera de casa
Dejar que otro cocine algo fresco (sencillo o sofisticado), que abra la botella de vino y que nos acompañen los que queremos. Es otro ritual sagrado que nos acompaña desde el principio de los tiempos.
 
24. Bienvenidas sean las sales

Ya nos lo sugirió el gourmand glotón llamado Alejandro Zárate en este mismo espacio: elige la sal como si fuera un vino. Y deja a un lado l os mitos y leyendas


publicidad


25. El principio de todo

Agradecemos por el agua, una y otra vez. En su estado puro, o con limón y chía, o con pepino y hierbabuena, o con limón, hierbabuena y ron para que se transforme en un mojito.
 
26. Compartir siempre
La soledad es enemiga de la pasión gourmet. Nada sabe igual si no es posible compartirlo. Ni estas líneas.

Cocina recomienda:

Relacionado
El pato es un ave que, como pocas, se lleva bien con vinos tintos robust...
A falta de pavo: pato
Una alternativa para los que dejaron la cena de Thanksgiving para el último minuto y no encontraron pavos.
publicidad
publicidad
Aureliano Salgado también le cuenta la estrategia de Thalía para tener un éxito como la canción 'Despacito' de Luis Fonsi y Daddy Yankee.
La chef venezolana Lorena García junto a Jesús Díaz nos revelaron algunos tips a tener en cuenta a la hora de preparar frituras de aguacate y cocinar pescado blanco.
Aureliano Salgado sorprendió a la presentadora en el último minuto del noticiero, pero quedó pendiente la mordida de la torta.
La chef Sabrina Mancin estuvo en Despierta América para enseñarnos cómo preparar algunos platos fáciles y económicos para refrescar a nuestros invitados durante este verano.
publicidad