publicidad

¿Por qué la moda no quiere vestir a los cuerpos de tallas más grandes para las alfombras rojas?

¿Por qué la moda no quiere vestir a los cuerpos de tallas más grandes para las alfombras rojas?

Chiquis Rivera se quejó de cómo los diseñadores no ofrecen muchas opciones de gala para las mujeres de caderas amplias y curvas. Ella no es la única que ha lanzado este clamor, Leslie Jones de la cinta los Cazafantasmas, Christina Hendricks, Melissa McCarthy y Dascha Polanco se unen a su indignación.

Chiquis Rivera empodera a las mujeres a celebrar su figura curvilínea Univision


Después de ver a Chiquis Rivera radiante con un vestido inspirado en el traje tradicional de grupera en la alfombra rona de los Premios Juventud 2016, parecía resonar esas palabras suyas, sinceras y sentidas, dichas a Univision Trends unas horas antes del show: "Se siente como si los diseñadores no discriminaran", dijo sentida apelando sobretodo a que casi ninguno hacía trajes para las mujeres de amplias caderas y curvas.

El look de Chiquis Rivera en los Premios Juventud 2016
El look de Chiquis Rivera en los Premios Juventud 2016

La queja de Chiquis, que ayer en el show dejó a todos boquiabiertos no solo con su traje blanco y negro, sino con su actuación como Gloria Trevi, es un clamor que no solo en el mundo latino se hace sentir.

Hace solo algunos días, la comediante y una de las protagonistas de la nueva cinta de los “Cazafantasmas”, Leslie Jones, hizo un llamado a través de su cuenta de Twitter alertando que ningún diseñador estaba dispuesto a vestirla para el estreno de su cinta. “Es muy gracioso que no haya ningún diseñador que quiera ayudarme con un vestido para la premiere de mi película. Hmmm, eso va a cambiar y yo nunca olvido”, declaró a lo que minutos después, respondió el diseñador y ganador de la cuarta temporada de Project Runway, Christian Siriano.

A video posted by Leslie Jones (@lesdogggg) on

Con un par de emojis y un efusivo “YAAAAAASSSSSS” quedó sellada la promesa del diseñador de prepararla para su noche especial.

Tal y como le sucedió Chiquis Rivera en la antesala de los Premios Juventud y a Leslie días premios a su premier, existen otras celebridades que han atravesado por este tipo de momentos incómodos que la industria de la moda cataloga de problemas de logística y no de body-shaming.

“Es cuestión de números” declaró a The Hollywood Reporter la estilista Jeanne Yang quien tiene entre sus clientes a Margot Robbie, Robert Downey Jr. y Jamie Dornan. “La gente cree que los showrooms y los diseñadores tienen percheras y más percheras llenas de ropa en todas las tallas. No es así”, aclaró.

“Un sólo vestido tiene que servir para la pasarela, ventas y publicidad. Si tienes una muestra que le tiene que quedar a la modelo, no tienes la opción de hacer otro para las premieres. Nadie hace una variedad de tallas. Nadie tiene los recursos, ni siquiera los diseñadores más respetables”, añadió.

A photo posted by SHEISDASH (@sheisdash) on

Sin embargo, el que celebridades como Christina Hendricks, Melissa McCarthy y Dascha Polanco queden como parte de esta excepción, no le resta importancia al hecho de que la alta costura muestra un poco de renuencia a mostrarse más incluyente.

Para la premiación de los Golden Globes del año pasado, Bryce Dallas Howard declaró que su destellante vestido Jenny Packham –que la puso entre las mejores vestidas de la velada– fue el resultado de una visita a Neiman Marcus.

“Al ser talla 6 me gusta tener muchas opciones en vez de sólo una, entonces siempre voy a las tiendas departamentales” detalló a la conductora Giuliana Rancic. Por su parte, Dascha –quien da vida a Dayanara en la serie de Netflix, Orange Is The New Black– se dijo víctima del mismo mal: “Hay muchas marcas que no me quieren vestir porque no soy talla muestra… pero eso sólo demuestra que tengo el poder de decidir. No necesito ponerme tu ropa. No soy yo la que espera a que me vistas… Yo escojo quién quiero que lo haga” declaró a RollingOut.

publicidad


La lucha de las chicas curvy

A photo posted by lawrensample (@lawrensample) on


Encontrar el vestido de noche ideal es para muchas un dolor de cabeza y más cuando se tiene el status de estrella. En la entrega de los Emmys en 2010, la sexy protagonista de “Mad Men”, Christina Hendricks, dijo que literalmente tenía que rogar por un vestido. “Sólo prestan tallas 0 o 2, ¡entonces sigo sufriendo porque alguien me de un maldito vestido!” reprobó.

Su estilista personal, Lawren Sample confirmó la declaración de la pelirroja. “La mayoría de las veces Christina no entra en las muestras. A veces puede hacerlo si está un poco elastizado, pero no es a menudo” explicó. “Es una mujer con el cuerpo de una mujer”, añadió.

Es justamente este problema el que llevó a la simpática Melissa McCarthy a tomar el asunto en sus propias manos y crear su propio vestido para los Golden Globes de este año. “La tela era líquida sobre su cuerpo y los diseños eran arquitectónicos, pero suaves, fluidos, limpios y femeninos. Melissa es una devota experta de su cuerpo y sabe exactamente lo que le favorece y lo que le es más cómodo”, comentó Judy Swartz, directora creativa que trabaja de la mano de la actriz en sus diseños.

Con la crítica de los expertos en moda a la orden del día, encontrar la prenda ideal es sólo una parte de lo que estas celebs tienen que afrontar. Tras deslumbrar sobre la alfombra en un vestido rojo ajustado al cuerpo y luego de tan lamentable dilema, Leslie obtuvo lo que quiso.

“Se requiere de un verdadero diseñador para diseñarle a las mujeres reales”, expresó sobre su experiencia al trabajar con Siriano. “Fui y les dije lo que buscaba y ellos lo hicieron posible. Sabía que quería verme sexy”, explicó a Daily News.

En lo que respecta al diseñador, esto respondió a quienes lo felicitaron por su acción. “No debería ser excepcional trabajar con personas brillantes sólo porque no son talla muestra. Las felicitaciones no son necesarias, un cambio sí” tuiteó.

publicidad

Lea también:


publicidad
publicidad
Chyno Miranda demostró que es un romántico. Podemos esperar la boda muy pronto después de que el venezolano le propuso matrimonio a su novia de una forma muy original.
Este es el segundo Powerball más alto de la historia con 700 millones de dólares. Dudamos que pienses en algunas de estas excentricidades en caso de volverte rico.
Esta iglesia resucitó la fe en estas estrellas que al parecer no orbitaban por el buen camino.
El caso, llevado a la Corte Suprema del país, fue iniciado por varias mujeres de las que sus maridos se divorciaron usando esa palabra en Facebook o Whatsapp.
publicidad