publicidad
.

Tarjetas musicales entonadas por un perro logo-noticias.6bcb5218ff723b30...

Tarjetas musicales entonadas por un perro

Tarjetas musicales entonadas por un perro

Seguramente has visto y escuchado tarjetas musicales de todo tipo, pero éstas son especiales: las entona una perrita

Tarjetas musicales entonadas por un perro e83eeff7994a4dda8bf9920bcd39a1...

Dicen por ahí que la música es “medicina para el alma”….y para Joanne Le Doux, lo fue para el alma, para su mente, y  para su afectado cuerpo! Y es que gracias a las innumerables tarjetas musicales con deseos de recuperación que recibió hace cuatros años, cuando padeció de un cáncer, descubrió la sonrisa que podía recuperar a pesar de sus males. Y digo males porque esta mujer de más de 50 años es, además, legalmente ciega.

Pero visión es lo que le sobra a esta valiente mujer. Esas tarjetas que recibía de sus más allegados, la iluminaron para crear una compañía de tarjetas sociales musicales de todo tipo: Condolencia, Recuperación, Cumpleaños, Navidad. Pero esta no es la parte interesante del asunto.

publicidad

Milton, su fiel marido, testigo de la frustración de su mujer por su inhabilidad para desenvolverse 100 por ciento por ella misma debido a su condición médica, decidió regalarle otra sonrisa a través de Lucy, una perrita salchicha que se convirtió, repentinamente, en su inspiración para un negocio que manejaría desde su la comodidad de su casa.

Lucy resultó ser una perrita “cantante” y es hoy en día, exitosamente, la cara oficial y principal de una marca de “tarjetas sociales…que cantan” y que lleva la firma creativa de Joanne Le Doux, quien es además, al igual que su marido, certificada en música: toca piano, es instructora,  y además, compone canciones para una coral de niños…y ahora para los amantes de las mascotas!

“Studio Lucy Lou” es un pequeño estudio hogareño de Texas, que cuenta con tres empleados claves: la perrita “cantante”, por supuesto (que tiene la tarea de entonar algunas notas con su imponente ladrido), Milton (el esposo de Joanne, quien se encarga de hacer los arreglos musicales y editar esos ladridos que resultan cantos), y Joanne (quien tienen la misión de componer música, dependiendo de la ocasión, con su piano…! Ella también se encarga, junto a su marido, de crear los mensajes que van inscritos en las tarjetas).

Hoy en día, después de un año desde que lanzaron su marca musical de tarjetas… con la “perrita que canta”, este trío vende su creación a unos 125 negocios, a nivel nacional, que incluyen: tiendas de mascotas, spas y resorts para nuestros animalitos, y clínicas veterinarias. El internet es un gran aliado para esta familia que ha pasado por todos los sentimientos que expresan en sus tarjetas: tristeza, alegría, y ánimo para sobrevivirle a los contratiempos…

publicidad

Joanne asegura que sus tarjetas musicales de ladridos se venden bien porque los animales nos traen alegría, alivio, y esa compañía que no se puede comprar con ninguna otra “tarjeta”… (en este caso me refiero a: tarjetas de crédito).

Lucy murió a las tres semanas de que Joanne y Milton recibieran el primer set de tarjetas musicales. Zoe, otra perrita salchicha, fué adoptada inmediatamente y, coincidencialmente, también canta. Sin embargo, la imagen principal de las tarjetas seguirá siendo Lucy. Y el nombre del estudio: STUDIO LUCY LOU, permanecerá intacto en su honor… por ser fundadora y pieza clave y aliciente…. ¡Que en paz descanse!... O, como diría una de las tarjetas de condolencia de Studio Lucy Lou: “"Gracias al cielo por un amigo como tú".

*Xiomara Gonzalez Govea es reportera de temas relacionados con animales en Primer Impacto, Despierta América y El Gordo y la Flaca, además de ser fundadora y propietaria de la marca Animales 360º.

Más sobre la GLOBAL PET EXPO.

publicidad
publicidad
La emergencia se presentó en horas de la noche del domingo. Los equipos de rescate buscaban a una persona de la tercera de edad que podría estar dentro de la casa, pero durante la revisión solo encontraron a los animales. Investigan qué ocasionó el incendio.
Donald Trump se iría de Nueva York a Washington con un perro que la filántropa Lois Pope ofreció entregarle a la familia.
La mujer de 48 años de edad es acusada por crueldad y tráfico de cachorros. Uno de sus clientes se quejó y así las autoridades se dieron cuenta del delito.
La dueña del felino captó el momento en el que su mascota vio los copos de nieve en su ventana.
publicidad