publicidad
Dictyophora

No eres tú… ¡es mi Dictyophora!

No eres tú… ¡es mi Dictyophora!

En Hawai existe un hongo que con sólo olerlo puede provocar orgasmos en mujeres.

Dictyophora
Dictyophora

Por Violeta Verdú


Cuando uno cree que ya lo ha visto todo e ingenuamente pensamos que nuestra capacidad de sorpresa está dormida, ¡pum!, un grupo de científicos (ociosos y con buen budget, infiero) hizo un estudio donde descubrió que en Hawai existe un hongo que con sólo olerlo puede provocar que las mujeres sientan orgasmos.

¡Wow! Ya me imagino la de problemas que nos puede ahorrar: nada de esperar que nos mande whatsapps, nada de ver qué me pongo, nada de depilación, nada de “¿estudias o trabajas?”; es más: nada de andar gastando dinero en juguetitos sexuales, ni de andar bajando apps para creer que en algún sitio del mundo está el hombre de tu vida.


Eres el hongo de mi vida

El nuevo vellocino de oro tiene por nombre científico Dictyophora (he tenido novios con nombres más difíciles de pronunciar), fue descubierto en el 2001, pero hasta hace poco, los científicos John Halliday y Noah Soule revelaron el descubrimiento sobre sus enormes propiedades afrodisiacas. Ellos aseguran que su aroma, que se asemeja al de la carne podrida, provoca orgasmos múltiples en las mujeres debido a que los compuestos en las hormonas de sus esporas son similares a los neurotransmisores químicos que las hembras liberamos durante el acto sexual, según el diario The Independent.

El experimento consistió en dárselo a oler a 20 mujeres y 20 hombres; la mitad del grupo femenino aseguró sentir fuertes orgasmos después de olerlo, mientras que, lejos de experimentar placer, los varones sólo percibieron un desagradable olor a podrido.

Orgasmo
Orgasmo


Así, el nuevo honguito amarillo que crece cerca de la zona volcánica de Hawai ha puesto una sonrisa en la comunidad científica y, seguramente, en un buen número de mujeres que, como una servidora, sentirán curiosidad de ver si es verdad que con sólo inhalar su aroma podemos pasarla así de bien.


En principio no suena mal la idea aunque, en honor a la verdad, prefiero el back to basics. Es verdad que uno se arriesga a que le rompan el corazón, o a encontrarse con su hermano en Tinder (nota mental, hacer cita con el psicoanalista), y a meterse en un berenjenal de laberintos emocionales, pero por complicadas que sean las relaciones no me imagino poner en mi estado de Facebook “en una relación con Dictyophora”.

Ahora, habrá que ver si los científicos encuentran la manera de mercar con dicho conocimiento, porque si de una u otra manera lo comercializan como un estimulante natural, puede ser un gran aliado para darle aún más diversión a nuestras noches, ya sea solas, o en grata compañía. Ya veremos.

Relacionado
¿De verdad existe una edad en la que el sexo es mejor?
¿La mejor edad para tener sexo? ¡Todas!
Ya entraditos en el siglo XXI, las mujeres sabemos que una buena vida sexual no depende del número de velitas que soplamos en el pastel de cumpleaños.
publicidad
publicidad
La sexóloga Myriam Balbela explica que esta fobia se evidencia cuando los hombres presentan alguna conducta de temor antes de una relación sexual. El afectado debe buscar ayuda psicológica, para comenzar un tratamiento que le permita recuperar su erección o evitar la eyaculación precoz, pero sobre todo superar la fobia.
La sexóloga Elisa Guzmán señala que la llegada de los hijos genera un gran estrés y resentimientos en la pareja, lo que termina en un sentimiento de desprecio. Es importante no descuidar al esposo o esposa por dedicarle todo el tiempo al niño. Mantener el sexo es recomendable.
Según especialistas, esta práctica solo afectará a la nueva relación amorosa. Otro riesgo es que si alguno de los dos sigue enamorado estos encuentros casuales solo pueden herir sus sentimientos.
En febrero, Trump revocó la ley aprobada por su predecesor que protegía el derecho de los estudiantes transgénero a usar los aseos que se corresponden a sus identidades de género en las escuelas públicas. Con la nueva norma, ahora es decisión de las autoridades estatales permitir o no que estos estudiantes sigan usando el baño de su elección.
publicidad