¿Qué dice la carta natal del papa Francisco?

Perfil astrológico del nuevo Papa

Getty Images

Los tránsitos planetarios sugieren un hombre de firmes convicciones religiosas y solidez moral, conservador, pero al mismo tiempo abierto al estudio y al análisis, con una actitud equilibrada entre teología y ciencia, la religión y la sociología.

¡Habemus Papam! La esperada frase por millones de católicos en todo el mundo se escuchó el 13 de marzo del 2013 en la Plaza San Pedro de Roma cuando se supo que los cardenales, encerrados en Cónclave (Conclaue, o con llave, en latín), habían elegido al sucesor de Benedicto XVI, ahora Papa Emérito.

El nuevo papa, que escogió para su papado el nombre de Francisco, uno de los santos más queridos dentro del santoral católico por su historial de humildad, amor y sacrificio, así como su dedicación a la protección de los animales, nació como Jorge Mario Bergoglio, de nacionalidad argentina, en Buenos Aires, el 17 de diciembre de 1936. De padres italianos, es el número 266 de la Iglesia Católica, Bergoglio fue nombrado jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano.


Se trata del primer pontífice latinoamericano, y el primero no europeo desde el año 741, año en el que falleció Gregorio III, que era de origen sirio. Además es el primer papa perteneciente a la Compañía de Jesús, o sea jesuita.

Datos natales, astrológicos y numerológicos

Con estos datos pasamos a revisar su Carta Natal y numerológica que como sabemos según la Astrología y la Numerología expresan perfiles y potencialidades, rasgos de carácter y otras cualidades de la personalidad asociadas a los tránsitos planetarios presentes en el momento del nacimiento.

El papa Francisco nació bajo el signo Sagitario, y en un año que numerológicamente suma uno (1936=1+9+3+6=19=1+9=10=1) pues en Numerología todos los dígitos en una cantidad se reducen a una sola cifra del 1 al 9 sumándolos entre sí. Esta es una combinación estupenda puesto que denota una mente clara, brillante, un deseo de renovar y el inicio de una etapa diferente en todo lo que sus nativos se propongan realizar.


Carta Natal

En su Carta Natal aparecen los siguientes planetas, así como el Sol y la Luna en estos tránsitos:

El signo solar Sagitario, el noveno signo del zodíaco. Los nativos de este signo se caracterizan, en su aspecto positivo por el optimismo, el amor a la libertad, al estudio, a la filosofía, la espontaneidad y sinceridad, la jovialidad y el bueno humor, la honestidad y ser muy directo en sus cosas. Esto último, si no se canaliza inteligentemente puede causar problemas al confundir la llamada franqueza con la falta de tacto, un problema que generalmente afecta a muchos sagitarianos, pero que se puede superar cuando existen otros factores de equilibrio como veremos a continuación.

La Luna en tránsito por Acuario confiere originalidad, inventiva, necesidad de servir a la comunidad, cualidades estas necesarias para quien tendrá a su cargo la dirección espiritual de millones de personas en todo el mundo.


Mercurio, planeta de las comunicaciones, en Capricornio en una Carta Natal representa la disciplina mental, el estudio, los deseos de aprender, el amor a la ciencia, excelente memoria, conocimiento.

Venus en Acuario indica la tendencia a lo moderno, la renovación, la reforma, el arte, el buen gusto.

Marte en Libra es un tránsito muy fuerte porque indica pasión por la justicia, una conciencia social muy intensa, capacidades artísticas y gran sentido de equidad. Se lucha con todas las fuerzas por lo que se considera justo y equitativo.

Júpiter en Capricornio es el tránsito de la actitud conservadora, la ley y el orden, el respeto a las instituciones establecidas, a veces denota una actitud muy rígida e intolerante, según el aspecto que esté presentando en un momento dado.


Saturno en Piscis indica la disposición al servicio, al sacrificio, talento para la poesía, literatura, música, danza, actitud meditativa y contemplativa.

Urano en Tauro marca toda una generación, al igual que Neptuno en Virgo y Plutón retrógrado en Cáncer que vivieron la II Guerra Mundial y sus secuelas.

Eclipses y singularidades

Asimismo, unos pocos días antes de su nacimiento ocurrió el último eclipse solar del año 1936 "el día 13- precisamente en el signo Sagitario, su signo, y el número del día que fue elegido, también un 13. Unos días después tendría lugar el último eclipse lunar en el signo de Cáncer, el día 28. Las combinaciones numerológicas son sui generis, indicadoras de una personalidad que realmente no va a pasar desaparecido en su tránsito por el Vaticano.


Proyecciones

Según lo anterior vemos, por los tránsitos planetarios existentes que estamos frente a un hombre de firmes convicciones religiosas y solidez moral, conservador, pero al mismo tiempo abierto al estudio y al análisis, una actitud en que se sopesa en balanza la teología con la ciencia, la religión con la sociología. Estas cualidades le serán indispensables para enfrentar los grandes retos que tiene la Iglesia frente a si y poder unir a sus filas a quienes se alejaron por los serios problemas y escándalos que afectaron esa institución en años recientes.

Chocará con muchos intereses dentro y fuera del Vaticano, pero sabrá navegar exitosamente dentro del delicado mar de la política y la religión, tratando de establecer juicios justos que no dejen fuera a nadie. Tendrá una participación muy activa a nivel internacional cuyas decisiones, en más de un caso, levantarán ronchas y causarán controversias. No temerá alzar su voz para defender a los creyentes que están siendo acosados en lugares donde el fanatismo religioso les impide profesar su religión libremente y sin temor.

Inclusive, en aspectos tan delicados y controversiales como son el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la ordenación de mujeres en la Iglesia y el celibato optativo para los sacerdotes sus propuestas no serán del tono extremista que podría pensarse, debido a situaciones anteriores y sus confrontaciones con el gobierno de su país natal, Argentina, en cuanto a esos temas, algo esperado por la acción de Júpiter por Capricornio.


Desde el trono papal y como Obispo de Roma el Papa Francisco sorprenderá a todos con declaraciones que marcarán un antes y un después del primer papa latinoamericano de la historia y lejos de dividir, sabrá unir y revitalizar la Iglesia en una dirección que sin dejar los fundamentos teológicos de la religión se encauzará hacia los nuevos tiempos que estamos viviendo.

Comentarios

ARTICULOS MAS POPULARES

Virgo - Domingo 30 de agosto: Sé realis...

Hay cosas que no existen, solamente están en tu imaginación. Más... Por Profesor Zellagro

Cáncer - Domingo 30 de agosto: Algo sor...

El amor es real cuando vives en el presente, no lo olvides. Más... Por Profesor Zellagro

Leo - Domingo 30 de agosto: Tu voluntad...

Pon tu energía en lo que buscas y lo conseguirás. Más... Por Profesor Zellagro

Tauro - Domingo 30 de agosto: Se augura...

Tiempo de negocios prometedores. Más... Por Profesor Zellagro

Piscis - Domingo 30 de agosto: Se subra...

Se avecina un ciclo muy bueno para tu salud y economía. Más... Por Profesor Zellagro

Géminis - Domingo 30 de agosto: Define...

No te dejes confundir entre un sentimiento, y una emoción. Más... Por Profesor Zellagro

LO ÚLTIMO

Piscis - Número de la suerte 31 de agosto

Piscis, conoce cuáles son los números y horas que te darán más suerte en este día. Por Profesor Zellagro

Acuario - Número de la suerte 31 de agosto

Acuario, conoce cuáles son los números y horas que te darán más suerte en este día. Por Profesor Zellagro

Libra - Número de la suerte 31 de agosto

Libra, conoce cuáles son los números y horas que te darán más suerte en este día. Por Profesor Zellagro

Virgo - Número de la suerte 31 de agosto

Virgo, conoce cuáles son los números y horas que te darán más suerte en este día. Por Profesor Zellagro

Sagitario - Número de la suerte 31 de a...

Sagitario, conoce cuáles son los números y horas que te darán más suerte en este día. Por Profesor Zellagro

Escorpión - Número de la suerte 31 de a...

Escorpión, conoce cuáles son los números y horas que te darán más suerte en este día. Por Profesor Zellagro