publicidad
Los instintos maternales de esta perrita son bastante fuertes.

Perra y gatito protagonizan una historia de supervivencia animal y amor

Perra y gatito protagonizan una historia de supervivencia animal y amor

Una perrita le salvó la vida a un gato que se quedó huérfano al darle de la leche que ella misma producía.

Los instintos maternales de esta perrita son bastante fuertes.
Los instintos maternales de esta perrita son bastante fuertes.

Una pitbull callejera fue encontrada en las calles de Texas, Estados Unidos, mientras criaba a un minino indefenso y huérfano. Lo mantenía cálido y alimentado con su propia leche.

La nueva familia fue descubierta por un grupo de rescate animal. Al verlos, en un principio creyeron que se trataba de un cachorro. Al observar de cerca, se percataron de que este en realidad era un gato de no más de un par de días de vida. El pequeño succionaba una de las tetillas de la perra.

El veterinario Dr. Rick Hamlin atendió a los animales cuando fueron llevados al Mercy Animal Clinic en Dallas.

“En mi carrera de 28 años, nunca había visto algo así”, dijo Hamlin al portal The Dodo. “¡Dios mío! Encontrar esto en el mundo silvestre, que una pitbull y un gatito se hayan encontrado el uno al otro y estén conectados de la forma en que lo están, es algo realmente impresionante”.

publicidad

Gracias a que el grupo de rescate animal llegó en el momento preciso, tanto la can como el minino se encuentran en un estado óptimo de salud.

Al examinar a la nueva madre adoptiva, Hamlin se percató de que la leche de la animal se encontraba seca ya; por ello la clínica comenzó a darle biberón al pequeño.

Ella se niega a perder de vista a su ‘cachorro’.

publicidad
publicidad
Este singular animal sobrevivió a un viaje de 10 millas colgado del amortiguador de un auto en Australia. El conductor aseguró que escuchó los llantos de la pequeña koala y se detuvo para intentar ayudarlo.
Héctor visita las casas de sus clientes y recoge a las mascotas para córtales el pelo y las uñas, bañarlos, limpiarles los oídos y lavarle los dientes. Él asegura que es un trabajo de mucha paciencia porque varias veces los perros lo han mordido, pero dice sentirse feliz con lo que hace porque le "encantan los animales".
Una organización recibió a 43 animales que fueron entregados por sus dueños, que al perderlo todo en los estragos del huracán, ya no los podían tener.
Carolina Vela visitó uno de los centros de adopción de Animal Defense League que rescataron a 48 mascotas de Rockport, Texas, después de que fuera afectado por el huracán Harvey.
publicidad