publicidad
Y al parecer, hasta se ofreció a cuidar del perro si Harry tiene que viajar al extranjero en representación de la casa real o algún compromiso en el ejército.

¿Qué le regalará Kate a Harry en Navidad?

¿Qué le regalará Kate a Harry en Navidad?

La duquesa se dio cuenta de lo mucho que el príncipe Harry quiere a su perro Lupo y está planenando regalarle un cachorrito.

Y al parecer, hasta se ofreció a cuidar del perro si Harry tiene que via...
Y al parecer, hasta se ofreció a cuidar del perro si Harry tiene que viajar al extranjero en representación de la casa real o algún compromiso en el ejército.

La duquesa Catherine de Cambridge se ha dado cuenta de lo mucho que el príncipe Harry quiere a su perro Lupo, la mascota que comparten ella y el príncipe William y que formó parte de las primeras fotos oficiales de la pareja y su bebé, el príncipe Geoge. Por esa razón, la duquesa ha pensado que el mejor regalo que le podría dar esta Navidad a su cuñado es un can, con lo que ya ha estado informándose sobre una nueva camada de labradores amarillos que nacerán a finales de este mismo mes.

Una vez que los cachorros hayan nacido, Harry escogerá el que más le guste para llevárselo a su apartamento del palacio de Kensington.

"Catherine sabe cuánto quiere Harry a Lupo y cuánto le alegra, así que tiene sentido que pueda tener su propio cachorro. A William y Kate les preocupa que Harry se sienta demasiado solo viviendo por su cuenta, por lo que un cachorro sería la solución perfecta", contaba una fuente al periódico Mail on Sunday.

publicidad

Además, Catherine ya le ha asegurado a Harry que no tendrá problema en encargarse del perro cuando este tenga que ausentarse por compromisos oficiales.

"Al parecer, ella está dispuesta a cuidar al perro si Harry tiene que viajar al extranjero en representación de la casa real o con el Ejército", añadió el informante.

publicidad
publicidad
Aureliano Salgado sorprendió a la presentadora en el último minuto del noticiero, pero quedó pendiente la mordida de la torta.
La compañía de vestidos de novia Alfred Angelo cerró sus puertas repentinamente, dejando a cientos de mujeres en la incertidumbre. Sin embargo, utilizando las redes sociales muchas mujeres se han solidarizado, para que brindar una solución a las que pronto van al altar.
Tras el cierre repentino de las tiendas, la compañía se disculpó con sus clientes e indicó que pueden ponerse en contacto para conocer el estado de sus órdenes. Muchas novias podrían recibir sus vestidos.
Sarah Cummins aprovechó el alquiler del salón y la comida, de unos 30,000 dólares, e invitó a 170 personas sin hogar.
publicidad