publicidad
Suéter Navideño

Ugly Sweaters 2.0: La venganza de tu abuelita

Ugly Sweaters 2.0: La venganza de tu abuelita

La moda es cíclica y puede que tu regalo navideño de este año regrese para atormentarte.

Suéter Navideño
Suéter Navideño

Por Graciela Miramontes 
   
Una de las imágenes que tenemos grabada de nuestras navidades es la cara de emoción luego de pronunciar la frase: intercambio familiar. A todos nos entusiasmaba el proceso de ir a escoger el regalo para tu primo, mientras tratabas de contener la ansiedad por abrir el tuyo la noche de la cena. 
 
“¿Será que debajo de esa envoltura de nochebuenas se encuentre la consola que tanto quería?”, u “Ojalá que me toque mi tía, ella sabe lo mucho que quería el nuevo disco de los Backstreet Boys”. Las frases anteriores eran el resultado de una evidente ilusión que no nos dejaba digerir con tranquilidad, el trozo de pechuga de pavo que, con tanto esmero, se había esforzado tu mamá en cortar.
 
Luego de la eterna sobremesa –y un montón de niños sonando los dedos sobre la superficie, en señal de desesperación– la anfitriona, que era generalmente tu abuelita, los invitaba a todos a pasar a la sala. Ya lo tenías divisado: paquete rojo, con moño dorado y una tarjetita que decía: “Para Grace, de ?”. Su forma, perfectamente correspondiente en dimensiones a lo que pareciera ser el camper de Barbie.
 
Sale el primero: un monedero para tu tía, una bufanda para tu tío abuelo y, para tu primo, ese camión que se transformaba en algo extraño que tanto deseó. Entre risas y abrazos, llega tu turno, por fin. La caja más grande debajo del árbol y es sólo para ti.

publicidad


 
Se acaban las opciones de tu amigo misterioso, pero la sonrisa de tu abuela la delata en dos segundos. Le sonríes de vuelta y -aunque quisieras destrozarlo– destapas cuidadosamente tu obsequio, tratando de no arrancarle la cara a un reno en el proceso.

Relacionado
Regalos para tu amigo foodie
Regalos navideños para foodies
Una guía de compras hecha a la medida del antojo, glotonería y sofisticación de tus amigos foodies.

 
 
¡Adiós papel! Pero ninguna señal de Barbie. Levantas la tapa y allí está: un suéter tejido con toda la parafernalia de los personajes de temporada más entrañables y tu única respuesta: otra sonrisa, pero forzada. Te piden que te lo pruebes y tu decepción sabe agridulce, pues no quieres hacer sentir mal a tu abuelita, aunque por dentro sabes que será la última vez que esa “pequeña abominación”, verá la luz del día. O al menos, eso creías.
 
El después
 
Estamos en la recta final de 2015 y ahora, tus ganas de bailar “Baby… One More Time” se reducen al único escenario posible: un karaoke con drinks de por medio. Los intercambios son de cosas más sustanciosas para una veinti-tanto-añera: tarjetas de regalo en todas sus presentaciones (Target, Netflix y Spotify, incluídos) y cuando el presupuesto lo permite; hasta bolsos y abrigos de diseñador.

publicidad


 
La tradición de la cena navideña con tus amigas es el pretexto recurrente de celebrar un año más de estar juntas en las buenas y en las malas. Sobre todo, en aquellas ocasiones en que necesitaste un “emergency call” para salvarte de una pésima cita, generalmente patrocinada por la famosa app de la flamita.
 
Este festejo a la camaradería ha adoptado recientemente un sentido mucho más cómico con la temática del #UglySweaterParty, ocasión en que (literalmente) todos visten sus tejidos más over the top como statement piece. La dinámica es sencilla: quien vista la prenda más osada se corona como el ganador y, al parecer, tú tienes el deadly weapon. 
 
Aquella navidad en que tus sueños se esfumaron –tan sólo para transformarse en un suéter de una sola puesta– acababa de convertirte en la reina de la noche. ¡Bendito seas, ingenio de diseñador de tienda departamental de inicios del 2000!
 
Seguramente, tu abuelita estará todo menos feliz de enterarse de este suceso, pero con ayuda de un poco de “causa y efecto”, y el ciclo natural de la vida, en algunos años ocuparás su lugar.

Relacionado
Los 5 juguetes tecnológicos más populares para las fiestas.
Los 5 juguetes tecnológicos más populares para esta Navidad
Esta temporada navideña es las más tecnológica hasta ahora

 
 
Dulce venganza
 
Como bien dijimos líneas arriba, algunas contemporáneas gozan del privilegio de la buena paga y si perteneces al club, temo decirte que tienes en tus manos una gran responsabilidad. El reto es elegir un obsequio que no termine en la #UglySweaterParty de 2040. ¿La mala noticia? La tienes difícil.
 
El boom de las prendas nostalgia tienen un gran exponente que responde al nombre de Jeremy Scott y a la gente le encanta. Hace tan sólo unos días se reveló su última creación para Moschino: una línea totalmente inspirada en el clásico de Nintendo, “Mario Bros.”, en su versión de la consola noventera.
 
Estas piezas de punto (con valor de casi $700USD, en promedio) están tan “in” como aquel homenaje a Frosty que rechazaste en tu juventud y, aunque no te encante la idea, eventualmente terminarán en la fiesta de tu hija de veinte.

publicidad


 
La emoción de los diseñadores por crear colecciones que parecen salidas de las tiras cómicas de los domingos responden a nuestro deseo inherente de volver en el tiempo. Y si lo pensamos de una forma hipotética, también puede ser una forma en que la vida nos obliga a redimirnos con las matriarcas de familia y sus inocentes detalles navideños.
 
La reflexión es bastante sencilla. Si hoy nos atrevemos a vestir pantuflas cubiertas de pelo –a plena luz del día– y nuestra forma de combatir el frío, lleva la cara de un Rotweiller o a Bambi estampado (#ShoutOut a Givenchy), ¿qué nos hace pensar que estamos exentos de ser el blanco de burlas de las siguientes generaciones?
 
Quizás la respuesta más sensata que debamos considerar oscila entre “Lo hice en nombre de la moda” y un desenfadado #YOLO.

Relacionado
casa navideña
Decoración navideña por una buena causa
Un hombre de San Antonio transformó su casa en un espectáculo de luces para ayudar a los más necesitados.
publicidad
publicidad
Según las pruebas realizadas, el origen del daño en la masa pudo haber estado en el cultivo, almacenamiento o transporte de los granos con los que fue elaborada. El supermercado informó que tras el problema, que generó demandas y reembolsos, cambiaron de proveedor.
La tradición de el Día de Reyes se mantiene viva en Chicago.
Para celebrar la llegada de los reyes magos, muchos mexicanos realizan una torta llamada la Rosca de Reyes. La tradición ha trascendido frontera y en los estados del sur muchas inmigrantes se preparan para esta antigua celebración gastronómica.
La calle se convirtió en atracción turística del distrito occidental por la decoración navideña que ponen hace 60 años.
publicidad