publicidad

Separarse, divorciarse, volver

Separarse, divorciarse, volver

Es cada vez más común que las parejas vuelvan tras una separación en principio definitiva. ¿Será que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde?

Separarse, divorciarse, volver

Por Laura Martínez-Belli

Eso de jurar ante el altar “Hasta que la muerte nos separe” suena romántico pero es más bien irónico, ya que desde que se aprobó el divorcio lo que acaba separando a las parejas es la vida misma.

La historia de siempre

Te casas enamorado, pensando que el matrimonio será una eterna luna de miel y cuando quieres darte cuenta el amor ha carbonizado la relación. Esto sucede, sobre todo, en las parejas que empiezan muy jóvenes y que, a pesar de amarse, un día se descubren deseando cosas distintas. Han crecido, han cambiado, han evolucionado en sus respectivos trabajos y de pronto anhelan de nuevo su independencia con la misma fuerza con la que antes deseaban un matrimonio.

No hacen falta infidelidades, ni gritos, ni mentiras, tan sólo la brecha de la separación se hace cada vez más ancha. Es muy fácil soñar con que el divorcio traerá un soplo de aire que hará volar la rutina, el tedio, las cargas.

El reencuentro

Pero como errar es de sabios, resulta que últimamente asistimos al fenómeno del reencuentro. Muchas parejas habiendo llevado el proceso hasta el final (no sólo separación sino divorcio firmado) pasados varios años, deciden volver a intentarlo aunque ya sin oficializar la relación.

Pilar Cunchillos, abogada y psicóloga de familia en España desde hace tres décadas, explica que las "parejas que se separaron hace años vuelven a juntarse cuando sus hijos se independizan y después de vivir su vida, incluso después de otras relaciones”.

Es como si de pronto las parejas se dieran cuenta de que finalmente se han convertido en las personas que deseaban ser y una vez conquistado ese terreno los problemas que los separaban se desvanecieran y recuerdan las razones que los habían juntado en primer lugar.

publicidad

Sí quiero, pero sin casarme

Un estudio de la Universidad de California señala que apenas 6% de los divorciados que ha rehecho su vida pasa de nuevo ante un juez. Una novedad para la comunidad católica es que el papa Francisco anunciara en agosto que los divorciados siguen siendo parte de la comunidad cristiana y, por tanto, ya no estarán excomulgados. Suena a otro siglo, pero hasta ahora así era.

También puede suceder que incluso dándose una segunda oportunidad, se reafirme el motivo por el cual se había uno separado la primera vez. “Ocurre con frecuencia que gente joven que no hace demasiado tiempo que ha roto se reconcilia. Estuve con una pareja que se separó hace ocho meses, una ruptura difícil, y ahora se han reconciliado. No tienen la estabilidad necesaria y están abocados a la ruptura. Sucede bastante: parejas jóvenes que se divorcian, vuelven y, después, rompen definitivamente”, explica Cunchillos.

Un caso de estos extraños es el de Liz Taylor y Richard Burton, quienes se casaron 16 meses después de su divorcio, en 1975, y apenas un año después volvieron a separarse. También hay otros famosos en esta situación, por ejemplo,Melanie Griffith, que se casó y se divorció dos veces de Don Johnson; Natalie Wood se casó dos veces con Robert Wagner, y la exuberante Pamela Anderson lleva dos bodas con el rockero Rick Solomon. Sin embargo, ninguno de estos casos terminó con un “felices para siempre”.

publicidad

Lo único seguro…

Lo que es seguro es que para que un segundo intento funcione la ruptura inicial no debe tener daños estructurales severos, como los edificios que sobreviven a un terremoto.

Los cimientos deben haber permanecido sólidos y las grietas no ser muy profundas. A veces, la separación ayuda a ver las virtudes olvidadas que persisten en el otro. Porque también es cierto que cada vez se aguanta menos y luego a veces se descubre que igual había que soportar algo más para construir el amor.

“Con tolerancia se puede disfrutar más", comenta Cunchillos. De hecho, según una encuesta realizada por una página web de parejas, 51% de la gente asegura haber sentido algún tipo de arrepentimiento al dejar una relación. Porque como les comenté al principio, con una expectativa de vida de 90 años, quizás todas las parejas deberían separarse un poquito de vez en cuando para aprender a valorar lo que tienen y retomar la convivencia con el entusiasmo perdido en las complicaciones de la vida.


publicidad
publicidad
Cuatro profesores fueron señalados como los autores de los abusos. Tres están detenidos y uno está prófugo.
La CIA aseguró que la perrita Lulú no tiene interés en la capacitación para olfatear la posible presencia de bombas. Por fortuna, su entrenador decidió adoptarla.
Daniela di Giacomo evaluó algunos de los más llamativos looks esta semana incluyendo los espantosos zapatos de Rihanna o la 'piyama' que usó Selena Gomez.
El cantante colombiano estuvo de visita por Nueva York y ahí lo fue a ver nuestra Gelena Solano para aclarar una que otra controversia.
publicidad