publicidad
Mamá animando a su hija

Frases para motivar a tu familia

Frases para motivar a tu familia

Todo el mundo ama las palabras de elogio y reconocimiento. La motivación es el secreto para ayudar a los niños a desarrollar su máximo potencial.

Mamá animando a su hija
Mamá animando a su hija

Todo el mundo ama las palabras de elogio y reconocimiento. Usa esto como una ventaja cuando estás con tu familia. La motivación es el secreto para ayudar a los niños a desarrollar su máximo potencial y para tí, el ser un factor motivacional, significa que tienes una habilidad invaluable.

Una Familia motivada es una familia feliz

Encontrar maneras de motivar a tus hijos a ser buenos trabajadores les permitirá aprovechar sus talentos naturales y las oportunidades de la vida. Motivar a tu cónyuge puede ayudarle a construir sobre sus capacidades para un éxito profesional y a tí para conseguir su ayuda en los menesteres alrededor de la casa.

Tú puedes motivar a la familia mediante el uso de palabras de alabanza dándoles ánimo. Y a la vez, para que se entusiasmen con sus logros, enséñales a ser perseverantes.

publicidad

Sigue a Jimena Gallego en su twitter para más ideas sobre cómo mantener tu energía y la de tu familia.

USA PALABRAS DE ELOGIO -  Las palabras de elogio te dan la oportunidad de expresar tu opinión en cómo alguien está haciendo algo y esto puede ser una excelente fuente de motivación. "Gran trabajo en la prueba de matemáticas!" "No puedo creer lo bonita y limpia que está tu habitación". Usa palabras como "bueno", "excelente", "impresionante" amor" y "maravilloso".

Utiliza palabras similares cada vez que un miembro de la familia lleva a cabo algo que se esperaba hiciera bien. Déjales saber que los aprecias por lo que son y que eres consciente del esfuerzo que ponen en lo que hacen. Además, es una buena forma de dar a conocer lo que tú consideras es importante.

Ten en cuenta estas frases para usarlas espontáneamente cuando sea apropiado:

  •  ¡Buen trabajo!
  •  ¡Excelente!
  •  Qué atento estás...
  •  Eres muy generoso
  •  Me encanta lo paciente que eres con los niños
  •  Eres un padre amoroso
  •  Me gusta lo cariñoso que eres
  •  Eres un gran trabajador
  •  Eres muy bueno organizando cosas

Dales ALIENTO - Las palabras de aliento demuestran que te preocupas y estas pueden actuar mejor que la alabanza como motivador. Tu elogio puede hacer que los niños se apoyen en ellas en la evaluación de sus propias acciones. Alentar, por otro lado, permite que la persona que lo recibe se forme una opinión positiva de sí misma. Reconoce en voz alta cuando alguien de la familia está haciendo un esfuerzo. Si ves progreso, demuestra que lo ves y que lo aprecias.

publicidad

Si tu hijo recibe una buena calificación en una tarea escolar, díle que sí parece que le dedicó tiempo, y que puso atención y esfuerzo en su trabajo. Dile: "Te debes sentir bien al saber que hiciste un buen trabajo!" o "¡Qué bueno que has completado las tareas sin que te lo pidiera!" Se puede dar aliento, independientemente de lo bien que alguien lo hizo o si han cumplido o no con tus expectativas. Por ejemplo, si tu hijo no sacó su mejor examen, puedes animarlo a obtener mejores resultados al señalar lo positivo: “No recibiste una ‘A’ ahora, pero sé que hiciste un buen trabajo”.

Tus palabras de estímulo demuestran que te identificas con los objetivos de tu familia e indican que reconoces el esfuerzo de ellos.

Enseña a ser PERSISTENTE - A veces empezamos motivados pero debido a contratiempos la motivación y el entusiasmo nos fallan a mitad de camino. La persistencia y la fortaleza nos dan la capacidad de hacer frente a situaciones difíciles para resolver problemas de la vida sin darnos por vencidos.

El doctor Sam Goldstein ha escrito muchos libros sobre infancia y psicología y es el editor en jefe del Journal of Attention Disorders. Goldstein dice que una de las mejores cosas que un padre puede hacer por los niños es enseñarles a ser fuertes.

Todos nos enfrentamos a retos cada día y la actitud correcta puede hacer una gran diferencia. Puedes fomentar la resistencia al destacar los puntos fuertes de tus hijos y decirles que valoras cierta cualidad personal o un rasgo de carácter.

publicidad

Dile a tu familia que estas son cualidades positivas que hacen una diferencia a largo plazo. Cuando alguien está involucrado en una situación difícil recuerda a tu familia que se cometen errores en la vida pero que nos brindan la oportunidad de aprender.

Enseñar perseverancia a tu familia los mantendrá motivados. Muy a menudo, nuestras palabras de aliento son las que ayudan a fomentar la capacidad de recuperación:

  •  “Tienes talento, cosas buenas te vendrán por ser un buen trabajador”
  •  “No te preocupes, todos cometemos errores, ¡te quiero!”
  •  “Sigan así, ¡Roma no se construyó en un día!”
  •  “Han progresado mucho y me hacen muy feliz, ¡sigan así!”

Participa en el sweepstakes de Quaker para tener la oportunidad de ganar $250.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad