publicidad

Millonaria mujer de Hialeah tras ganar en raspaditos

Millonaria mujer de Hialeah tras ganar en raspaditos

Una mujer de Hialeah se ganó en el juego de los raspaditos $200 mil dólares de por vida o $3.2 millones, si reclama todo el premio.

Florida Lottery

MIAMI, Florida - Muy cierto es el dicho que dice 'la suerte es loca y a cualquiera le toca'. 

La suerte le tocó esta vez a una mujer de Hialeah quien se ganó $200 mil dólares de por vida o $3.2 millones si reclama todo el premio en el juego de los raspaditos.

Yasmida Abreu, de 45 años, decidió llevarse sus millones de una vez, y este lunes reclamó en la Oficina Central de la Lotería, en Tallahassee su premio que quedó en $3,211,091, tras impuestos.

Residente de Hialeah se convirtió en millonaria Univision


Según detalló El Nuevo Herald, Abreu compró su boleto ganador en la cafetería Rainbow, ubicada en la 3720 de la avenida Palm.

¿Cómo funciona el juego de los raspaditos? Si en el boleto que compra, alguno de los números participantes coincide con uno de los ocho números ganadores, la persona obtiene el premio que acompañe a ese dígito.

Abreu compró un raspadito de $20 dólares que ofrece 14 premios desde los $20 dólares hasta los $200 mil anuales, que fue su suerte.

publicidad
publicidad
Según Noemí Ramírez, experta en temas de inmigración, en esos casos la persona sí podría volver al país a tratar de reversar la condena criminal por la cual se le acusa justificando que no tuvo la colaboración adecuada de un abogado.
Los residentes llevaban más de dos meses en condiciones precarias de salubridad debido a que las autoridades pertinentes no se hacían cargo de la basura. Inclusive, tenían que lidiar con un mal olor y la abundancia de insectos y roedores.
Unas personas dieron aviso del hallazgo del cuerpo a las autoridades este martes en horas de la tarde. El sargento del Alguacil del condado de Los Ángeles Bill Cotter aseguró que la víctima al parecer presentaba un orificio de bala en el pecho. Los detectives están tratando de determinar cómo sucedieron los hechos.
Amancio Rodríguez llegó al país a los 14 años de edad y dice que todos los días se esforzó por trabajar y aprender algo nuevo en el negocio de la construcción. Después de 39 años, Rodríguez asegura que ha cumplido el sueño americano y quiere ser ejemplo de motivación para muchos que buscan lo mismo.
publicidad