publicidad
1 de 21
Publicidad

Así como para el amor no hay edad, para la amistad no hay tamaños, ni sexo, ni edad, ni impedimento que haga que dos seres puedan tener un lazo fraternal. Este es el caso de un caballo y un gato.

Publicado: 08 Jan | 12:34 PM EST
publicidad