publicidad
Cambia de alimentación en verano

Cambia tu alimentación en verano y llénate de energía

Cambia tu alimentación en verano y llénate de energía

Como en verano no necesitamos tantas calorías podemos introducir algunos cambios en nuestra alimentación para mantenernos frescos.

Cambia de alimentación en verano
Cambia de alimentación en verano

¿Sabías que estás a sólo ocho vasos de agua de mantener tu energía durante el verano? Esa es la medida mínima de líquido recomendada durante los días de mucho calor y para evitar cuadros de deshidratación que nos pueden quitar fortaleza para cumplir con las actividades que teníamos planificadas.

Estos trastornos se presentan cuando la cantidad de agua del cuerpo ha descendido por debajo de los niveles necesarios. Afecta a todos los seres humanos, pero tiene mayor impacto en bebés y niños pequeños.

Para Rebecca Salomon, nutricionista de The Mount Sinai Medical Center de Nueva York, la pauta general “para la ingesta diaria de líquidos es 64 onzas (2 litros), que equivale a 8 vasos de agua. Si sientes sed, esa es la forma que tiene tu cuerpo de decirte que estás deshidratado. Por eso, siempre debemos tratar de adelantarnos a la sensación de sed”. 

publicidad

Sí a las Zero

La profesional consultada detalló que las bebidas de bajas calorías y las que tienen cero azúcar, que habitualmente denominamos diet o de dieta, están permitidas. “Sólo nos tenemos que asegurar de beber muchas bebidas sin calorías con el fin de mantener una hidratación adecuada durante el tiempo en el que más sudamos”.

En verano es mejor cambiar nuestra alimentación

A diferencia de lo que ocurre en invierno, cuando necesitamos mayor aporte calórico, ya vimos que en verano podemos prescindir de ellas. Por eso, Salomon nos recomienda introducir algunos cambios en nuestra alimentación para mantenernos frescos. “Aumentar el consumo de frutas y verduras es una buena manera de aumentar nuestra ingesta de líquidos con productos saludables con un alto contenido de agua”.

Según la nutricionista de The Mount Sinai Medical Center lo ideal es “tratar de comer la mayor cantidad posible de alimentos frescos o integrales. Se debe reducir la ingesta de aquellos envasados y procesados, que tienden a ser más altos en calorías, grasas y sodio”.

“Mi mejor consejo "dijo la especialista- es permitirse un plato con muchas calorías, pero sólo ocasionalmente. Si tú sabes que las porciones serán muy grandes, lo mejor es que vayas con un amigo o familiar y las compartas. Calcula tus calorías para el día y deja espacio para otra comida o un postre posterior”.   

publicidad

¿Cómo mantienes tu energía al máximo? ¡Cuéntanos!

Lo que no puede faltar y lo que debemos evitar

En esa línea con las recomendaciones de Salomon, los productos alimenticios que no pueden faltar en el refrigerador, freezer o en la mesa de nuestras familias durante el verano son:

- Frutas y verduras frescas.

- Productos integrales (panificados de salvado, centeno, etc.)

- Granos enteros.

- Fuentes de proteínas magras (carnes, pollo, pescado, etc.)

- Sopas frías como gazpachos de tomate, de zanahoria, etc.

Los que se deben evitar son:

- Sodas y refrescos regulares.

- Jugos.

- Exceso de cafeína (es un diurético y puede contribuir a la deshidratación).

- Platos de alto contenido calórico.

Otros tips para aplicar en verano y combatir el calor:

- Tomar duchas frías.

publicidad

- Si se realiza ejercicio físico, beber abundante líquido (por encima de la ingesta diaria recomendada)

- Dietas saludables.

- Vestir colores claros.

- Elegir prendas con telas transpirables.

By the way... ¿Cuál es tu comida favorita?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad