publicidad
La música para los gatos es un descrubrimiento que podría mejorar el comportamiento de grandes grupos de mininos

Los mininos ahora podrían escuchar su propia música

Los mininos ahora podrían escuchar su propia música

Investigadores del comportamiento animal desarrollaron melodías que podrían mejorar la relajación de los gatos.

La música para los gatos es un descrubrimiento que podría mejorar el com...
La música para los gatos es un descrubrimiento que podría mejorar el comportamiento de grandes grupos de mininos

La Universidad de Winsconsin-Madison en conjunción con la Universidad de Maryland, en Estados Unidos,  desarrolló una serie de melodías que permiten a los gatos entrar en un estado de relajación.

“Nos fijamos en las vocalizaciones naturales de los gatos y se correspondían con nuestra música en la misma gama de frecuencias: alrededor de una octava más alta que las voces humanas”, comentó el  investigador que lidera el estudio en la revista Applied Animal Behavioural Science, Charles Snowdon.

Fue necesario introducir un tempo con una base de ronroneo, y otro con una de succión para conseguir que fueran atractivas estas melodías.

Con melodías humanas en altavoces probaron primero para ver cuánto reaccionaban 47 mininos domésticos; descubrieron que no reaccionaban ante ellas. Sin embargo, después usaron la música para gatos: con ella hicieron que los gatos se acercaran y frotaran su nariz a la fuente desde donde procedía la música.

publicidad

Esta investigación podría arrojar nuevas maneras de eliminar el estrés y la agresividad de las mascotas.

publicidad
publicidad
Científicos de la universidad LMU de Múnich hicieron un inesperado descubrimiento sobre los hábitos alimenticios del ancestro de los dinosaurios más grandes en pisar la Tierra gracias a los avances en la tecnología.
Si busca adoptar un perro o recibir servicios a un costo más accesible para su mascota, la organización Arizona Humane Society lo invita a este evento que se realizará este 14 de octubre en el centro comercial Metro Center.
Obie llegó a pesar 77 libras, tres veces más que el promedio de su raza salchicha. Para evitar estos casos, los dueños deben racionarles las porciones de alimento, leer las gráficas nutricionales de la comida que les compran y seguir estrictamente las indicaciones del veterinario.
Después del terremoto que sacudió a México, quedó clara una cosa: la ayuda puede venir de cualquier parte. Es por eso que desde la cárcel, estas mujeres tejen a 'Frida, la perrita rescatista' para recaudar fondos para la reconstrucción.
publicidad