publicidad
1 de 23
Publicidad

Cuando me aceptaron en un colegio de Boston, no me podía imaginar el ajetreo que mi mamá y yo nos íbamos a meter. Nosotras vivimos en Miami, así es que los viajes al aeropuerto se transformaron en algo rutinarios, después del primero, por supuesto.

Publicado: 12 Jun | 11:46 AM EDT
publicidad