publicidad
Abdominales a la perfección

La energía está en tus ‘abs’

La energía está en tus ‘abs’

Miguel Rivera, bailarín de ‘Mira Quién Baila’ tuvo sobrepeso en su adolescencia, pero se cargó de energía y venció la gordura.

Abdominales a la perfección
Abdominales a la perfección

Si estás preocupada por el sobrepeso de tus hijos o porque crees que no están haciendo nada para mantenerse en forma, con energía y saludables, te encantará la historia de Miguel.

Es que Miguel Rivera es un excelente ejemplo de cómo se puede superar el sobrepeso con una buena rutina de ejercicio físico, una buena alimentación y mucha disciplina.

La clave está en el abdomen

La verdad cuesta creer que este bailarín portorriqueño, que cada domingo se destaca en las galas de Mira Quién Baila, haya sufrido de sobrepeso cuando era un adolescente. “Tú sabes como se festejan las Navidades en mi país ¿no?. Entonces, empecé a comer y comer, no me cuidaba. Así llegué a pesar más de 200 libras”.

publicidad

Pero el propio Miguel se dio cuenta de que así no podía seguir y empezó a tomar clases de crossfit, un programa de entrenamiento de ejercicios combinados de alta intensidad y corta duración. Luego, llegó la hora de practicar atletismo, específicamente 400 metros con vallas. Más tarde, su etapa de personal trainer y finalmente la de bailarín profesional.

Sigue a Jimena Gallego en su twitter para más ideas sobre cómo mantener tu energía y la de tu familia.

En total, Rivera ya suma 18 años en permanente movimiento y en la que su clave ha sido fortalecer su abdomen. “Creo que es el corazón del cuerpo y todo sale de ahí. Si no tienes un abdomen fuerte, no tienes fuerza para moverte hacia atrás, hacia adelante, hacia los costados. En una rutina, ya sea explosiva o de resistencia, sin un abdomen fuerte no puedes soportar una cargada o algún impulso. Si no trabajas esa área, te dan calambres musculares”.

Esta podría ser tu rutina de entrenamiento

Ya hemos decidido ponernos en movimiento, pero ¿cómo podríamos empezar? Entonces, Miguel Rivera nos ayudó a diagramar la que podría ser nuestra rutina y para aplicar cinco días a la semana.

En ese sentido, el ex atleta recomendó realizar una rutina diaria de 40 ó 50 minutos como mínimo, en los que podemos caminar o correr para lograr un buen ejercicio cardiovascular y al que le agregamos abdominales. La podemos repetir lunes, miércoles y viernes, mientras que martes y jueves trabajamos en resistencia y tonificación con el levantamiento de pesas en el gimnasio. “Lo ideal es siempre comenzar con 30 minutos de cardio, pero puede ser más de eso o lo que la gente crea necesario. Luego seguimos con la rutina de abdominales”.

publicidad

Hay una forma divertida de hacer abdominales

Es lindo estar en forma y verse bien, pero para muchos de nosotros requiere el sacrificio de entrenarse. Miguel nos da aliento y nos confiesa: “Sí, se puede. Hay una forma divertida de hacer abdominales”.

“Los invito a que creen sus propios ejercicios y no se queden con lo que hayan visto. Tenemos que buscar todos los puntos del abdomen para hacerlo completo. Podemos trabajar con todo el abdomen, con los laterales, los superiores o los inferiores. La idea es ir mezclando todos esos ejercicios para no aburrirte. Porque repito que hay una manera divertida de hacer abdominales”.

El joven bailarín adelantó que en la medida que uno va conociendo su cuerpo y las diferentes técnicas, es más fácil ir creando ejercicios que nos ayuden a mejorar la rutina y hacerla más llevadera.

Las dos primeras semanas son cruciales

Con sinceridad, Miguel admitió que las dos primeras semanas de entrenamiento son las que más cuestan, pero luego “el cuerpo se acostumbra y todo empieza a ser más fácil”.

El participante de Mira Quién Baila, que llega a realizar unos 1.000 abdominales por día, remarcó que es muy importante fijarse una meta. “Por ejemplo, podemos empezar diciendo: mi meta de hoy es hacer 300 abdominales. Ojo, no es necesario hacerlas todas de una vez, porque lo realmente importante es terminar, aunque te tome 1 ó 3 horas hacerlo. Si la cortas al medio, no te vas a enfocar en eso”.

publicidad

Entonces, repitió que un abdomen fuerte se refleja en una mejor respiración, en una mejor postura y en una mejor aspecto general. “Realmente puedes estar muy bien. Vas a tener control de tu postura y de tu espalda. Emocionalmente, uno también se siente mucho mejor porque sabe que ha trabajado y puede ver los resultados”.

Hay que escuchar a los niños

Desde su rol de entrenador, Miguel Rivera pidió a los padres que aprendan a escuchar a sus hijos para ver qué deporte o entrenamiento quieren practicar. También recomendó “que experimenten todo lo quieran hasta saber qué es lo que nos gusta practicar o jugar. No hay limitarse a lo que nos digan otras personas. Tenemos que seguir hasta que encontremos lo que nos gusta”.

Participa en el sweepstake de Quaker para tener la oportunidad de ganar $250.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad