publicidad
Los millennials tienen mucho sexo (pero malo)

Los millennials están teniendo mal sexo

Los millennials están teniendo mal sexo

Aunque sus papás no quieran, los estudios aseguran que los chicos nacidos entre el 81 y el 95 sí están teniendo sexo. Solo que al parecer es malo y no, no por pecaminoso, si no del de mala calidad.

Los millennials tienen mucho sexo (pero malo)
Los millennials tienen mucho sexo (pero malo)

Se repite generacionalmente: los padres educan a sus hijos para que no tengan sexo -digamos, por lo menos, hasta el matrimonio- y se la pasan rogando para que algo de sus anhelos les haya quedado grabado en las mentes. Rara vez sucede. Los famosos millennials, nacidos entre 1981 y 1995, no somos la excepción.

¿Los millennials tienen sexo?
Según datos de los Archivos de comportamiento sexual, el 15% de los adultos entre 20 y 24 años dicen no tener pareja sexual desde que cumplieron los 18 años. De la generación anterior, es decir los “X”, sólo el 6% respondió lo mismo cuando fueron encuestados a esa misma edad. Según Jean Twenge, investigador principal del estudio “es parte de un tema general de maduración más tardía que ha sido bien documentada”.

publicidad

A mi surge la duda de qué tan honestamente contestan las personas las encuestas, en general, pero más aún cuando de sexo se trata.

Melissa Batchelor, escritora invitada de Los Angeles Times y millennial está de acuerdo con los resultados del estudio y menciona la cultura del trabajo excesivo, la competencia laboral, la búsqueda por el estatus y la obsesión con un aspecto físico perfecto dentro de las razones por las que nuestra generación no está teniendo sexo.

A photo posted by @scott_dipshit on

Si hay sexo (aunque sea del malo)
Vale, no se puede negar la realidad histórica de que en medio de revolución sexual que trajo consigo el movimiento hippie de los 60’s y 70’s, la generación de los Baby Boomers le gana el partido por goleada a los millennials, pero nosotros tampoco somos una generación de santurrones que no queremos saber nada de sexo. Lo siento papitos y mamitas.

Sin embargo no salimos muy bien librados tampoco, y es que desafortunadamente aunque sí estamos teniendo sexo, no es sexo de calidad, sino más bien del malo.

Los datos arrojados por el National Survey of Sexual Attitudes and Lifestyles, que ahondó en las razones de por qué, supuestamente, la generación millennial está compuesta de 'monjas y sacerdotes', encontró que el 21.3 por ciento de las mujeres se quejan de no alcanzar el orgasmo en sus relaciones sexuales, mientras los hombres están preocupados de eyacular demasiado pronto y tener dificultad manteniendo una erección.

publicidad

¿Qué tan malo?
En términos generales una tercera parte de los hombres millennials y un 44.4 por ciento de las mujeres tienen una vida sexual activa bastante insatisfecha. De acuerdo con Laura Berman, autora del libro Quantum Love, se trata del pánico que le tenemos a la intimidad, a ser vulnerables, abiertos y reales con nuestra pareja. La verdad sea dicha, el buen sexo requiere una gran dosis de confianza con nosotros mismos y con el otro. Muchas de nosotras no se ha tomado el tiempo si quiera de saber lo que nos gusta sexualmente y le dejamos la responsabilidad a nuestras parejas, mientras los hombres andan tan preocupados por reafirmar su virilidad que se desconectan del placer mismo.

No todo está perdido
Según un estudio adelantado por el portal de citas IllicitEncounters.com el 37% de las mujeres y el 34% de los hombres dijo que su vida sexual mejoró notablemente después de cumplir los 40. Sí, los de 20 están teniendo más sexo, pero los de 40 se lo están gozando más.

Según esto tenemos dos opciones: condenarnos a un par de décadas mal de mal sexo o comenzar a explorar nuestro mapa de placer sexual y bajar las barreras que ponemos frente a la sexualidad y frente a nuestra pareja. Lo que sí es seguro es que sexo no vamos a dejar de tener, así que por lo menos habría que esforzarnos porque sea de calidad.

Ver también:

Relacionado
El de la fotografía es un modelo estilizado, porque en realidad un clíto...
Esto que ves es un clítoris en 3D... y puede cambiar todo lo que creías saber sobre él
Los franceses han decidido utilizar las impresoras 3D para producir esculturas a escala del clítoris para las clases de sexualidad. Su uso podría transformar todo lo que creíamos sobre ese órgano.
publicidad
publicidad
La hija de la cantante Argentina Amanda Miguel está muy ilusionada por su boda. Su novio Miguel, de origen mexicano, le hizo la propuesta en julio pasado.
Nuestros amigos Maggie Jiménez y Roberto Soto compartieron sus consejos para evitar tentaciones y ser fieles a su pareja, pero la terapeuta Edith Shiro explicó que no todo es de color rosa en una relación.
La institución refugia a los jóvenes transexuales que se quedaron sin casa cuando confesaron su condición sexual a sus familias en México. El fundador del albergue vio la necesidad de ayudar a estos jóvenes y quiso evitar que se quedaran en la calle.
Este tema está que arde: ¿cuál debe ser la reacción de una mujer si a su pareja "se le van los ojos" al ver pasar a otra? ¿Los hombres deben reaccionar si su mujer también lo hace? ¡Este panel se encendió con sus opiniones!
publicidad