publicidad
soccer playing

Tips para seguirle el ritmo a los chicos

Tips para seguirle el ritmo a los chicos

La llegada del verano nos trae nuevas oportunidades para disfrutar en familia. ¿Podemos mantenerle el ritmo a los chicos?

soccer playing
soccer playing

En esta época del año, los hogares se revolucionan porque el receso escolar y la llegada del verano nos traen nuevas oportunidades para seguir disfrutando en familia. Como es lógico, padres y madres no quieren perderse esta etapa en la que pueden pasar más tiempo con los chicos, viéndolos crecer o incluso saliendo de vacaciones. Pero muchos, no saben cómo hacer para seguirles el ritmo a los más chicos y compatibilizar las actividades que deben realizar juntos.

1. Planificar y dialogar

La venezolana Nohelia Siddons, quién lleva más de 13 años trabajando en esta temática, aseguró que el primer paso es planificar lo que se desea hacer y sentarse con los niños para saber qué quieren. “Es fundamental que haya comunicación. Hay que pedirles a los chicos que nos digan cuáles son las 2 o 3 actividades que quisieran hacer con nosotros.

publicidad

El error que cometen muchos padres es que meten a los chicos a hacer algo que no les gusta y el niño se aburre. Luego no lo quieren hacer más y terminan en la casa sin hacer nada o conectado a los videojuegos”.

2. Actividades junto a ellos

Según las recomendaciones de nuestra experta, lo ideal antes de diagramar las actividades es tener en cuenta lo que estamos pensando hacer como padres, pero respetando lo que a los niños les gusta. De esa forma, les podremos seguir el ritmo sin que se aburran. “Si a tu hijo le gusta ir a la playa, llévate juguetes para que puedas jugar con él. Si le gusta ir al parque, podrías ir en bicicleta o llevarte un balón para jugar. Lo importante es que no seamos tediosos con la misma actividad y que tengamos la habilidad de intercalar diferentes actividades en el mismo día”.

3. Coherencia, coherencia, coherencia…

Esta es la actitud que recomienda Nohelia Siddons que deben mostrar los padres para no quedar enredados en los caprichos de los niños o para evitar que estos terminen imponiendo sus ritmos. “Tengo muchos ejemplos de niños que le piden a sus padres ir a un summer camp determinado porque van sus amiguitos, pero resulta que los padres no tienen el dinero para mandarlos. A veces los niños terminan montando un escándalo para que les digan que sí. Pero si tú dices no, que signifique no. Porque muchos niños entienden que ese no, puede ser un tal vez y si insisten pueden lograr el sí. Entonces, el niño sabe que puede manipular a sus padres”.

publicidad

4. Aprender a leer su lenguaje corporal

“Muchos padres "remarca Siddons" no tienen idea sobre esto. Tienes que aprender a leer el lenguaje corporal de tu hijo. Si él no quiere hacer una actividad que te gusta a tí, no lo obligues porque terminará agarrándole fobia y no es lo que queremos. La próxima vez se quedará en la casa o conectado a los videojuegos y no querrá ir contigo. Míralo, habla con él y trata de saber cómo se siente”.

5. Volver a ser niño otra vez

La asesora en temas familiares nos recomendó ponernos en el lugar de los chicos por lo menos durante media hora. “Debemos entender que los niños son pura imaginación. Cuando nos volvemos adultos, perdemos esa parte. Ellos pueden crear cosas de la nada. Vuélvete un niño otra vez y ponte a jugar a la par de tus hijos. A los niños les gusta eso. Mi hijo tiene sólo 4 años y cuando puedo me vuelvo un pirata y brinco en los muebles como si fuera uno y a él le encanta. Siempre me dice: mamá tu eres la mejor amiga que tengo en el mundo”.

6. Menos dinero y más tiempo

Muchas veces dejamos de hacer cosas por falta de dinero. Pero según Nohelia, en este caso lo que más necesitamos es tiempo. “Siempre necesitamos buscar el tiempo, porque sino, algo está fallando y las prioridades están cambiadas. Hay un millón de cosas que puedes hacer si no tienes dinero. Puedes jugar, hacer actividades manuales, crear juguetes. Debemos ser creativos. Además, no necesitas dinero para pasarla bien con tu hijo. Él necesita de vos. Tu hijo quiero estar contigo y necesita tu tiempo”.

publicidad

7. Adolescentes: mucha paciencia y salidas conjuntas

En el caso de los adultos, Siddons recomienda organizar salidas compartidas con los hijos y los amigos de estos. En el caso de las mujeres, lo ideal es armar actividades en las que madre e hija puedan hablar. “Hay que tener mucha paciencia, especialmente si son niñas, porque se vuelven muy pero muy sensible. Ellas quieren que las escuchen, hay que tener paciencia y dejar que se desahoguen”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad