publicidad

La nueva generación del Hollywood glam

La nueva generación del Hollywood glam

¿Cuestión de efectismo para atraer miradas? Esta nueva generación intenta llamar la atención como sea…

Los ídolos más jóvenes de Hollywood están llevando su estilo de vida a e...
Por Graciela Miramontes
 
 
“El que no enseña, no vende” es una frase que pareciera estar acuñada en tinta indeleble —y recalcada con marcador— en todos esos contratos millonarios que firman los papás del Hollywood youth, una vez que tienen su primer oportunidad en las grandes ligas.
 
Lo anterior no tiene nada de nuevo y aunque el hecho solía ser mucho más estigmatizado, en últimos años hemos sido testigos de cómo se ha convertido en una etapa obligatoria de todos los famosos. Y que, además, suele venir acompañado de los primeros indicios de la pubertad.
 
Hace años, películas como The Blue Lagoon (1980) causaron revuelo al mostrar a Brooke Shields semidesnuda y, tiempo después, American Pie (1999) estiró la liga mostrando a una despreocupada y muy encuerada Shannon Elizabeth.
 
En 2001, el boom de las sextapes nos regaló una joya de la cultura popular y una prueba de que la modalidad night vision, aparentemente sí sirve para algo: “One Night in Paris”, el videoescándalo de Paris Hilton. Mientras tanto, Britney Spears dejaba atrás su imagen de niña buena, al ritmo de “I’m A Slave For You”, y con un año menos de la edad legal permitida en el país.
 


publicidad


 

👊🏻

Una foto publicada por Paris Hilton (@parishilton) el

 


 
 
Cuestión de imagen
 

En épocas más recientes, no podemos dejar de mencionar la que quizá fue una de las últimas “decepciones” del medio del espectáculo: las fotografías que mostraban sin ropa a Vanessa Hudgens (Gabriela Montes, en High School Musical) en poses sugestivas. 
 
En estos días, en que las redes sociales se han convertido en una pistola sin seguro, la exposición a la que se someten nuestras celebs favoritas sirve como una clara evidencia de los alcances y falta de límite en el manejo de su propia imagen.
 
El primer caso que siempre se pone sobre la mesa es el de Miley Cyrus. La hija de Billy Ray Cyrus, quien hiciera popular la pegajosa canción de “Achy Breaky Heart”, se convirtió en la nueva  american sweetheart cuando le dio vida a Hannah Montana. Mochilas, ropa, discos e infinidad de productos con su cara impresa en ellos, estuvieron a punto de ser lanzados a la hoguera luego de que en 2008 posara para la lente de Annie Leibovitz con sólo una tela cubriendo su parte superior.
 
Para la mala fortuna de su ya escandalizado público, en 2012 dio un brinco agigantado al terreno de lo provocativo. No sólo tiñó su pelo a un rubio platinado con los lados rasurados, sino que ahora estaba a punto de lanzar su disco bajo el título de Bangerz. ¿Su significado? No requiere de mayor explicación.
 
Ahora, Miley le cantaba a la masturbación, lamía martillos de forma lasciva y sacaba la lengua mientras se sentaba en un enorme miembro viril, como parte de la escenografía de su tour musical. Era oficial, la habíamos perdido.
 
 


#doit #milkymilkymilktour #mileycyrusandherdeadpetz

Una foto publicada por Miley Cyrus (@mileycyrus) el

 


 
 

La omnipresente
 


La siguiente en la lista es Kylie Jenner. Anteriormente, hemos profundizado en cómo es que la hermana menor de Kim Kardashian se entregó a las garras de las cirugías plásticas con tan sólo 16 años y documentó toda su transformación en su cuenta de Instagram. Como era de esperarse, las redes le respondieron con infinidad de memes (al igual que a Miley) que ridiculizan su aspecto actual, e incluso la siguen calificando como la menos agraciada de todas. Aparentemente, en su afán de lucir hermosa, alimentó las ganas de la gente de quererla caricaturizar.

 
Ropa que no deja nada a la imaginación, selfies con un alto grado de carga sexual y su relación con el rapero Tyga (ocho años mayor que ella) parecen ser la leña que nunca termina de encender la polémica en torno a ella y no de la manera en que a ella le gustaría.
 


publicidad


 

Last Night

Una foto publicada por King Kylie (@kyliejenner) el

 


 
 

El Bad Boy


 

Justin Bieber también se unió a este club de los good boys gone bad y lo hizo con sus primeros roces con la ley. Ahora, su actitud se resume en las cuatro siglas favoritas de los millennials: YOLO, You Only Live Once. Una posible nueva adaptación de “Live Fast, Die Young”, frase que haría famosa el actor John Derek —en la película de 1949, Knock On Any Door— y que sería utilizada por muchos para referenciar el fatídico desenlace del club de los 27.
 
 


#billboard #purpose

Una foto publicada por Justin Bieber (@justinbieber) el

 


 
 

Quizás esta comparación parezca exagerada, pero la manera en que las celebridades llevan su tren de vida es mucho más tangible para nosotros de lo que era para generaciones anteriores. Con un solo click al botón de follow nos volvemos  insiders de lo glamuroso y excesivo de su día a día y podemos ser testigos de la parte bonita y adornada con filtros y hashtags, que se convierten en mandamientos de cómo la vida debería de ser: #squadgoals.
 

Ahora los astros indican que Selena Gómez se aproxima sin cautela a aguas turbulentas; su sencillo “Come And Get It” fue la primera amenaza y su dueto con The Weekend, “Good For You”, fue la segunda. ¿La tercera? Sus últimas apariciones en público en las cuales ha aplicado la fórmula Kylie de mirada seductora (con pupilentes grises), pómulos resaltados, melena larga y ropa cada vez más escasa.


publicidad


¿Será que estamos preparados para otro volúmen dos? Mientras tanto, seguiremos informando…
 


 


📸

Una foto publicada por Selena Gomez (@selenagomez) el


publicidad
publicidad
La organización 'Entrenamiento Sistemático para Padres' recomienda que, en vez de gritarle, pellizcarle o rechinar los dientes; los padres tienen que agacharse para estar al nivel del niño y corregirle amablemente.
Acompañamos la preparación del espectáculo 'Luzia', que será presentado este fin de semana en Chicago.
El padre de esta joven esperaba emocionado para captar con la cámara el gran momento, pero se los nervios le jugaron una mala pasada.
Según información de la policía una mujer que trabajaba en un motel recibió la visita de su novio, al tiempo apareció su ex pareja llegó al lugar, ambos se enfrentaron con sus armas y uno resultó muerto.
publicidad