publicidad
.

Mis mejores recuerdos de la Navidad: desde mi infancia hasta la maternid...

Mis mejores recuerdos de la Navidad: desde mi infancia hasta la maternidad

Mis mejores recuerdos de la Navidad: desde mi infancia hasta la maternidad

Las Navidades de mi infancia eran bien diferentes a las de ahora. En Argentina, donde nací y crecí, la Navidad llega en verano y en vacaciones. Con mi familia casi siempre la celebrábamos afuera, en el patio. Nos reunimos todos los familiares del lado materno (siempre éramos más de 20) y los festejos tenían lugar …

images_128202

Las Navidades de mi infancia eran bien diferentes a las de ahora. En Argentina, donde nací y crecí, la Navidad llega en verano y en vacaciones. Con mi familia casi siempre la celebrábamos afuera, en el patio. Nos reunimos todos los familiares del lado materno (siempre éramos más de 20) y los festejos tenían lugar el 24 a la noche, durante la llamada Nochebuena.

Comíamos vitel toné, pollo, cerdo, ensalada rusa. No faltaba la sidra, ni los turrones y ni las deliciosas almendras bañadas de chocolate, que mi abuela escondía para que no las comiéramos antes de la cena.

Papá Noel llegaba a la medianoche, y a esa hora encontrábamos los regalos debajo del árbol navideño.

En la mesa todos hablábamos al mismo tiempo y las conversaciones eran cruzadas, el de enfrente hablaba con el de la punta, y a veces sinceramente no se entendía nada.

Después de la cena nos quedábamos bailando en la vereda con la familia y saludando a todos lo que pasaban por el frente. Mis abuelos se sentaban en sus sillas-hamaca y mi abuelo, que era una de las personas más populares de la ciudad, no dejaba vecino por saludar.

De grande, solíamos ir a bailar hasta la madrugada y, al día siguiente, el 25, comíamos algo liviano y nos íbamos a la piscina.

Recuerdo muchas de mis Navidades y todas eran especiales, pero tengo un recuerdo muy vívido de una vez en la que mi tío Daniel, que ya no está con nosotros, me llevó al medio de la calle, me mostró una estrella muy brillosa, y me dijo, mira en esa estrella viene Papá Noel, mira cómo está bajando. Y yo vi la estrella bajar. A los cinco minutos los regalos estaban debajo del arbolito y yo no podía salir de mi asombro.

Las Navidades sin la familia

En el 2000 me mudé a Miami y ahí tuve mi primera Navidad a solas. Como recién me estaba instalando en un departamento, dormía en una cama inflable. Pese a que varios conocidos me invitaron a pasar la Navidad con ellos, no me sentía en condiciones de estar con otra familia que no fuera la mía. Por eso, a las 10 de la noche hora de Miami, que era la medianoche en Argentina, y rogando que la congestión telefónica no me lo impidiera, llamé a mi familia con una tarjeta de larga distancia, saludé a todos los bulliciosos celebrantes, apagué la luz y me fui a dormir llorando.

Poco a poco me fui acostumbrando a las Navidades sin la familia. Trabajaba lo más que podía para llegar cansada a la casa e irme a dormir.

Luego, en New York, las cosas fueron cambiando. En esta ciudad es difícil no dejarse encantar en la temporada de fiestas. A mí me parecía todo una película: las decoraciones, la nieve, la música, los chicos patinando sobre hielo y los parques iluminados.

Así y todo, no celebraba la Navidad como una fiesta. Quizá iba a cenar con alguna amiga el 24, y el 25 de diciembre me iba siempre al cine.

La maternidad

La primera Navidad que pasé con mi esposo fue muy tranquila. Estaba embarazada de 8 meses y hacía frío. Mi esposo no tenía la tradición de celebrar como yo, y por eso, sólo puse un arbolito pequeño y algunas luces, como para tener algo festivo en el departamento donde vivíamos.

Con la llegada de mis hijas, la celebración de la Navidad volvió a ser algo esperado. Cambié la tradición de dar los regalos a la medianoche (porque todos nos dormíamos antes) por la de darlos a la mañana.

Empezaron también nuestras visitas a Santaland (que son ya una tradición), los paseos en tren con Santa Claus. Comenzamos a decorar galletas navideñas y ahora armamos el arbolito entre todas. Y nunca falta la música navideña, que a mi esposo le gusta escuchar desde Thanksgiving.

La Navidad volvió a tener luces y ruidos en mi casa. Volvió el ajetreo de buscar los regalos, esconderlos, preparar la cena, recibir a los invitados, vestirnos de fiesta. Trato de hacer que cada festejo cree memorias en mis hijas que se puedan llevar con ellas donde vayan.

Sueño que pronto pueda tener una Navidad de verano, con toda la familia, en la que mis hijas puedan vivir esa experiencia de darse un abrazo navideño a sus abuelos, uno de verdad, y no vía internet. Que puedan correr con sus primos y emocionarse a la medianoche cuando vean a Santa bajar desde una estrella. Y me vean bailar con mis hermanos, hasta la madrugada, aunque ahora nos duela un poco más el cuerpo.

Honestamente, no puedo pensar en un mejor regalo para todos nosotros.

¡Que tengan una hermosa Navidad!


publicidad


publicidad
publicidad
Más de Trends
‘Parent Engagement Toolkit’, la guía para que padres sepan cómo funciona el Distrito Unificado de Los Ángeles
Tres organizaciones en beneficio de la educación y con proyectos para que los progenitores se involucren con el sistema académico de sus hijos, presentaron este jueves 19 de enero el documento.
Los memes de la insólita vida de 'El Chapo': desde sus fugas hasta su extradición
El narcotraficante mexicano se ha vuelto personaje favorito de las redes sociales que han vuelto de cada una de las noticias sobre su extradición, sus fugas y capturas una fuente inagotable de burlas.
Así asustó este caimán a unos turistas en Florida
El reptil se encimó en bote turístico, pero sorpresivamente no hirió a nadie.
Así reaccionó un ciclista tras chocar contra una barrera metálica
El deportista catalán Joaquím ‘Purito’ Rodríguez sufrió un accidente cuando entrenaba en Andorra. Pese al brutal choque, el ciclista no sufrió heridas graves.
publicidad
El día que Trump escribió en Twitter que le "patearía el trasero" a 'El Chapo'
Mucho antes de ganar la nominación republicana y las elecciones, Donald Trump sugirió que, como presidente, le "patearía el trasero" al narcotraficante mexicano Joaquín 'El Chapo' Guzmán. En ese entonces, el líder del cartel de Sinaloa acababa de escapar por segunda vez de una prisión de máxima seguridad en México.
Joaquín 'El Chapo' Guzmán ya está en suelo estadounidense y este viernes comparecerá ante la corte
El jefe del Cártel de Sinaloa aterrizó este jueves por la noche en el MacArthur Airport de Long Island. Guzmán Loera fue entregado a agentes de la DEA en Ciudad Juárez y lo trasladaron a Estados Unidos en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana.
El legado de Barack Obama en ocho años: todo lo que hizo y lo que le faltó por hacer
El 20 de enero del 2009, Obama se convirtió en el primer presidente afroamericano de Estados Unidos. Desde entonces se han vivido momentos alegres, tristes, pero sobre todo, de muchos cambios. Recordamos el discurso en el cual ni él mismo pudo contener las lágrimas y entre otros momentos, la decisión que cambió por completo una política establecida por más de 50 años en el país.
La carrera delictiva de 'El Chapo' Guzmán, el narcotraficante más temido del mundo
Dos décadas de crímenes, fugas, violencia, capturas y recapturas, que terminan con su extradición a los Estados Unidos.
Miguel Layún podría jugar en el Inter de Milán
Sería su segunda oportunidad en la Serie A tras un corto paso por el Atalanta de Bergamo.
Fanáticos de JJ Barea vienen desde Puerto Rico para verlo en primera fila
La familia Rivera viajó desde Puerto Rico a Miami para ver y apoyar al jugador de baloncesto más importante de la Isla del Encanto. Aquí su historia.
¿A qué Inter de Milán llegaría Miguel Layún?
Ante los rumores que colocan al defensor mexicano en el conjunto italiano, te presentamos un perfil del que podría convertirse en su nuevo equipo durante los próximos días.
Antonio Mohamed: “Somos candidatos a ganar los dos torneos, Liga y Copa”
El técnico de Rayados renovó la apuesta y se sinceró en charla exclusiva: “Tengo que ganar algo”. Y también le recomendó a su amigo Almeyda tener cuidado al declarar. Aquí la entrevista exclusiva.