publicidad
Sirviendo té verde

Del té y sus maravillas

Del té y sus maravillas

La segunda bebida que más consumimos en el mundo celebra hoy su día.

Sirviendo té verde
Sirviendo té verde

Por: Mariana Camacho

La última vez que estuve en una “cata” de té fue en la terraza del cocinero mexicano Ricardo Muñoz Zurita, un viajero e investigador que en ese momento tenía presente entre sus hábitos tomar té. No cualquier té. Entre su selección de favoritos había un matcha (ese polvo, fino como el talco, que es la versión más pura del té verde) que sirvió en pequeños cuencos e insistió que tomáramos, en un par de sorbos, frío; también había un té de jazmín pasado varias veces por agua —como un ejemplo de que “el buen té no se amarga”— y un té rojo (añejo), todo un delicatessen.

publicidad

Esto viene a cuento porque hoy es el Día Internacional del Té, una celebración de la cultura alrededor del cultivo y beneficio de las hojas de camellia sinensis (el nombre científico de la planta de la que proviene el té) alrededor del mundo. La primera vez que una sociedad de productores se reunió para celebrar el Día Internacional del Té era el año 2005 en Nueva Delhi, tras una petición derivada de la fuerte crisis que afectó en 1998 al mercado del té. De modo que el objetivo original de esta celebración es promover la cultura de esta bebida entre los países consumidores (principalmente Reino Unido, Francia, Alemania y Holanda) y los productores (India, China, Vietnam, Malasia, Uganda, Tanzania, Sri Lanka, entre otros), como un “mensaje de colaboración entre todos los involucrados en la cadena de valor”, explica la Confederación de Pequeños Productores en India.

Desde entonces, cada 15 de diciembre el mundo recuerda por qué el té es una bebida de valor por dónde se le vea. ¿Ejemplos?

De la taza al plato
El té es un ingrediente, uno que se ha revalorado en diferentes áreas de la cocina y que para algunos cocineros se ha convertido en elemento fundamental. El té es un instrumento para dar a la comida toques herbáceos, florales o ahumados. Estas combinaciones pueden estar presentes en algo tan sencillo como una galleta o tan elaborado como uno de los postres de Janice Wong, una de las mejores reposteras del mundo, en un cóctel con ginebra o en la marinada de cualquier tipo de carne.

publicidad

En el lado tradicional y cotidiano de la cocina el té es un elemento fundamental. Algunos buenos ejemplos son: la hospitalidad marroquí, en la que es indispensable, como un gesto de bienvenida, ofrecer un vaso de té negro con menta a cualquier huésped; el dim sum, una suerte de aperitivo chino en el que los dumplings (y otras botanas como los panes al vapor) se acompañan con una o varias tazas de té o la costumbre inglesa del té de media tarde, acompañado con scones y sándwiches de pepino, lo mismo en casas que en salones.


Orgullo, prejuicio y teteras
Después del agua, el té es la bebida más consumida del mundo. Es también una vieja compañera de la humanidad (para calcular su antigüedad vayamos a China unos dos mil años AC). De ahí que existan ríos de referencias culturales a la bebida, a su disfrute, a su consumo cotidiano y a sus propiedades.

En Inglaterra —quinto consumidor de té en el mundo— abundan ejemplos de este tipo de referencias: algunas clásicas como la disparatada escena en la mesa del Sombrerero Loco que describe Lewis Carroll en Alicia en el país de las maravillas, o la invariable presencia del té en las conversaciones de las heroínas de Jane Austen, así como en montones de escenas de películas y series de época (hola, Downton Abbey).


A tu salud (física y mental)
Al igual que el vino, el té tiene taninos —esos compuestos que dan el gusto amargo y astringente a las plantas—. A los taninos, por ser polifenólicos, se les atribuyen propiedades antioxidantes, anticancerígenas e inhibidoras de la absorción de colesterol. De ahí que en estudios recientes se haya sugerido incluir un par de tazas de té en una dieta sana.

En China, dónde las ceremonias más tradicionales de té están basadas en la filosofía taoísta, el té es parte de un ritual que alude a beneficiar al cuerpo lo mismo que al espíritu. El Chao Dao (nombre de la ceremonia) favorece la quietud y ayuda a la meditación. En Occidente esta práctica ha sido retomada por grupos y organizaciones, como Global Tea Hut, como una forma de reunión y un espacio para aflojar el acelerador de la vida. Aquí, un ejemplo:

Tea Ceremony from renata chebel on Vimeo.


Cocina recomienda:


Relacionado
Pierogi relleno de carne
En Chicago: la mejor cocina polaca
En el Polish Triangle de Chicago se combinan las salchichas caseras, los quesos y la polka.
publicidad
publicidad
Estos empleados desconectaban las máquinas expendedoras de un sistema de pago electrónico y luego sacaban las golosinas con tarjetas sin fondo.
El chef, Noé García, nos enseña a preparar una ricas y deliciosas hamburguesas desde casa, ideal para los pequeños. Un excelente platillo para un día de parrillada.
Los efectos negativos del azúcar para la salud son ampliamente conocidos, pero a pesar de esto muchas personas no pueden dejar de consumirla. Expertos recomiendan cortar definitivamente la comida azucarada por tres días consecutivos, esto podría acostumbrar el cuerpo a la ausencia repentina.
Entre viaje y viaje Raúl no pudo prepararle una fiesta a su esposa por su cumpleaños y nos explicó cómo terminó todo.
publicidad