publicidad
Dar sin esperar nada a cambio

Enséñales el placer de dar y recibir

Enséñales el placer de dar y recibir

A ver, a ver!! ...¿Cuántas veces hemos escuchado que el ser humano es egoísta por naturaleza? ¿Somos protagonistas de acciones un tanto individualistas?

Dar sin esperar nada a cambio
Dar sin esperar nada a cambio

A ver, a ver!! ...¿Cuántas veces hemos escuchado que el ser humano es egoísta por naturaleza? Sin dudas, la negación a esa frase viene a nuestras mentes de inmediato. No puede ser que la naturaleza nos haya hecho así. Se supone que somos una especie perfecta. Sin embargo, al hacer memoria empezamos a visualizar  con cuánta frecuencia somos protagonistas de acciones un tanto pasadas de individualismo.

Ciertamente, el apuro en que vivimos parece obligarnos a no permitir  que otros entren al vagón del metro primero que nosotros, o que se sienten en el único puesto desocupado en el bus. Ceder el paso a alguno en medio del tráfico no sucede ni en sueños y mucho menos consentir que aquél que tenemos al lado en el supermercado, se lleve el último pavo descongelado con el que contabas para preparar tu banquete de acción de gracias.

publicidad

Sigue a Jimena Gallego en su twitter para más ideas sobre cómo mantener tu energía y la de tu familia.

¿Será entonces que estamos condenados a ser egoístas? Pues no, los expertos dicen lo contrario. Gestos de gratitud, generosidad y compasión son hábitos que aprendemos y a los cuales nos acostumbramos mientras más los practicamos.

Justo ahora cuando tenemos el día de Acción de Gracias a la vuelta de la esquina, qué tal si aprovechemos la oportunidad y nos metemos de lleno en la práctica de “dar y recibir” involucrando con ello a nuestros niños, para que así comprendan el significado de esta celebración.

Sobredosis de aprecio, el mejor ejemplo!!

Consultamos los sabios consejos de la Dra. Michele Borba, experta en educación y recipiente del Premio Nacional de Educadores en los Estados Unidos, acerca de cómo transmitir a nuestros chicos el desarrollo de sentimientos sinceros de gratitud y aprecio por los demás, por sí mismos y hasta por la vida que tenemos.

En su libro “The Big Book of Parenting Solutions” o Gran Libro de Soluciones para Padres, ella explica que “los niños aprenden gratitud viendo como otros expresan su aprecio en actividades diarias, no planificadas”. Es así como los abrazos constantes, las palabras afectivas y notas de gratitud frecuentes, permiten que los niños copien nuestro ejemplo de manera espontánea y a su vez, lleguen a apreciar diariamente las bondades de la vida que les rodea.

publicidad

Explica Michelle Borba además, que estudios recientes comprueban que  los chicos más felices son aquellos que muestran un sentimiento de aprecio por la vida, independientemente de la riqueza material o de sus circunstancias personales.

Gracias... gracias... muchas gracias!!

No te olvides de agradecer las valiosas hazañas que tus pequeños realizan a diario. Asegúrate de encontrar un momento oportuno para darles gracias por esa acción del día que captó tu atención y tu corazón. Ellos copiarán tu ejemplo y comenzarán a enviar sus propios mensajes de aprecio a otros.

Igualmente, comenta Michelle Borba, que la invitación al acto de dar “gracias” como un mantra que se repite constantemente, a la larga desarrolla niños con un gran sentido de aprecio. Según su concepto, desde que el niño aprende a hablar debemos enseñarle a decir gracias y recordarle que debe hacerlo cada vez que se le olvida.

Comparte tu gratitud con “Todos”

“El espíritu de gratitud en los pequeños se desarrolla por medio de experiencias reales que les ayuden a ver cuán agradecidos están otros por sus actos de compasión.” Es por ello que en una época como ésta, tan cercana al día de “Acción de Gracias”, es recomendable poner la cartera un lado y en vez de dar a los niños más regalos materiales, lo mejor es buscar la oportunidad para que sean ellos los que les den a otros:

publicidad

Prepara con tus hijos unas galletitas horneadas en casa y organiza una visita a un hogar geriátrico.

Ofrece recoger las hojas caídas durante el otono en el patio de algún vecino enfermo.

Recolecta libros infantiles que tus niños ya no leen y planifica una donación familiar a un hospital pediátrico.

Visita a un pariente o amigo que se encuentre solitario.

Participa con los chicos en la recolección de alimentos para la cena de Thanksgiving, y su distribución entre las familias más necesitadas dentro de tu comunidad.

Cuando retornes a casa, comenta con tus niños la maravillosa acción de gracias que han realizado. Imaginen juntos cómo se habrán sentido de felices aquellas personas que recibieron ayuda y qué bien se sienten todos compartiendo el placer de “dar y recibir”.

Participa en el sweepstake de Quaker para tener la oportunidad de ganar $250.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad