publicidad
Calendario

El propósito de año de nuevo más importante: ¿Nuestros series queridos?

El propósito de año de nuevo más importante: ¿Nuestros series queridos?

El propósito: estar más con los nuestros. Pasa enero y ahí estamos devorados por la rutina cotidiana. ¿Qué es lo que nos pasa?

Calendario
Calendario

Por Laura Martínez-Bellie

Llegó el año nuevo y con él un montón de buenos deseos. Más importante que asistir al gimnasio, ponerse a dieta, ahorrar y ser más ordenado, hay un propósito de año nuevo que nos pesa incumplir más que el resto: no poder estar más tiempo con los seres queridos. Pues sí. Cada año –decimos—estaré más tiempo con mi familia. Pero llega la rutina de enero, con su empinada cuesta arriba, y febrero, y marzo… y nos damos cuenta de que la rutina nos ha vuelto a fagocitar como Saturno devorando a su hijo. ¿Son los problemas de la vida diaria o realmente no logramos dedicar más tiempo a nuestros seres queridos? ¿Por qué nos refugiamos en las rutinas?

publicidad

Los buenos propósitos dejan de ser buenos cuando se convierten en eso: propósitos. Cosas que nos ponemos a hacer como una imposición u obligación. Compartir nuestro tiempo con los seres queridos no debería ser un propósito sino una causa natural. Como comer y respirar. Y sin embargo, en algunos casos parece una imposición. No tema: sólo hay que convertir los propósitos en proyectos. Como decía el médico y Nobel español Ramón y Cajal: “todo hombre puede ser escultor de su propio cerebro”. O lo que es lo mismo: con un poco de esfuerzo podemos hacer que el cerebro adquiera nuevos hábitos.

Seres queridos y propósitos 1

Nuestro órgano moldeable

El cerebro es moldeable y está constantemente aprendiendo. William James, uno de los padres de la psicología, en 1890 lo afirmó y hasta la fecha nadie lo ha desmentido. Tendemos a pensar que al llegar a una edad límite dejamos de aprender y nos programamos con horribles frases desmotivadoras como la de “perro viejo no aprende nuevos trucos”. Nada más alejado de la realidad. Lo cierto es que el cerebro aprende constantemente, y no sólo eso, la esperanza de vida de alarga si fortalecemos la actividad neuronal.

El propio interés por querer cambiar de hábitos, la actitud y motivación, así como salir de la zona confortable, invitan al cerebro a una reorganización constante. El problema es que nos hemos vuelto muy impacientes. Lo queremos todo y lo queremos ya. No estamos a dispuestos a invertir mucho tiempo en la obtención de resultados. Las dietas que nos gustan son las que nos hacen perder 10 kilos en 2 semanas. Nos hemos acostumbrado a la velocidad, a obtenerlo todo con un “click” y el cerebro necesita más que eso para adaptarse a las nuevas rutinas. Salir de la zona de confort lleva por lo menos dos meses, pero si usted está dispuesto a regalarse ese tiempo, puede obtener resultados maravillosos.

publicidad

Intente lograr sus propósitos, sean cuales fueran, siguiendo estos pasos:

1. Un paso a la vez. No intente cambiar de golpe. Primero hay que lograr las metas paso a pasito. Si confecciona una lista, lo más probable es que se agobie de ver todo lo que tiene que avanzar y se rendirá antes de tiempo. Si va a cruzar el Gran Cañón en la cuerda floja y contempla la inmensidad a avanzar el vértigo lo hará rendirse antes de tiempo: mejor fíjese únicamente en los pasos que va dando uno a uno y con certeza en algún momento llegará al otro lado.

2. Pregúntese porqués. No le tema a las preguntas. Estar consciente de por qué hace las cosas y por qué es importante cumplirlas no lo hará más débil sino todo lo contrario. Tener seguridad y confianza le darán capacidad para lograrlo. Aunque sea difícil. Póngase una meta a la cual llegar, si no navegará en un mar de posibilidades.

3- Abra el espacio que necesita. Si está esperando que el Universo se alinee para que se den las condiciones que le permitan hacer eso que ahora no es parte de su vida, espere sentado. Usted es quien debe tomar la decisión. ¿Más tiempo con la familia? Haga que suceda. Convierta en rutinario aquello que ahora ni siquiera existe. Abra la agenda y marque un día.

Seres queridos y propósitos

4. Apóyese en la tecnología. Admítalo: vamos siempre a las carreras. Es posible que usted tenga muy buena memoria, pero a nadie mata un poco de ayuda: aproveche que tiene un teléfono inteligente con Wi Fi ilimtado para apuntar lo que tiene que hacer. Comida familiar, cumpleaños infantil, cena con amigos, desayuno con compañeros de universidad, levantarse una hora antes para meditar…. No le tema a compartir con su pareja la aplicación del calendario.

5. Motívese. El cerebro se entusiasma con la novedad. Si va a empezar dieta: compre frutas y verduras y llena el refri de cosas saludables, si va a hacer deporte: consiga ropa adecuada, si va a visitar a tu abuela más seguido: intenta llevar cosas (cartas, fotografías…) que poder hacer con ella, etc.

publicidad

6. No lo deje para mañana. No esperes al lunes. Muchos empiezan las dietas el lunes, van a correr, o se sientan a escribir una novela el primer día de la semana. Como si el jueves o el martes estuvieran vertados para empezar algo. La vida es ahora. Empiece HOY. No se ponga trampas como “la del lunes” para postergar algo que no quiere hacer.

Seres queridos y propósitos 3

7. Entusiásmese. Las cosas deben apasionar: aunque sea comer un apio. Si aprende a estar apasionado con lo que hace se fideliza el hábito. Busque cómo se siente, lo que va a conseguir, cómo mejorará su vida personal o profesional. Disfrute y esté presente.

8. No se ponga trampas. El hábito que ya está instalado en su cabeza le dirá toda clase de cosas para que usted tire la toalla. Nuestro cerebro está muy entrenado para buscar excusas y seguir en la zona confortable. Esa voz interior es muy pesada y puede llegar a ser muy convincente. No la escuche. Oblíguese a escuchar a la OTRA voz interior, igual de poderosa. Cuando su cerebro le ponga trampas, recuerde las METAS.

9. Disciplina, disciplina, disciplina. Tómese en serio. Dele prioridad a su nuevo hábito. Si es estar con la familia, dele su justa dimensión y oblíguese a salir antes del trabajo. Si no puede llegar a acostar a sus hijos, a lo mejor puede levantarse antes para desayunar con ellos. Busque el tiempo y disciplínese. En un par de semanas lo habrá logrado.

publicidad

10. Convierta su nuevo hábito en su filosofía de vida. No se trata de aprender algo ya, sino de que lo disfrute y sepa que tiene toda la vida para practicarlo. No se trata de sentirse culpable si no lo logra. La culpa no abona en nada. Mantenga la disciplina y la serenidad. No es todo o nada. Recuerde que está incorporando algo bueno a su vida. Aprenda a disfrutar todo lo que hace. Lo hace porque quiere, porque le causa un placer y un beneficio. En cuanto el cerebro entienda que es así, cada vez que lleve a cabo la actividad, sea cual sea, sentirá paz y calma.

Relacionado
New York City's New Year's Eve
Propósitos sexuales 2016
Como dice la máxima: año nuevo, vida sexual nueva. Dejemos a un lado el pasado y aprendamos cosas nuevas.
publicidad
publicidad
Accidentes de transporte
En un video de una cámara de seguridad se observa cómo la conductora sospechosa se lamenta por lo sucedido. Según la división de tránsito, el menor se encuentra en condición crítica.
Más de 39 millones de personas viajarían esta fecha, según cifras de la AAA. Además, los problemas climatológicos generarían retrasos en cientos de los vuelos, por lo que se les recomienda a las personas tener mucha paciencia a la hora de planificar su salida.
Al parecer, murieron sofocados por el intenso calor que sobrepasó los 90 grados. Los niños fueron encontrados al oeste de la ciudad de Weatherford. Uno de 16 meses y otro de 2 años fueron hallados sin vida por su madre. La oficina del alguacil del condado Parker informó que la mujer los encontró inconscientes luego de haber estado expuestos a temperaturas sofocantes.
Las dos menores demostraron su precisión y dominio logrando vencer a decenas de niños. Una de ellas representará al estado en Washington durante la gran final del reconocido concurso.
publicidad