publicidad
Una mujer seleccionó las cifras que salieron ganadoras el sábado.

La ganadora de los $429.6 millones en el Powerball jugó sus propios números

La ganadora de los $429.6 millones en el Powerball jugó sus propios números

Dueños del establecimiento 7-Eleven, en la calle Chambers de Trenton, Nueva Jersey, cuentan que se trata de una clienta asidua.

Una mujer seleccionó las cifras que salieron ganadoras el sábado.
Una mujer seleccionó las cifras que salieron ganadoras el sábado.

JERSEY CITY, Nueva Jersey. – El pasado martes en la tarde, una mujer escribió 25-66-44-5-26 y 9 en su boleta de Powerball y en el 7-Eleven de la calle Chambers en Trenton, pagó los $2 de la jugada por los $429.6 millones que se sortearían el sábado 7 de mayo.

Este domingo ella no los había reclamado, pero fue quien se los ganó. Lo revelaron Andrea Shin y su esposo, propietarios del 7-Eleven, localizado en el bloque 700, porque este domingo temprano recibieron una llamada por parte de representantes de la lotería en Nueva Jersey. Tras corroborar que se trataba de la tienda correcta, se les confirmó que allí había sido vendido el boleto ganador del sorteo del sábado. Luego, personalmente, revisaron otros datos sobre la transacción.

publicidad


Por sólo haber vendido el boleto, los jóvenes empresarios recibirán un premio de $30,000.

Este lunes se anticipa que la ganadora reclame su premio. Si decide recibir un solo pago, tras el pago de impuestos su cheque final rondará los $269 millones.

De otra parte, Powerball informó que otras siete personas acertaron cinco cifras en el sorteo del sábado, ganando $1 millón cada una. Tres de ellas fueron en Nueva York, dos en Illinois, una en California y otra en Virginia.

publicidad
publicidad
Los oponentes dijeron que prefieren que el dinero sea gastado en educación, por lo que van a seguir sosteniendo manifestaciones, al igual que en otras ciudades, hasta lograr que el gobierno federal reflexione. Según el Secretario de Defensa, 4000 jóvenes estadounidenses serían enviados a Afganistán.
El padre del pequeño era el presunto responsable de su rapto y murió luego de un cruce de disparos con la policía de Los Ángeles en la ciudad de Encino. Por fortuna, el menor se encuentra sano y salvo.
Cientos de personas llegaron al Centro de Convenciones para ver a Donald Trump, dentro de los asistentes hubo decenas de hispanos, quienes aseguran apoyar sin dudar las políticas en materia de inmigración del mandatario.
Gas lacrimógeno y agresiones físicas y verbales se suscitaron entre los asistentes que se manifestaban a las afueras del Centro de Convenciones de la ciudad, justo al finalizar el evento del mandatario.
publicidad