publicidad

Alimentos que detienen el tiempo

Alimentos que detienen el tiempo

Si no podemos parar el reloj... al menos hacer que vaya más lento, para quedarnos disfrutando una eterna juventud. ¿Cómo lograrlo? Aquí está el secreto.

Suena el despertador y sin más tiempo para quitarte la pereza, saltas de la cama. Bien sabes que a partir de este momento empieza el maratón, tu rutina diaria, ésa que no termina sino hasta bien entrada la noche. Con los ojos medio abiertos, te asomas al espejo y de pronto, recuerdas aquellos tiempos maravillosos en que sólo bastaban unas pocas horas de descanso para sentirte como nueva.

Ese es el instante en que tu mente escapa y empiezas a soñar con la píldora milagrosa, la vitamina perfecta, aquélla que no sólo te impulse a llevar a cabo tu excitante día a día, sino que además te haga lucir radiante para siempre… Pues, aunque no lo creas la fuente de la eterna juventud está a la mano.

publicidad

¡Sigue a Jimena Gallego en su Twitter para más ideas llenas de energía!

Será esto posible?

Por supuesto que todos queremos develar el secreto, saber dónde se puede conseguir ese manantial de energía y para ello conversamos con Sylvia Meléndez-Klinger, especialista en dietética y experta en el estudio de la cocina hispana, sus raíces y los elementos que ayudan a incrementar nuestro bienestar físico, por fuera y por dentro.

De entrada, Sylvia nos dice que “el envejecimiento es un desarrollo que nadie puede parar, pero hay muchas cosas que lo aceleran, mientras que hay otras que lo retrasan. El secreto está en los alimentos, la cantidad de agua que consumimos, el ejercicio, y hasta la forma como cocinamos.”

Resulta que en nuestro cuerpo existe una especie de batallón con dos equipos que se pelean entre sí, los chicos malos o radicales libres, quienes viven empeñados en apurar nuestro envejecimiento, y los chicos buenos o antioxidantes, los cuales se ocupan de inhibir la oxidación causada por los radicales libres en nuestras células.

Explica Meléndez-Klinger, que es allí donde debe radicar la estrategia para crear nuestra propia fuente de la eterna juventud. Evitar factores externos, productores de radicales libres como el cigarrillo, la contaminación, los alimentos muy cocinados, el exceso de ejercicio y en contraste, aumentar el consumo de alimentos ricos en ingredientes que nos vigorizan y devuelven una apariencia saludable, como si en verdad pudiéramos detener el tiempo.

publicidad

Una alacena repleta de energía y juventud

Indagamos y llegamos a la lista de alimentos milagrosos. Sylvia Meléndez-Klinger dice conocer muchos, pero en su lista de favoritos nos recomienda:

Fresas: Repletas de unos de los antioxidantes más poderosos para combatir los radicales libres, las fresas también están cargadas de fibra, vitamina C y además ayudan a promover la producción de colágeno. “Olvídense de cremas con colágeno para rejuvenecer la piel, coman fresas”, aconseja Sylvia.

Arándanos: La capacidad cognitiva es otra función de nuestro organismo que aunque no se le ven las arrugas, si se le nota el paso de los años. Una taza diaria de arándanos es la porción indicada para mantener la mente clara y recuperar la agilidad del pensamiento.

Bananas: Nada como una cabellera brillante y uñas fuertes para disimular la edad. Quítate unos años de encima y alcanza una apariencia más juvenil consumiendo mucha vitamina H, o biotina. Asegúrate, que nunca falten bananas, coliflor, maní y legumbres en tu despensa.

Salmón: Por supuesto que no le damos tregua a la arrugas y por ello, las combatimos con queratina, la proteína prodigiosa que hace que la piel luzca fresca y humectada. Super alimentos como el salmón, las semillas de linaza y nueces aportan queratina, además contienen el popular ácido graso omega 3.

Huevos: Vista de águila para toda la vida? Por lo menos hacemos el intento y nos cargamos de luteína, un pigmento amarillo que nuestro organismo utiliza como antioxidante y que se encuentra primordialmente en la yema del huevo y el grano de maíz.

publicidad

Después de esta lista básica de alimentos portentosos, Sylvia Meléndez-Klinger  se pasea por la cocina hispana y nos habla de lo que ella llama sus “alimentos héroes”, aquellos que nunca faltan en nuestros platos tradicionales y que posiblemente ni siquiera sabemos de sus facultades milagrosas. Pero, toma consejo si quieres llegar a viejo;  redobla tus porciones de pescado, aguacate, papaya, yuca, quinoa, avena, frijoles, maíz y en vez de utilizar sal, que nunca te falte un buen sofrito con cebolla, ajo, tomate, cilantro y perejil.

  Participa en el sweepstake de Quaker para tener la oportunidad de ganar $250 en una tarjeta de regalo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad