publicidad
Tortas Neza en Queens

¿Cómo no las vas a querer? Las tortas de Neza York

¿Cómo no las vas a querer? Las tortas de Neza York

Con mezclas de ingredientes mexicanos y referencias futboleras las tortas de Galdino Molinero conquistaron Queens.

Tortas Neza en Queens
Tortas Neza en Queens

Por: Mónica Ocampo

El mexicano Galdino Molinero se ha hecho famoso en Nueva York por sus tortas, un clásico entre panes que mezclado con referencias futboleras es un éxito rotundo en el cruce de la Avenida Roosevelt y la calle 111 en Queens.

En un fin de semana Molinero puede vender hasta 300 tortas compuestas por ingredientes representativos del lugar donde juegan los equipos de la liga mexicana de futbol soccer. Así, la torta de los Diablos Rojos de Toluca está rellena con chorizo, con queso de puerco la de los Pumas, con huevo la de las Chivas y con pollo la de las Águilas. También hay combinaciones de su cosecha, como la de Tecos, a la que le pone salchicha y huevo. Todo acompañado de quesillo, aguacate, tomate, frijoles y chiles.

Las tortas, que oscilan entre los seis y catorce dólares, están preparadas al momento y prescinden de productos enlatados. Aunque Galdino afirma que todas las tortas “tienen lo suyo”, admite que la que mayor demanda tiene es la de Pumas. “No es que yo le vaya a ese equipo, es la que más me piden”, asegura sin titubear.

Las Tortas Neza, en su modalidad de food truck, bici o pop up, han sido inmortalizadas en varios reportajes sobre las opciones gastronómicas que ofrece la ciudad de Nueva York: “El tortas”, como sus amigos le dicen, tiene cerca de 29,000 referencias en Google, es reconocido gracias a guías online como Yelp o a su participación en el corto Minute Meal: Su propia liga (dirigido por James Boo) que fue parte de la selección oficial del Food Film Fest 2014 de Nueva York.

La revancha
Galdino Molinero dejó su casa detrás del Estadio Neza —donde se jugaron partidos del Mundial de 1986— cuando tenía quince años para irse a Nueva York; tiempo después regresó a México y cuatro años más tarde, como quien sí quiere la cosa, volvió a la Gran Manzana.

En esa segunda vuelta trabajó en un restaurante cercano a Central Park, en las oficinas de la NFL y en las de la Organización de las Naciones Unidas, antes de que una lesión del ligamento y meniscos en una pierna lo obligara a independizarse.

Fue entonces cuando decidió vender tortas a futbolistas amateurs que jugaban en Flushing Meadows, el parque deportivo de Queens. Al principio vendía sólo la docena que le cabía en una mochila, pero luego la demanda creció y el tortero decidió invertir su dinero en una ' troca'.

publicidad

Su menú de tortas inspirado en los equipos mexicanos de futbol surgió cuando jugaba con uno de sus hermanos. La primera creación fue la Toros Neza, a la que decidieron ponerle chorizo con carne y a esa le siguió la del Cruz Azul, preparada con bistec “porque eso comen los albañiles”.

A través de la comida y el futbol, este nezayorkino mantiene un vínculo con México. Los fines de semana enciende la televisión para ver algún partido de la Liga MX mientras prepara tortas para sus clientes. Como diría una de las porras más conocidas de los Pumas “¿Cómo no las vas querer?”.

#chorizo #tortas #tortasneza #Mexican #sandwich

A photo posted by Josh Bousel (@joshbousel) on

Cocina recomienda:

Relacionado
Maribel Lieberman
La reina del chocolate: Maribel Lieberman
La historia de la hondureña que construyó en Nueva York un imperio chocolatero.
publicidad
publicidad
Aprende con el chef Yogui a preparar huauzontle, una planta comestible de la cocina prehispánica mexicana llena de nutrientes y sabor.
El gusto de Tony Dandrades por la gastronomía de México llegó a su clímax con este platillo que se encontró durante la Ruta de Impacto.
Seguimos con nuestra serie de las recetas de la abuela y en esta ocasión Auri te enseña cómo se prepara el delicioso mole mexicano.
Kevin Aksacki fundó hace 17 años el restaurante de comida brasileña 'Gauchos Village'; sin embargo, por problemas de salud y por las secuelas de un accidente que le quebró las dos piernas, decidió ponerlo en venta. Ahora, sus trabajadores del lugar le propusieron quedarse con las riendas.
publicidad