publicidad
.

Por más que le ruegas, ¿no quiere comer? logo-noticias.6bcb5218ff723b30f...

Karla Martinez y su familia

Por más que le ruegas, ¿no quiere comer?

Por más que le ruegas, ¿no quiere comer?

Se te acabó la paciencia y ya no sabes qué hacer para que tu hijo coma. Te doy algunos tips que te servirán de gran ayuda.  

Karla Martinez y su familia
Karla Martinez y su familia

¡Hola amigas!

Hablé con mi amiga Catalina, quien me llamó para contarme que su hijo Nikolas de 2 años no quiere comer nada desde hace varios días, solo desea tomar tetero. Por su puesto lo llevó al pediatra y le recomendó que empezara a darle comida cuanto antes, lo que ocurre es que el pequeño, no quiere comer. Cada vez que ella trata de darle pollo, sopa de verduras, jugos o cualquier otra comida, él simplemente la rechaza. Prácticamente está adicto a la leche por que su cuerpo es lo que más le pide.

Catalina está muy estresada con la situación ya que Niko no se está alimentando bien y como siga así, el pobre va a terminar enférmandose o con problemas de nutrición.

publicidad

Este tipo de situaciones tienen que solucionarse pronto porque entre más tiempo pase, el pequeño irá formándose hábitos alimenticios perjudiciales.

Yo le di algunas recomendaciones que me funcionaron en casa y que bien pueden funcionarle con Niko.

No lo obligues

Si le obligas menos va querer comer. El acto de comer debe ser algo especial y divertido. Si te sientes de mal humor, cansada y estresada antes de alimentarlo vas a transmitirle eso a tu hijo. Juega con él, no con la comida, hazle ver que comer puede ser divertido y que además es muy importante.

Disminuye la cantidad de teteros que le das durante el día. Redúcelo a dos, uno en la mañana y otro en la noche.

Acostúmbralo a comer en familia

Si te ve comiendo, él o ella también va a comer. Es una cuestión de ejemplo. Si te ve tomando sodas y comiendo hamburguesas, ellos van a querer comer lo mismo y por provocarlo con la comida puedes ofrecerle alimentos que no son saludables.

Siéntalo en su silla, en la mesa, y muéstrale que comer es algo que todos en casa hacen.

Si lo acostumbras a comer solo, en la habitación o viendo la televisión, tu hijo probablemente no aprenderá a compartir la mesa con más personas.

Enséñale modales

Muchos padres no se dan cuenta lo importante que son los modales en la mesa. Enséñale como tomar los cubiertos, muéstrale su uso adecuado. Igual con la servilleta.

publicidad

Reitérale que la comida no es para jugar, que no se debe hablar con la boca llena o sacarse los alimentos cuando los mastica. Explícale lo importante de tener modales y de comportarse adecuadamente.

Establece horarios

Al fijar los horarios de la comida no solo estas habituándolo a que tiene que comer cada tres horas sino que estas educando su organismo. Así tu hijo tendrá un metabolismo sano y podrás evitar que sufra de sobrepeso en el futuro.

Elabora un menú

Si estableces un menú para cada día vas a hacer este proceso más sencillo. Elabora una receta según el día. Incorpora pescado 4 ó 5 veces por semana. Los huevos puedes dárselos casi a diario para el desayuno acompañados de jugo de naranja, preferiblemente recién exprimido.

Puedes hacer sopas unas 2 ó 3 veces a la semana de colores atractivos como la de zanahoria, tomate o cebolla. Los colores vivos les llama más la atención, en lo que a comida se refiere.

Si le gusta las fresas dáselas día de por medio. Las bananas les resultan muy atractivas a los chichos por el sabor, la textura y porque son fáciles de masticar. La piña es una fruta que no les gusta mucho en vista de que algunos pueden desarrollar alergias.

Asegúrate de incluir al menos una fruta y dos vegetales diariamente.

Cocina de forma saludable

Si quieres darle papitas prepáralas al horno en lugar de freírlas. Córtalas en rodajas delgadas y pónles un toque de mantequilla sin colesterol. Si quieres que queden crunch, déjales la cascara.

publicidad

Igual con el pollo, el pescado o la carne. Puedes adobarlos y meterlos al horno en lugar de freírlos. No hace falta que pongas muchos condimentos para darle sabor a la comida, si en el menú tienes una crema de tomate puedes ponerle un poco de cebolla licuada y ajo para que se fundan con el sabor del tomate. Ellos no sentirán el sabor de estos ingredientes tan temidos por muchos.

Esto es un proceso que toma tiempo y para el que necesitas armarte de paciencia. La disciplina y el amor deben ir de la mano en el momento de criar a nuestros hijos.

Recuerda que los hábitos que adquieren en los primeros años de vida son determinantes para su sano desarrollo.

Besitos,

Karla

 

publicidad
publicidad
La reina del pop ofreció un discurso provocador frente a miles de manifestantes que se concentraron en la capital estadounidense para protestar el mandato de Donald Trump. La cantante dijo que existía poder en la "unidad" de las mujeres.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
Mientras su padre firmaba en el Capitolio sus primeros documentos como presidente, Barron se divertía jugando con su sobrino.
Más allá del acto tradicional, la atención estuvo centrada en el vestido de la primera dama y de los singulares pasos en la pista de la pareja que ahora regirá Estados Unidos.
publicidad