publicidad
Miss Haití superó el asesinato de su madre y el terremoto, y vaya que lo superó bien.

Miss Haití y el asesinato de su mamá

Miss Haití y el asesinato de su mamá

Aunque Haití no gane Miss Universo, la historia está escrita. Sarondj habló del asesinato de su mamá y del terremoto.


Miss Haití superó el asesinato de su madre y el terremoto, y vaya que lo...
Miss Haití superó el asesinato de su madre y el terremoto, y vaya que lo superó bien.

Sarondj ha vencido toda traba desde los nueve años cuando, casi enfrente de sus ojos, vio como asesinaban a su madre y recientemente cuando en medio de la miseria que dejó el terremoto del pasado enero em Haití ganó un improvisado -pero no menos importante- concurso de belleza nacional, que permitió que después de 22 años la isla caribeña figurara de nuevo en la organización de Donald Trump.Magali Febles, quien fuera directora de Miss Puerto Rico por décadas, fue la de la idea de presentar ante la organización Miss Universo que Haití, más que nunca, necesitaba el apoyo para competir. Así surgió la iniciativa, sin patrocinadores pero con mucho corazón, de hacer una modesta competencia donde el día que coronaron a Sarondj como Miss Haití ni siquiera había un ramo de flores para obsequiarle. Sarondj es toda una abogada a sus 24 años y regresó a su tierra después de años de exilio en República Dominicana, adonde tuvo que huir con su familia por problemas políticos. Esta joven habla cuatro idiomas, entre éstos un perfecto español.Como si enfrentar obstáculos fuera su especialidad, en el vuelo de tránsito Miami- Las Vegas su equipaje se extravió y nunca lo recuperó. Perdió parte de sus ropas, zapatos y accesorios con los que competiría, sin embargo, ha recibido más de lo que traía.¿Tomaste como un señal de mala suerte que se perdiera tu equipaje?Yo dejé de pensar en ellas. Muchas personas me han ayudado, varios diseñadores haitianos me han prestado vestuarios, carteras, accesorios, así que tengo todo lo que necesito para participar. Ahí estaba todo, pero no estaba el traje final ni el típico. Toda pérdida trae aprendizaje, fue otro obstáculo más que tuve que pasar y al final fue bueno porque no me sentí afectada, seguí adelante.¿Qué significa representar a tu país después de 22 años de ausencia en Miss Universo?Es un privilegio y al igual, que el resto de las muchachas, es un honor. Quiero llevar mi bandera en alto, necesito promover mi país, la cultura, lo necesitamos a nivel internacional. La imagen que el mundo tiene de Haití debe cambiar, es cierto que tenemos pobreza y crisis, pero también muchas cosas bonitas que ofrecer.Participar en Miss Universo es como un honor a tu madre...Definitivamente. Mi madre se llamaba Mireille Durocher Bertin, fue una gran abogada en Haití, era jurista de La Haya, una gran defensora de los derechos humanos, una líder, iba a participar en las elecciones presidenciales de 1995 cuando la asesinaron en pleno día junto a un colega. Fue considerado un asesinato político. Para mí fue traumático, pero aprendí mucho de esa experiencia.¿Maduraste muy rápido a partir de esta trágica experiencia?Fue muy difícil, pero más que para mí, para mis hermanitos. Yo no ocupé el lugar de mi madre, pero lo intenté. En el momento que mis hermanitos lloraban yo tenía que ser fuerte, abrazarlos, para que ellos sintieran un apoyo porque mi padre nunca se volvió a casar. El nos crió solo, se pasaba el día trabajando, es una persona realmente admirable. Yo tenía que aprender a cocinar, planchar sus uniformes y yo me imagino que todas esas responsabilidades me ayudaron a crecer como persona y a pensar en grande.¿De ganar, el triunfo sería dedicado a tu madre?Todo lo que hago, absolutamente todo, es pensando en ella. Nunca se ha ido de mi vida. Ella está muy orgullosa de mí en estos momentos e independientemente de lo que pase en el concurso Miss Universo yo voy a trabajar por mi país. El triunfo primero sería dedicado a Dios, a mi madre, a mi familia y a mi pueblo.¿Tienes aspiraciones políticas?Siempre me lo preguntan. Por el momento no tengo aspiraciones políticas, pero quiero trabajar por mi pueblo y eso es lo que he estado haciendo estos años. Pienso que puedo ayudar a Haití aunque no sea como política, me puedo convertir en una embajadora, en una vocera de las necesidades de mi pueblo.¿Qué pasaría si ganas Miss Universo?Si tengo la oportunidad de ganar esa corona, seré una de las mujeres más felices del mundo y sería llevarle la primera corona a mi país, que tanto lo necesita. Que yo este aquí para ellos es una esperanza. De no darse la oportunidad, lograré mis objetivos porque a nivel internacional me están dando la oportunidad de hablar y de comunicar lo que mi pueblo necesita. Quiero ser una embajadora de Haití.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad