publicidad

A veces, no eres tú

A veces, no eres tú

Sufrir pensando que hay algo mal en ti cuando no encuentras pareja es muy común...

avecesnoeres01

Por Valeria Villa | @UnivisionTrends

La vergüenza se apodera hasta de la mujer más fuerte y segura de sí misma cuando le preguntan porqué no tiene pareja. Si su reacción emocional es solo producto de los mandatos culturales o si es una frustración genuina que carga en la espalda, es difícil de medir con exactitud.

Quienes nos dedicamos a la salud mental hemos sostenido que las personas que quieren tener pareja pero están solas, hacen inconscientemente todo lo posible por alejar amores potenciales. Aunque aparentemente quieras, en el fondo no quieres, decimos; y muchas veces nos equivocamos.

Es posible que una mujer o un hombre realmente quieran encontrar una pareja y sencillamente no haya aparecido la persona correcta. Que no se malentienda correcta, que no es sinónimo de perfecta, el amor de la vida, una en un millón. Correcta está más cerca de alguien con quien la conversación y la risa fluyen, con quien el sexo después de los primeros encuentros se siente bien, natural y emocionante. Alguien a quien no le importe que lleves 10 años divorciada sin haberte vuelto a casar y que no te pregunte consternado si hay algo mal contigo que no has vuelto a estabilizarte en el terreno del amor.

¿Hay algo mal en ti, no te gusta el sexo, tienes mal carácter, amas tu soledad, eres adicto al trabajo? Todas preguntas que pueden aparecer en la mente de alguien cuando se entera de que una mujer o un hombre no ha tenido pareja durante mucho tiempo. Los prejuicios vuelven un tonto a cualquiera.

No hay por qué desesperarse.
No hay por qué desesperarse.


A veces simplemente no ha aparecido

No está nada mal hacer cosas para tener una vida en soledad más satisfactoria, como adoptar un perro o aprender a cocinar o estudiar francés o enseñar a leer y a escribir en una comunidad marginada. Tampoco hace ni un poco de daño ir a una terapia a entender algunos de los asuntos emocionales no resueltos que puedan entorpecer la capacidad de confiar, de querer a otros o de comprometerse en un pacto amoroso.

Pero nada de lo antes descrito es una condición sin la cual sea imposible encontrar a la persona correcta.

Cabello corto o largo, un poco pasado de kilos o delgado, un poco neurótica o malhumorado, con fuertes tendencias a llorar por casi todo, torpe para reconocer errores, un poco dependiente y con ganas de ser cuidado, insomne, sonámbula, vigoréxico, fiestera, obsesivo, dispersa, callada, verborreico. Un humano promedio se identificará por lo menos con alguno de estos rasgos. A veces no eres tú ni tu humanidad defectuosa y simplemente no ha aparecido quien será capaz de valorarte y de quererte tal y como eres

Relacionado
Ilustración pareja comiendo y charlando
Cómo somos los solteros de hoy
Un estudio realizado por match.com revela cómo somos en la realidad actual los solteros.
publicidad
publicidad
La idea de Elliot Benítez partió de analizar que cuando su mamá se paraba de la mesa para calentar tortillas se interrumpían las conversaciones. Él cuenta que en 20 años su progenitora perdió 60 días calentándolas.
Mientras los senadores republicanos continúan buscando maneras de derogar la ley de salud vigente conocida como Obamacare —lo que eliminaría los fondos federales que reciben clínicas como Planned Parenthood—, compartimos el testimonio de esta mujer de 27 años que depende de los servicios de salud reproductiva que le ofrece esa organización.
A pesar de los comentarios que ha recibido, la concursante de Nuestra Belleza Latina se considera una persona transparente y sin mascaras.
La conductora de televisión habló en vivo con Raúl y Lili sobre el duro momento que está viviendo por la infidelidad de la que fue víctima.
publicidad