publicidad
La música para los gatos es un descrubrimiento que podría mejorar el comportamiento de grandes grupos de mininos

Los mininos ahora podrían escuchar su propia música

Los mininos ahora podrían escuchar su propia música

Investigadores del comportamiento animal desarrollaron melodías que podrían mejorar la relajación de los gatos.

La música para los gatos es un descrubrimiento que podría mejorar el com...
La música para los gatos es un descrubrimiento que podría mejorar el comportamiento de grandes grupos de mininos

La Universidad de Winsconsin-Madison en conjunción con la Universidad de Maryland, en Estados Unidos,  desarrolló una serie de melodías que permiten a los gatos entrar en un estado de relajación.

“Nos fijamos en las vocalizaciones naturales de los gatos y se correspondían con nuestra música en la misma gama de frecuencias: alrededor de una octava más alta que las voces humanas”, comentó el  investigador que lidera el estudio en la revista Applied Animal Behavioural Science, Charles Snowdon.

Fue necesario introducir un tempo con una base de ronroneo, y otro con una de succión para conseguir que fueran atractivas estas melodías.

Con melodías humanas en altavoces probaron primero para ver cuánto reaccionaban 47 mininos domésticos; descubrieron que no reaccionaban ante ellas. Sin embargo, después usaron la música para gatos: con ella hicieron que los gatos se acercaran y frotaran su nariz a la fuente desde donde procedía la música.

publicidad

Esta investigación podría arrojar nuevas maneras de eliminar el estrés y la agresividad de las mascotas.

publicidad
publicidad
Esta área que se formó hace por lo menos 5 millones de años, según un instructor, se encuentra a 100 millas de distancia de Los Ángeles. Unas 1,000 especies marinas se ocultan, se alimentan y se multiplica en el denso bosque de algas que rodea las islas.
El perro que escoge su comida en el supermercado, lo pone en la cesta, paga en la caja y lleva la bolsa hasta su casa
Maritza Galindo, dueña de la mascota llamada Luna, dice que el animal nunca ha lastimado a alguien. Uso agravado de arma de fuego y crueldad son algunos cargos que enfrenta el detenido.
La veterinaria Marta Sánchez explica que lo que se remueve es la tercera coyuntura de los dedos del animal. Aunque en Florida es legal esta práctica, en 20 países es prohibido.
publicidad