publicidad

¿Ya participaste en el mealsurfing?

¿Ya participaste en el mealsurfing?

La nueva moda del mealsurfing es una manera de comer rico y conocer gente, ya sea en la comodidad de tu hogar o yendo a casas de otras personas.

Con la ayuda de algunas redes sociales, puedes ser el invitado de honor...

Por Patricia Monge


La invitación es a comer o cenar con desconocidos en casa de un extraño. Suena raro, pero es lo que propone una serie de aplicaciones telefónicas, en las que cocineros aficionados —y alguno que otro profesional— abren las puertas de sus casas a comensales aventureros y con ganas de gozar de experiencias únicas e irrepetibles.

El asunto se trata de lo siguiente: navegando en el móvil, uno puede encontrar lugares cercanos donde se ofrecen este tipo de cenas o comidas. Se puede elegir tanto el barrio donde se quiere disfrutar del encuentro, así como por el tipo de comida, ya sea italiana, vegana, japonesa o mexicana.

El interesado se apunta y reserva el día y lugar en que asistirá. Al llegar, hay otro grupo de personas que —al igual que tú— ese día están allí con interés de compartir una experiencia gourmet y conversaciones con gente nueva. El anfitrión les sirve sus creaciones culinarias y va contando la receta o su propia historia, su iniciación en el arte de cocina o simplemente alguna curiosidad. La idea es convivir con gente que tenga pasiones similares a las tuyas o conocer un poco más de la tradición o cultura de países remotos.

Las aplicaciones traen un sistema de valoración donde se califica al anfitrión, la comida, la presentación, los invitados y otros factores, con el afán de que cada perfil esté validado y adquiera posiciones dentro del ranking. El pago del menú lo puedes hacer vía la propia aplicación o in situ, según funciones de cada app.

publicidad


Mealsurfing, desde 2011

A esto se le llama  mealsurfing y es un concepto inaugurado en 2011 con la página web  Kitchenparty.org, en Europa. Posteriormente la tendencia llegó a Estados Unidos con el lanzamiento del sitio Kitchensurfing.com, en mayo de 2012. Esta tendencia va en crecimiento, según lo indica un estudio de mercado publicado en 2013 por la agencia de publicidad J.W. Thompson, y se debe, en buena medida, a las ganas de compartir experiencias novedosas, así como de buscar modelos innovadores, tanto en tecnología como en relaciones sociales.  Al final, la idea del  mealsurfing  es muy sencilla: unir la pasión de cocinar y comer bien, con las ganas de conocer gente nueva.

Meet new friends!

Una foto publicada por KitchenParty (@kitchenpartyorg) el


Tomás Bermudez, creador de Cookapp.com, que comenzó a funcionar en Buenos Aires y actualmente llegó a Nueva York con más de 60,000 usuarios, dice que “la experiencia de conocer personas al mismo tiempo que reunirnos alrededor de algo rico no tiene precio. Mi idea es que todo el mundo pueda disfrutar de una buena comida casera cuando quiera y donde sea que esté”.


¿Quién cocina hoy?

Lo más interesante es que no se necesita ser chef profesional ni tener un millón de estrellas Michelin para poder recibir invitados en casa: simplemente ser apasionado por la cocina. Mejor aún si tienes alguna receta especial de la abuela y quieres compartirla con amigos nuevos, simplemente por el placer de hacerlo.

Así, te inscribes como anfitrión y posteas el menú en las apps, junto con la locación, fecha, hora y precio de tu cena o almuerzo. En algunas ocasiones, los más sofisticados pueden hacer reuniones temáticas, en las que el idioma, la música, la literatura, el cine o ciertas costumbres, como religión o tendencias sexuales, sean sus principales protagonistas.

publicidad


 

El extremo colaborativo

El mealsurfing dio un paso adelante con la creación de la —ahora inexistente— Mealku, de origen estadounidense. Esta era, más bien, una cooperativa de alimentos que, a través de una plataforma en internet, ofrecía un espacio para encontrar opciones de comida sana y casera. No había ningún tipo de intercambio de dinero ni favores, sino un sistema de puntos que los socios acumulaban y luego podían usarse para adquirir un plato especial dentro de la misma red social.

Lo interesante era que partía del sistema colaborativo y del no desperdicio, tanto de los alimentos como del tiempo de elaboración. Por ejemplo, el vecino vivía solo y preparaba ravioles amasados en casa; las porciones generalmente eran abundantes y por más que los congelara tendría ravioles para más de dos semanas. Más de aburrirse y hartarse de comer todos los días lo mismo, prefería repartir entre la comunidad Mealku, a cambio de recibir puntos para obtener después otro platillo.


Estas son algunas de las aplicaciones de mealsurfing:

NewGusto.com, con sede central en Italia, convirtió al mealsurfing en un fenómeno global.

Mealsharing.com, con eventos en China, Noruega y Sudáfrica.

Eatfeastly.com organiza fiestas gastronómicas en distintas ciudades de Estados Unidos.

Eatwith.com, con mayoría de usuarios en Nueva York y España.

publicidad

Le Cesarine HomeFood, mayormente en Italia.

publicidad
publicidad
La adolescente, que llegó a Estados Unidos huyendo de la violencia que azota a su país de origen, acostumbra a ir en bicicleta a sus clases de verano. Según ella, en dos de sus viajes se encontró con un sujeto que comenzó a seguirla en su vehículo y a decirle palabras obscenas. Las autoridades, que buscan al sospechoso, lanzaron recomendaciones especiales para estar alerta en este tipo de casos.
La reconocida artista reveló qué tal le fue en su festejo de cumpleaños y habló del lanzamiento de una nueva aplicación donde pondrá compartir muchos secretos con sus seguidores.
La decisión se toma por la dificultad de atraer pasajeros a Varadero y Santa Clara. El próximo 4 de septiembre se hará el último recorrido a esas dos ciudades de la isla.
Daniela di Giacomo reveló el precio real del espectacular vestido que usó Gelena Solano el día de su boda y ella misma nos dice que es lo que tenía ese vestido que costó tan caro.
publicidad