publicidad

Amor de tres: comienza la lucha

Amor de tres: comienza la lucha

El reciente caso de tres brasileñas que formalizaron legalmente su unión levanta dudas para el futuro de los nuevos modelos de familia en el mundo.

¿Es posible el matrimonio de tres integrantes?
Por Leonardo Tarifeño




¿El “poliamor” podría legalizarse? El pasado martes 6 de octubre, tres mujeres brasileñas formalizaron su relación sentimental ante una notaria pública de Barra de Tijuca, en Río de Janeiro, y su atrevimiento hizo que hoy la pregunta con la que arrancamos resulte más actual que nunca. ¿Se vale pensar que semejante noticia, inimaginable tiempo atrás, representa el primer paso de un proceso que terminará con la regularización global de parejas formadas por más de dos personas?

Abrir brecha

El paralelismo con el largo camino que se recorrió para la legalización del matrimonio gay en distintos países del mundo parece evidente. Al menos tal es el rumbo que evocó ante la prensa brasileña Fernanda de Freitas Leitão, la notaria y abogada que oficializó la “unión estable poliafectiva” de las tres mujeres cariocas. “Cuando comencé a registrar parejas homosexuales ocurría lo mismo, me acusaban de hacer algo ilegal. Pero todas estas parejas acaban por abrir el mismo camino. Al principio hay un rechazo muy grande, después la jurisprudencia empieza a reconocer sus derechos familiares y al final se impone una nueva ley”.


Al trío femenino que podría haber inaugurado una batalla legal de consecuencias aún imprevisibles, lo integran una empresaria y una dentista de 32 años, y una gerente administrativa de 34. Viven juntas desde hace tres años y medio en un departamento de la zona norte de Río, y se animaron a registrar su relación porque la empresaria quiere ser madre en 2016. “Al principio hubo algunos problemas en la convivencia, normales en todo proceso de adaptación”, señaló la empresaria.  “Es verdad que hubo celos, pero los dejamos atrás. Somos una familia y las tres nos amamos”.


publicidad
Muchas preguntas

Ante una situación tan inusual, los interrogantes nacen fácilmente: ¿Cómo es su vida cotidiana? ¿Duermen las tres juntas? ¿Y qué dicen sus familias?


En una entrevista a BBC Mundo, la empresaria dio algunas pistas. Dijo que en el departamento hay tres cuartos, pero que utilizan sólo uno, con una cama king size que ya les quedó chica. Mencionó que vivía con la gerente administrativa hasta que conocieron a la dentista en un grupo de fans de Madonna. Como trabajan directamente con personas que “no siempre están abiertas” a este tipo de relaciones, no divulgan sus nombres ni permiten que se les tomen fotos. 


Asimismo, admitió que los familiares de las otras dos sólo saben que cada una mantiene una relación homosexual con ella. “Mi madre es la única que se enteró. Y apenas lo supo, me dijo que quería un nieto”, explicó.


Situación delicada

En un país de fuerte impronta religiosa, donde la comunidad evangélica constituye un importante poder político, la causa de estas tres mujeres enfrenta un doble desafío: por un lado, la regularización del “poliamor”; por el otro, la condición legal del futuro hijo, a quien las tres desean dar sus apellidos. “El pilar que sustenta cualquier relación de familia es el afecto, y estas mujeres tienen todo lo necesario para formar una: amor, una relación duradera e intención de tener hijos”, explicó Freitas Leitão. “En el derecho privado, lo que no está prohibido está permitido. Yo no puedo garantizarles derechos inmediatos, pero ahora están protegidas. De ahora en más, tendrán que luchar en los tribunales para realizar la declaración de la renta conjunta o contratar un seguro médico”.


publicidad


En Brasil no hay una ley que permita el casamiento entre homosexuales, pero la interpretación de distintas sentencias de casos particulares ha logrado que, desde 2011, el Tribunal Supremo reconozca algunas uniones de parejas gay. Esas interpretaciones son las que respaldan el registro, en 2012, de la relación sentimental  entre un arquitecto, una cajera y una auxiliar administrativa en São Paulo, el único antecedente legal del documento que desde el pasado 6 de octubre avala la unión de las tres cariocas.


Sin embargo, tal como apunta la notaria, ese documento no garantiza ningún derecho. “Ese papel no vale nada”, explicó la abogada Regina Beatriz Tavares, presidenta de la Asociación de Derecho de Familia y Sucesiones (ADFAS). “La Constitución brasileña dice expresamente que la 'unión estable' sólo puede ser constituida por dos personas, y el reconocimiento del Tribunal Supremo de las uniones homosexuales también se refiere a dos personas”.

El futuro incierto

Aunque los grupos de “poliamorosos” brasileños promueven fiestas y reuniones mensuales en varias de las grandes ciudades del país, las leyes nacionales avanzan en sentido contrario a sus reclamos. Es el caso del “Estatuto de la Familia”, de inminente sanción en el Congreso, que en el plano jurídico define a la familia como “la unión entre el hombre y la mujer”, sin reconocer los derechos de las parejas homosexuales. En un comunicado reciente, la ONU ha manifestado su preocupación ante la muy posible promulgación del Estatuto, y sostiene que “negar la existencia de las composiciones familiares diversas, además de violar los tratados internacionales, representa una involución legislativa”.


publicidad


La batalla por la existencia legal de las nuevas parejas del siglo XXI no ha hecho más que comenzar.


publicidad
publicidad
Llegó a Dallas un camión que transporta una carga de unidad. Se trata del camión de la iniciativa ‘Mi voz cuenta’, especialmente diseñado con ventanas que permiten ver el muro que transporta, construido con 160 dibujos realizados por niños inmigrantes. Al culminar su trayecto por el país, se cree que contará con 5,000 dibujos.
Según autoridades, ha hurtado más de 1,300 dólares en licores y cigarrillos.
Fundado hace 26 años por una pareja de mexicanos, este lugar se ha vuelto el fiel reflejo de que el trabajo duro da sus frutos.
Una nueva decisión de la Corte Suprema de California otorga al estado el poder de hacerse cargo de los menores considerados rebeldes, inclusive si los padres no cometieron un delito.
publicidad