publicidad
Dictyophora

No eres tú… ¡es mi Dictyophora!

No eres tú… ¡es mi Dictyophora!

En Hawai existe un hongo que con sólo olerlo puede provocar orgasmos en mujeres.

Dictyophora
Dictyophora

Por Violeta Verdú


Cuando uno cree que ya lo ha visto todo e ingenuamente pensamos que nuestra capacidad de sorpresa está dormida, ¡pum!, un grupo de científicos (ociosos y con buen budget, infiero) hizo un estudio donde descubrió que en Hawai existe un hongo que con sólo olerlo puede provocar que las mujeres sientan orgasmos.

¡Wow! Ya me imagino la de problemas que nos puede ahorrar: nada de esperar que nos mande whatsapps, nada de ver qué me pongo, nada de depilación, nada de “¿estudias o trabajas?”; es más: nada de andar gastando dinero en juguetitos sexuales, ni de andar bajando apps para creer que en algún sitio del mundo está el hombre de tu vida.


Eres el hongo de mi vida

El nuevo vellocino de oro tiene por nombre científico Dictyophora (he tenido novios con nombres más difíciles de pronunciar), fue descubierto en el 2001, pero hasta hace poco, los científicos John Halliday y Noah Soule revelaron el descubrimiento sobre sus enormes propiedades afrodisiacas. Ellos aseguran que su aroma, que se asemeja al de la carne podrida, provoca orgasmos múltiples en las mujeres debido a que los compuestos en las hormonas de sus esporas son similares a los neurotransmisores químicos que las hembras liberamos durante el acto sexual, según el diario The Independent.

El experimento consistió en dárselo a oler a 20 mujeres y 20 hombres; la mitad del grupo femenino aseguró sentir fuertes orgasmos después de olerlo, mientras que, lejos de experimentar placer, los varones sólo percibieron un desagradable olor a podrido.

Orgasmo
Orgasmo


Así, el nuevo honguito amarillo que crece cerca de la zona volcánica de Hawai ha puesto una sonrisa en la comunidad científica y, seguramente, en un buen número de mujeres que, como una servidora, sentirán curiosidad de ver si es verdad que con sólo inhalar su aroma podemos pasarla así de bien.


En principio no suena mal la idea aunque, en honor a la verdad, prefiero el back to basics. Es verdad que uno se arriesga a que le rompan el corazón, o a encontrarse con su hermano en Tinder (nota mental, hacer cita con el psicoanalista), y a meterse en un berenjenal de laberintos emocionales, pero por complicadas que sean las relaciones no me imagino poner en mi estado de Facebook “en una relación con Dictyophora”.

Ahora, habrá que ver si los científicos encuentran la manera de mercar con dicho conocimiento, porque si de una u otra manera lo comercializan como un estimulante natural, puede ser un gran aliado para darle aún más diversión a nuestras noches, ya sea solas, o en grata compañía. Ya veremos.

Relacionado
¿De verdad existe una edad en la que el sexo es mejor?
¿La mejor edad para tener sexo? ¡Todas!
Ya entraditos en el siglo XXI, las mujeres sabemos que una buena vida sexual no depende del número de velitas que soplamos en el pastel de cumpleaños.
publicidad
publicidad
La sexóloga Miriam Balbela dice que estos resultados son muy preocupantes, porque las personas necesitan el sexo. Dice que esto puede estar relacionado con situaciones de depresión, las nuevas formas de entretenimiento y el estrés
La doctora Myriam Balbela explica cómo se puede crear tensión sexual sin focalizarse en el coito y recomienda cambiar de escenario y de hora para no caer en la rutina.
Además, permite saber cuántas calorías fueron quemadas durante el acto sexual, la velocidad de los movimientos, la duración y el número de posiciones practicadas, entre otras variables.
Farrar explicó que es una propuesta satírica, pero que tiene el objetivo de crear conciencia sobre muchas restricciones impuestas social o legalmente a las mujeres sobre sus propios cuerpos. La representante asegura que el proyecto pondrá sobre el tema de las desigualdades.
publicidad